VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

lunes, 14 de septiembre de 2009

Ocho de cada diez prostitutas que ejercen en Sevilla son extranjeras

La mitad de las mujeres que ofrecen sus servicios sexuales proceden de Iberoamérica, sobre todo de Brasil y Colombia

La gran mayoría de las prostitutas que ejercen tanto en las calles como en los clubes de la provincia de Sevilla son extranjeras. Rumanía y Brasil son los principales países de origen de estas mujeres, si bien también se ha detectado en los últimos años un foco importante de nigerianas que trabajan sobre todo en la calle. Así lo indica un informe de Médicos del Mundo correspondiente a 2008, que refleja toda la actividad asistencial que esta ONG llevó a cabo con las prostitutas a lo largo del año pasado y que sirve para establecer una radiografía de la prostitución en la provincia, a pocas semanas de que entre en vigor el plan especial contra la prostitución puesto en marcha por el Ayuntamiento de Sevilla.
Durante este periodo, Médicos del Mundo atendió en Sevilla a 898 personas que ejercían la prostitución. De ellas, 850 fueron mujeres, 45 transexuales y 3 hombres. Más del 80% de las atendidas eran extranjeras y sólo 111 eran españolas, de las que 85 habían nacido en Sevilla. La ONG diferencia claramente a las prostitutas españolas de las extranjeras. Las primeras son generalmente drogodependientes y trabajan por su cuenta, mientras que las segundas son explotadas por terceras personas o mafias. Entre las españolas hay además muchos transexuales. De hecho, 23 de las 45 personas que se cambiaron de sexo y fueron atendidas por Médicos del Mundo eran españolas y 20 naturales de Sevilla.
La proporción se invierte en el resto de los casos. Ocho de cada diez mujeres que ejercen la prostitución son extranjeras. La mitad de ellas proceden de distintos países de Iberoamérica, con Brasil y Colombia como principales países de origen. De este continente procedían 407 mujeres, 22 transexuales y 2 hombres. De ellos, 147 nacieron en Brasil, 112 en Colombia y 106 en la República Dominicana. Llama la atención el hecho de que fueran asistidos 20 transexuales ecuatorianos.
Pese a la mayoría de iberoamericanas, es un país de Europa del Este el que ocupa la primera posición como lugar de procedencia de las prostitutas que se ganan la vida en Sevilla. Se trata de Rumanía, estado del que proceden una quinta parte de las mujeres que ofrecen sus servicios sexuales. Médicos del Mundo atendió a 205 mujeres rumanas a lo largo del año pasado.
Muchas jóvenes rumanas ejercen la prostitución callejera en la zona de Su Eminencia, en el polígono industrial del mismo nombre. Precisamente hace una semana la Policía Nacional desmanteló una organización dedicada a explotar sexualmente a mujeres procedentes de Rumanía, a las que amenazaban para quedarse con la recaudación de la jornada. Las víctimas eran rumanas y se prostituían en Su Eminencia. En esta zona ha crecido bastante la prostitución en los últimos años.
Las mafias son uno de los principales males que padecen las mujeres que se dedican a la prostitución. Así lo corrobora el coordinador de proyectos de inclusión de Médicos del Mundo, Valentín Márquez. "Las traen engañadas de su país de origen. A veces no les piden el dinero que recaudan, sino que las obligan a pagarles la deuda que han contraído por el viaje. La forma más rápida que tiene una mujer extranjera para poder pagar esa deuda es ejerciendo la prostitución".
Para este profesional, la prostitución es un mundo muy complejo. No existen cifras oficiales de cuántas mujeres prestan sus servicios sexuales en Sevilla porque es una población que fluctúa mucho. "Hay muchos tipos de prostitutas. Están las que ejercen por ser drogodependientes, que son quizás las más vulnerables y que suelen estar principalmente en la calle y más expuestas a la violencia. Luego están las que tienen lazos afectivos con una pareja que las explota o quienes han sido vendidas por sus propios familiares. También hay quien ha sido traída a España, metida en un club y obligada a trabajar porque le han quitado el pasaporte".
Entre las mujeres, sobre todo entre las latinoamericanas, hay algunas que trabajaban en el servicio doméstico y abandonaron estos empleos para pasar al comercio sexual. "No sólo lo hicieron para ganar más dinero, sino porque confiesan haber sufrido más humillaciones como empleada del hogar que ejerciendo la prostitución", apunta el responsable de Médicos del MundoLa investigación de esta organización coincide con otra realizada hace años y que alertaba de que un alto porcentaje de mujeres habían sufrido algún tipo de violencia. En este sentido, las que trabajan en clubes están más protegidas de las agresiones que las que trabajan en la calle, que pueden sufrir violencia tanto por parte del cliente como del proxeneta. La prostitución en los clubes también tiene varias modalidades. Hay locales que admiten a mujeres que pagan su plaza, es decir, que entregan una determinada cantidad de dinero a los propietarios del establecimiento a cambio de que éstos les permitan trabajar en él. En el otro extremo están los clubes en los que se explota directamente a las mujeres bajo amenaza a sus familiares en el país de origen.
A zonas históricas de la prostitución callejera en Sevilla, como la calle Santo Domingo de la Calzada y Alcosa, se le han añadido en los últimos años otras. Los polígonos industriales se han convertido en focos de prostitución callejera a partir de la caída de la tarde. Además de la ya mencionada zona industrial de Su Eminencia, también se ha detectado una presencia de africanas en el polígono Carretera Amarilla, justo enfrente del centro comercial Los Arcos. Las mujeres trabajan de manera más cómoda en los polígonos, ya que no tienen que soportar la presión vecinal, pero sin embargo están más expuestas a las agresiones.
Médicos del Mundo también ha realizado una división por edades de las mujeres a las que atendió. La mayoría de las personas asistidas pertenecen a la franja de edad comprendida entre los 25 y los 34 años. A esa horquilla pertenecían 424 mujeres, 2 hombres y 19 transexuales. Le siguen las jóvenes de entre 18 y 24, con 216 mujeres, 5 transexuales y un hombre. La tercera franja de edad es la comprendida entre los 35 y los 44 años, mientras que no se detectó ejerciendo a ninguna menor ni a niguna persona mayor de 65 años.

No hay comentarios: