lunes, 31 de agosto de 2009

Un sacerdote metodista anuncia su transexualidad ante los miembros de su congregación



Pese a la polémica despertada en su iglesia, la Iglesia Metodista Unificada, con el caso de Drew Phoenix, que estuvo a punto de ser apartado de su ministerio tras anunciar en 2007 que se había sometido a cirugía de reasignación, el reverendo David Weekley se plantó ayer ante su congregación y les contó su historia, hasta ahora un secreto excepto para unos pocos amigos.
Un mes antes les había contado a sus hijos que no era su padre biológico. Ahora le tocaba a su congregación. Poco a poco fue relatando la historia de su vida, y cómo fue ordenado sacerdote en 1984 sin dar a conocer que su sexo biológico era femenino y que nueve años antes de esa fecha se había sometido a cirugía de reasignación.
Los fieles de su congregación, de Portland (Oregón) escucharon el relato de David en respetuoso silencio, que rompieron con un aplauso unánime. Al final del servicio religioso, numerosos asistentes mostraron su apoyo incondicional al sacerdote, algo muy importante para David y que no sabía si esperar, ya que, aparte del caso de Drew Phoenix mencionado arriba, su iglesia se reserva el derecho de expulsión de su seno de aquellos sacerdotes abiertamente gays, y considera una falta grave oficiar matrimonios entre personas del mismo sexo incluso en estados que así lo permitan.
La idea de David era guardar su secreto y no decir nada hasta que le llegara la edad de retirarse, pero un viaje con miembros de su iglesia en junio de 2008 cambió su vida. El viaje consistió en una visita a las ruinas de un centro en Minidoka, Idaho, donde muchos estadounidenses de ascendencia japonesa fueron confinados durante la Segunda Guerra Mundial. El hecho de que el 95% de los miembros de su congregación de Epworth fueran japoneses de origen llevó a Weekley a pensar que debía sincerarse ante estas personas, ya que conocen lo que es el estigma del prejuicio y la alienación.
Tras asistir Weekley y Deborah, su segunda esposa, a un encuentro de personas transexuales en Philadelphia, donde conocieron a otros cuarenta líderes espirituales pertenecientes múltiples confesiones, transexuales como él, ambos tomaron la decisión de anunciar la verdad.
Weekley, que lleva muchos años abogando por una mayor apertura de su iglesia en temas sociales y por una mayor aceptación e inclusión de todas las personas, espera ahora, entre la prudencia y el optimismo, la reacción de su iglesia y las posibles consecuencias de su ‘confesión’. ‘No quiero irme –dice-, pero no podía permanecer más en silencio y escondido’


Fuente: Dosmanzanas

Un transexual se inscribe en el registro civil de Alicante como padre de un menor


El forense constata que la hormonación a la que se somete no impide la reproducción


Un registro civil es un espejo que devuelve un fiel reflejo de la realidad social de su época. La sociedad cambia y varios de esos cambios que estos organismos están constatando guardan relación con el modelo de familia tradicional. Aunque este sigue imperando, otras formas de relaciones están comenzando a consolidarse.
Un día del pasado mes de julio, el Registro Civil acogió la formalización de uno de esos nuevos modelos de familia, inédito porque no se había dado todavía entre sus instalaciones: un transexual se inscribió como padre de una niña.
El caso, según fuentes de la Administración, causó cierto revuelo precisamente por ser una novedad. El inusual padre participó en una larga entrevista en la que participaron un fiscal, un secretario judicial, una juez e incluso un forense. Fuentes del Registro atribuyeron esa especie de examen a que los jueces deben tener ciertas garantías sobre la paternidad cuando inscriben un nacimiento.
El recelo de los funcionarios estaba supuestamente basado en la capacidad para procrear de un hombre que se está sometiendo a procesos de hormonación y que, a la vista, según uno de los presentes, parecía completamente una mujer.
Ese recelo además se veía acrecentado porque la niña que debía ser inscrita había sido declarada en situación de desamparo por problemas de su madre y la tutela había sido asumida por la Generalitat.
Reclamar la tutela
El padre contestó a todas las preguntas que se le formularon e incluso se mostró dispuesto a someterse a una prueba biológica para respaldar su declaración, según las fuentes consultadas. El forense declaró que la hormonación no suponía ningún impedimento físico a priori para la reproducción. Y el transexual se marchó de las instalaciones tan contento con el libro de familia. Ahora podrá reclamar la tutela de la niña ante la Conselleria de Bienestar Social.
«La paternidad y la maternidad son un derecho consustancial a todo ser humano independientemente de su identidad de género», advierte en declaraciones a este diario Mónica Martín, portavoz de Transexualia Asociación Española de Transexuales (AET).
Admite que se han dado ya algunos casos en España como el relatado en este artículo aunque no son muy habituales y no hay constancia estadística de los mismos porque se mantienen bajo la «confidencialidad».
Es más, esta asociación también tiene constancia de al menos una situación en la que una mujer transexual, la que se siente un hombre y se identifica con ese género, ha congelado sus óvulos para poder dar a luz después.
Nota del blog:
Si se trata del "padre biológico", y resulta ser una mujer transexual, creo que deberia de haberse inscrito como " madre", aún en el caso de que fuera pareja de la madre biológica, igualmente deberia de haber sido incrita como "madre", como en el caso de dos mujeres lesbianas.
Tampoco tiene sentido el examen médico y pericial con la intención de certificar la posibilidad de reproducción (ya se trate de un hombre o mujer transexual).
Por el bienestar del menor seria recomendable una evaluación para certificar la idoneidad y descartar cualquier trastorno de personalidad.

Alba ya puede volver a la Guardia Civil



El Gobierno modifica el reglamento militar para que los transexuales puedan ingresar en el Ejército y la Benemérita


El Consejo de Ministros aprobó el pasado 13 de agosto una modificación del reglamento militar que abre la puerta, definitivamente, a que los transexuales puedan enrolarse en el Ejército y en la Guardia Civil. Más de tres años después de que Alba Romero - una agente transexual de 37 años destinada en la Comandancia de la Guardia Civil de Castelló- se enfrentara a la cúpula militar para defender sus derechos, el Ejecutivo ha dado el paso legal para regular la entrada en los cuarteles de este colectivo.

El caso pionero de Alba Romero saltó a las primeras páginas de todos los diarios nacionales después de que Levante de Castelló publicara en exclusiva su historia. Desde entonces, Romero se ha convertido en un icono para los transexuales que sueñan con ser militares algún día. "Fui el primero caso, es cierto, y fue muy difícil para mí reivindicar mis derechos. Pero hoy estoy muy contenta de mi trabajo y muy contenta de que el Gobierno, por fin, se haya decidido a legalizar nuestra situación". Romero está perfectamente integrada en el equipo de Policía Judicial de Castelló, donde investiga casos de violencia de género. El pasado 13 de agosto, el Gobierno dictó un Real Decreto por el que se clarifica el reglamento para la determinación de la aptitud psicofísica del personal de las Fuerzas Armadas, en los apartados relacionados con las denominadas "disforias sexuales".

Según informa el Gobierno, el nuevo texto pretende adaptar a la sensibilidad social actual algunos términos y expresiones referentes a las personas con cambios en los genitales. Estas personas, según señala la nota del Gobierno, tienen la misma aptitud para el servicio militar que tendrían sin esos cambios, "siempre y cuando su salud no se vea comprometida por alteraciones que pudieran condicionar su aptitud psicofísica".

Además, los cambios en el reglamento "pretenden facilitar al personal y juntas de evaluación la determinación del grado de incapacidad médica para el servicio en las Fuerzas Armadas", para distinguir entre la incapacidad para cualquier trabajo y la limitada a una actividad en el Ejército o Guardia Civil.

El nuevo texto establece que, a partir de la entrada en vigor de esta norma, la aptitud psicofísica del personal de la Guardia Civil se determinará aplicando los baremos que figuran en el decreto de 23 de diciembre de 1999, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía. Defensa ya había prometido hace meses modificar sus reglamentos y sus cuadros médicos después de que Alba Romero denunciara públicamente su caso y que rechazara por dos veces la entrada en el Ejército a un transexual jiennense al carecer de pene y testículos. "Espero que todo esto sirva para hacer más fácil el reintegro de personas como yo al servicio. No hay que olvidar que somos gente que tiene una vocación militar, que el Ejército es nuestra vida, y que se estaba cometiendo una gran injusticia", añade Romero. La agente de Policía Judicial considera que a partir de ahora las personas en esta situación "darán la cara, no se esconderán, como venía ocurriendo hasta ahora". Romero lleva 20 años en el cuerpo. Veinte años de vocación y servicio al ciudadano.

Convocan a manifestación contra la Homofobia y la Transfobia en Roma



(ANSA) Diario de Lima Gay - 30 de agosto de 2009
ROMA CONTRO L’OMOFOBIA E LA TRANSFOBIA´ (Roma contra la homofobia y la transfobia) es el lema bajo el cual las principales organizaciones de defensa de los derechos gay-lésbico-trans en Italia estan convocando a una manifestación pública de protesta contra las acciones de intolerancia y odio homofóbico de los que han sido víctimas gays, trans y lesbianas o sus lugares de reunión durante las últimas semanas.
Unidos para combatir la Intolerancia

El próximo miércoles 2 de septiembre a las 10 de la noche se realizará la concentración en la llamada Gay Street Roma , de la Vía de Juan en Letrán .

Las organizaciones Arcigay Roma, ArciLesbica Roma, Libellula, Azione Trans, Fondazione Massimo Consoli invocan a la población a expresar su rechazo a la intolerancia y el odio así como a hacer manifiesta su ira por la no aprobación en el parlamento de una Ley contra la Homofobia y la Transfobia.

La demostración convocada en Roma será sólo el inicio de una serie de manifestaciones por toda Italia que llevarán a una gran manifestación nacional contra la Homofobia y la Transfobia.

Además del reciente incendio de una conocida discoteca gay en Roma, se denunció que hace unos días el cantautor gay Emilio Rez fue agredido mientras regresaba a su casa en el barrio romano de San Juan. A Rez, conocido por su "look" vistoso, inspirado en la moda "glam", le gritó un hombre que lo había detenido por la calle para pedirle indicaciones, "Sucio maricón, ya vas a ver",luego lo amenazó a Rez y, aunque el cantante se escondió en un comercio, lo persiguió y lo golpeó, hasta que intervino la policía.

También se informó que dos turistas homosexuales, uno armenio y otro sueco, fueron agredidos en Nápoli, sur de Italia.

domingo, 30 de agosto de 2009

Un chico transexual lidera en Vermont una iniciativa para instalar baños para ambos sexos en los institutos



Kyle Giard-Chase, de 16 años, encabeza una petición a la Comisión de Derechos Humanos de Vermont para instalar baños ’unisex’ en los institutos de Vermont. Antes de hacer pública su condición de persona transexual, Kyle pertenecía al equipo de hockey sobre hierba de su instituto. En una salida con su equipo a otra ciudad, sufrió amenazas y acoso verbal por usar el baño de chicas. El acoso sólo paró cuando, entre lágrimas, ‘confesó’ que su sexo biológico era femenino.

sábado, 29 de agosto de 2009

Uruguay aprueba la adopción por parte de parejas del mismo sexo



Las parejas del mismo sexo podrán adoptar en Uruguay gracias a la modificación de la ley de adopciones aprobada por una amplia mayoría de la Cámara de Diputados (40 votos a favor y 13 en contra) en el día de ayer. La bancada oficialista del Frente Amplio, partido actualmente en el gobierno, aportó los votos favorables.
Durante el periódo de discusión del proyecto, la Iglesia católica se mostró en contra, con argumentos que ayer volvieron a esgrimir los diputados que se oponían a la medida. Recordemos que el Arzobispo de Montevideo, Nicolás Cotugno -quien fue reprobado por el Parlamento en 2003 tras afirmar que a los homosexuales se les debería aislar del resto de la sociedad- afirmó en un comunicado que ‘la naturaleza humana exige para un correcto desarrollo de su persoalidad que los niños cuenten con modelos de identidad masculina y femenina’.
El colectivo gay ‘Ovejas Negras’ ha apoyado el proyecto ahora aprobado y afirma en su página web que lo que se pretende es “garantizar los derechos de TODOS/AS los niños y niñas. Hasta ahora los hijos de las parejas homosexuales y de aquellas parejas heterosexuales que no se casaron legalmente tienen la mitad de los derechos que los niños de parejas unidas en matrimonio. La muerte de la madre o padre biológico implica que ese niño/a pierda su hogar, y el otro tutor/ora no pueda seguir tomando decisiones educativas, médicas y legales sobre el menor que hasta ese momento tuvo a su cargo. ¿Por qué algunos niños/as gozan de una protección legal completa y otros solo de la mitad? “
La ley, que aún tiene que pasar el trámite del Senado, convierte a Uruguay en pionero en otorgar este derecho en América Latina. En diciembre de 2007, Uruguay se convirtió en el primer país de su ámbito geográfico en el que las parejas del mismo sexo tienen acceso a una unión civil que les otorga los mismos derechos que disfrutan las parejas heterosexuales. Recordemos asímismo que el país se encuentra actualmente envuelto en polémica al rechazar el sector más radical de los militares el decreto que permite a los homosexuales ingresar en el ejército.

Fuente: Dosmanzanas

viernes, 28 de agosto de 2009

Un ejemplo de lucha contra la homofobia en una escuela argentina



La Escuela Media Nº20, de la ciudad de La Plata, trabaja desde hace tres años en un intenso proyecto escolar para combatir la discriminación hacia el colectivo LGTB.
Alumnos y profesores de una escuela pública de la ciudad argentina de La Plata continúan desarrollando un interesante proyecto para desterrar los prejuicios y la discriminación hacia lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) en el ámbito escolar.
Iniciado en 2006, el trabajo ha contado con una activa participación de muchos estudiantes, pertenecientes al bachillerato nocturno de la institución y también de ex estudiantes, que siguieron vinculados al proyecto.
Enfocado de manera interdisciplinaria, el trabajo se desarrolló a través de bibliografía básica referida a las cuestiones conceptuales de Sexo, Orientación sexual y Género, Prejuicios y Discriminación, Homofobia, Lesbofobia y Transfobia. “Creemos que hacer visible lo invisible, tomar conciencia de nuestros miedos y rechazos irracionales y valorar el aporte de la Comunidad GLBT a la construcción de la memoria y a una sociedad más democrática, es un primer paso para contribuir a disipar prejuicios y estereotipos”, fundamentan los impulsores del proyecto.
Actividades y reconocimientos
En el ya largo recorrido del proyecto, alumnos y docentes han organizado muestras fotográficas y presentaciones de powerpoints y han asistido a lugares y eventos de la comunidad gay de Argentina. Así, por ejemplo, participaron del Mundial de Fútbol Gay de Buenos Aires 2007 y se desempeñaron como panelistas en una mesa redonda sobre deporte y discriminación, junto a un representante de la Universidad de Boston y de la asociación Judíos Argentinos Gays.
El proyecto ha recibido el apoyo y reconocimiento de distintos sectores de la vida política y cultural argentina. Fue elogiado por legisladores nacionales como Marta Maffei y ha contado con la adhesión de gran parte del activismo LGTB del país y del exterior. En 2008, el sociólogo español Emilio Gómez Ceto, fundador del Colectivo de Lesbianas y Gays de Madrid (COGAM) también visitó el establecimiento para acercarse a la experiencia, poco usual en el sistema educativo argentino.Durante 2009, los impulsores del proyecto siguen centrando su eje en los conceptos de Orientación Sexual e Identidad de Género y se han unido al Foro Nacional de Educación para el Cambio Social, realizado en La Plata en junio de 2009.Mientras tanto, la Escuela 20 prepara otro trabajo multimedia y sigue cosechando adhesiones desde diferentes sectores, que reconocen la valentía y los esfuerzos implicados en un proyecto que –a pesar de originarse en una escuela pública con recursos insuficientes- ha logrado plasmar con éxito la difusión de valores de tolerancia y respeto.Coordinado por los profesores Daniel Gustavo Benavides y Silvia Realini.Participantes: Marta Marcantonio (bibliotecaria) y los profesores Pabla Robles, Gabriela Drozeski, Adelaida Kraan y Jésica Amann.
Contacto: proyectohomofobia@yahoo.com.ar

jueves, 27 de agosto de 2009

Grande-Marlaska y Pedro Zerolo, galardonados en los I Premios 'BaezaDiversa'


Carla Antonelli galardonada con el premio "Reconocimiento a la Visibilidad"
El alcalde de Baeza, Leocadio Marín, ha anunciado el nombre de las personas e instituciones a las que se homenajeará el próximo 11 de septiembre en el Teatro Montemar por ser referentes de la diversidad sexual
En Baeza se han celebrado por primera vez los Premios de 'Baeza Diversa' con los que el municipio quiere reconocer la labor individual y colectiva a favor de la diversidad sexual y la identidad de género.
Entre los galardonados de este año, se encuntran figuras de alto prestigio en nuestro país, como el juez Fernando Grande-Marlaska, el secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE y concejal en el Ayuntamiento de Madrid, Pedro Zerolo, y la actriz Carla Antonelli.
El alcalde de Baeza, Leocadio Marín, fue el encargado de anunciar hoy en rueda de prensa las personas e instituciones premiadas con estos galardones, que forman parte del programa 'Baeza por la Diversidad, ¿entiendes?'.
Según dijo, son ocho las modalidades de 'BaezaDiversa' y los nombres han sido elegidos a propuesta de la comisión organizadora de los premios, coordinada desde las concejalías de Igualdad y Turismo. En concreto, Pedro Zerolo ha sido merecedor del premio 'Contribución Personal'; Colegades, del de 'Contribución Colectiva' y Librería Berkana, del de 'Iniciativa Empresarial'.
Además, los Hoteles Room Mate han recibido el galardón a la 'Iniciativa Turística'; la revista 'Zero', el de 'Labor Informativa' y la Asociación Visible, el de 'Iniciativa Cultural'. Finalmente, el juez Fernando Grande-Marlaska ha sido reconocido en la categoría de 'Proyección Social' y Carla Antonelli en la de 'Reconocimiento a la Visibilidad'.
El premio es una obra de arte
Las personas e instituciones galardonadas recibirán los Premios BaezaDiversa 2009, creados por el artista Luis Batres Muñoz y definidos por el alcalde como "preciosas obras a medio camino entre la escultura y el grabado usando madera, serigrafía y oro de 24 kilates".
La gala de entrega tendrá lugar el próximo 11 de septiembre en el Teatro Montemar de Baeza. La cita, que será el colofón de una intensa jornada de sensibilización y reconocimiento, será conducida por la periodista Inmaculada Jabato y dinamizada por la pianista María Ortega y el saxofonista José Luis Barahona, integrantes del duo Pisax.
'Baeza por la Diversidad, ¿entiendes?' es un proyecto enmarcado en el I Plan Municipal de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres 2007-2011 del Ayuntamiento de Baeza. Esta iniciativa responde al compromiso de los poderes públicos por remover los obstáculos que dificultan el derecho fundamental a la vida, la seguridad y la igualdad ante la ley de todas las personas, incluidas lesbianas, gays, bisexuales y personas transexuales (LGTB), cuyo origen se sustenta en una discriminación construida en torno a los estereotipos de género

80 por ciento de la población trans desconoce sus derechos, revela estúdio



Por Leonardo Bastida Aguilar (NotieSe.org) En Adital.- México
Poco más de 84.2 por ciento de la comunidad transgénero aseguró desconocer la existencia de una ley que la proteje y defiende de la discriminación, reveló la investigación Discriminación y Exclusión Laboral de la Población Travesti, Transgénero y Transexual de la Ciudad de México.
Elaborada por Rocío Suárez como parte del diplomado Teoría y Práctica de las Organizaciones Civiles con trabajo en disidencia sexual y VIH/sida en México, organizado por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, el estudio parte de la entrevista a 51 miembros de la comunidad trans de 13 de las 16 delegaciones del Distrito Federal.
“El estudio muestra la situación laboral de la comunidad trans, pero también aspectos más generales como la falta de conocimiento sobre las instancias a las que se puede recurrir en caso de experimentar actos discriminatorios”, señaló la integrante de la organización TVMex.La investigación muestra que 54.8 por ciento de las personas trans desconocen las modificaciones al Código Civil del DF que permiten contar con una nueva acta de nacimiento por reasignación para la concordancia sexogenérica. Al respecto, 82.4 por ciento de los y las encuestadas dijo estar dispuesto a obtener una nueva acta de nacimiento.
El organismo más conocido en materia de erradicar la discriminación por parte de este sector de la población fue la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, con 61 por ciento de las menciones.
Asimismo, 64.6 por ciento de las personas de la comunidad transexual, travesti y transgénero reconoció haber sufrido algún acto de discriminación en el ámbito laboral. En materia de ocupación, 54.8 por ciento las y los encuestados reveló estar autoempleado. La principal causa por la que se recurre a esta forma de trabajo es la discriminación existente en los centros laborales y la falta de documentos oficiales para acceder al empleo.
Las personas que dijeron ser empleadas y recibir prestaciones de ley lo hacen en la iniciativa privada, 76.9 por ciento de este sector dijo haber iniciado su proceso transgénero en otro empleo.
El 100 por ciento de las personas trans desempleadas refirió no acudir a los programas de capacitación laboral o al seguro de desempleo del Gobierno del Distrito Federal por falta de documentación oficial.
Rocío Suárez, en entrevista con NotieSe, explicó que a pesar de los avances en la legislación local en la Ley de Salud que incluye un apartado para la comunidad trans y la tipificación de los crímenes de odio, se tienen que lograr otros aspectos como el acceso gratuito a los servicios de peritaje para lograr obtener una nueva documentación oficial.
“Esta encuesta puede crecer más y aplicarse a mucho más personas. El objetivo principal es obtener respuestas por este medio y saber hacia dónde la comunidad trans debe enfocar sus esfuerzos”, finalizó Suárez.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Atacan un local gay de Roma tras el arresto de supuesto agresor de homosexuales



La discoteca "Qube", en la que se celebra una de las más populares sesiones gay de la noche romana, fue atacada e incendiada la pasada noche, tras el arresto y el posterior encarcelamiento del presunto autor de un ataque a una pareja homosexual en Roma el pasado fin de semana.


Efe Roma
Los bomberos y la policía italiana tuvieron que personarse la pasada noche en el local después de que varios viandantes advirtieran del principio de incendio que se estaba registrando en la discoteca, situada al sur de Roma.
Al llegar, los agentes comprobaron cómo los cristales de la entrada habían sido rotos y cómo el interior había sido rociado con líquido inflamable para que las llamas prendieran más fácilmente, según informan hoy los medios de comunicación italianos.
Este ataque la sede más importante de la escena gay nocturna de la capital italiana se produjo horas después de que un juez del Tribunal de Roma decidiera enviar a prisión como medida cautelar a Alessandro Sardelli, presunto agresor de una pareja de homosexuales en la madrugada del pasado viernes al sábado en otro recinto nocturno de ambiente.
En un principio y tras ser detenido, el juez dispuso libertad con fianza para el presunto agresor, pero, después de que incluso el alcalde de Roma, Gianni Alemanno, presionara para que terminara en la cárcel, el magistrado ordenó la prisión preventiva.
Estos últimos acontecimientos hacen que los colectivos de homosexuales de Italia teman por una escalada de ataques y demostraciones homófobas, no sólo en la capital del país.
"Este episodio es gravísimo. El asalto a la discoteca Qube es el enésimo ataque de individuos facinerosos y viles a la comunidad gay, lésbica y transexual que se reúne desde hace muchos años en la discoteca Qube para la fiesta más importante de la comunidad romana", indica el secretario del Círculo de Cultura Homosexual Mario Mieli, Andrea Berardicurti, en un comunicado de prensa.
También se pronunció sobre el ataque a la discoteca la ex diputada transexual del partido Refundación Comunista (PRC) Vladimir Luxuria, abanderada de la causa homosexual en Italia, quien habló de una escalada de "episodios de odio" hacia los gays.
"En Italia existe una escalada rapidísima de episodios de odio hacia los gays, lesbianas y transexuales. Nos encontramos ya ante una emergencia civil y sentimos que vivimos en un Estado que no nos garantiza nuestra seguridad", dijo Luxuria en unas declaraciones que recogen hoy los medios de comunicación italianos.
"Es la misma atmósfera que se respiraba poco antes del nazi-fascismo cuando escuadrones intimidaban y golpeaban a los gays por las calles y en sus lugares de reunión", añadió.

martes, 25 de agosto de 2009

El colectivo gay pide que cese el genocidio contra homosexuales, bisexuales y transexuales en iraq



La Fundación Triángulo ha pedido al gobierno de Iraq que cesen las persecuciones y asesinatos a las que están siendo sometidos los homosexuales, bisexuales y transexuales que residen en el país árabe.
Este colectivo gay, que será recibido en la Embajada de Iraq en España mañana miércoles, exigirá "el cese inmediato de la persecución sistemática contra personas homosexuales y que dichos crímenes sean investigados".
Además, la Fundación reclama al Gobierno de España que "se pronuncie de manera clara contra dicho genocidio y haga suyas las recomendaciones hechas por Human Rights Watch (HRW)".
La ONG asegura en un informe que personas homosexuales o transexuales, o que lo parezcan, están siendo perseguidas y asesinadas por el gobierno iraquí.
El colectivo gay informó de que "hasta el estremecedor informe de HRW, ni tan siquiera era conocida esta masacre en el exterior, lo cual quiere decir que para el Gobierno iraquí estos hechos no son dignos de consideración, ni ha puesto el más mínimo medio para evitarlos o castigar a los culpables"
Por ello, la Fundación Triángulo considera "muy urgente", que el Gobierno español "se pronuncie pública y firmemente ante el Gobierno iraquí, solicitándole que de forma inmediata ponga todos los medios a su alcance para que cese el genocidio en marcha contra las personas homosexuales y para lograr la identificación y el castigo a los culpables de los asesinatos ya producidos".

Marcela Romero ya es Marcela Romero



La militante transexual reclamó por 10 años ser reconocida legalmente por su condición. "Es imprescindible resolver este vacío legal", dijo la titular del INADI.


Diez años demoró la Justicia argentina en confirmar lo que ya todos sabían: que Marcela Romero se llama Marcela Romero. Tuvo que ir a declarar varias veces, ofrecer testigos, someterse a consultas con psicólogos, médicos, psiquiatras, presentar peritos, recursos, papeles y más papeles. Después de recorrer ese largo camino, finalmente, este lunes, poco después del mediodía, Marcela recibió en las oficinas del Registro Nacional de las Personas su nuevo DNI, que, ahora sí, dice “Marcela Romero”. Para quien escribe estas líneas, como, seguramente, para la mayoría de los lectores, que el nombre que figura en nuestro DNI sea el nuestro resulta algo obvio, que jamás podría estar en discusión. Nuestro primer documento ya estaba impreso, firmado y sellado antes de que supiéramos que existía. Marcela, que ya tiene edad para estar cansada de esperar, es la primera vez que ve su nombre al lado de su foto encuadernada en verde y con los números perforados. Y está contenta, como nena con juguete nuevo.Pero el caso de Marcela, que es transexual y se operó fuera del país hace muchos años, es uno más entre cientos. El vacío legal impide a travestis y transexuales el reconocimiento legal de sus identidades y las obliga a recorrer largos y difíciles procesos judiciales, ello en el caso de que tengan un abogado y recursos para ir a la Justicia. “Son muchos los casos de solicitudes de rectificación registral de sexo y nombre que llevan años esperando una resolución y también muchos son rechazados, dando cuenta de una situación de discriminación, pero hay que tener en cuenta que la mayoría de las personas trans no tienen posibilidades ni medios para hacer juicio”, explica la diputada socialista Silvia Augsburger en los fundamentos de su proyecto de ley de identidad de género, vuelto a presentar en abril de este año, ya que en diciembre pasado fue a archivo por no haber sido tratado. En la elaboración del proyecto participaron activistas de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgénero Argentina (ATTTA) y de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, de la que Marcela Romero es vicepresidenta, y se consiguió la firma de diputados y diputadas de casi todos los bloques.

El sexo no es sólo una Y



Los cromosomas o genes no definen la identidad sexual de una persona - El caso de la corredora surafricana Caster Semenya muestra la dificultad de delimitar el género en casos límites


CARLOS ARRIBAS / EMILIO DE BENITO 25/08/2009


En 1980, una bala perdida en un atraco en Cleveland mató a Stella Walsh, que pasaba por allí. En la autopsia se descubrió que aunque viviera como mujer, tenía genitales masculinos. En 1932, sin embargo, nadie había dudado de su feminidad cuando, compitiendo con el equipo polaco, Walsh (nacida Stanilaswa Walasiewicz) se convirtió en la primera mujer que bajaba de los 12 segundos al ganar los 100 metros en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, ni tampoco en el Berlín de 1936, cuando ganó la plata. Nadie dudó y nunca fue sometida a un control de sexo. Se evitó la humillación pública y el trauma posterior. No sufrió lo que la india Santhi Soundarajar, desposeída de su medalla de los 800 metros de los Juegos Asiáticos de 2006 al comprobarse posteriormente que en realidad era hombre. Su primera reacción fue un intento de suicidio.

Seguramente, si Stella Walsh hubiera nacido más tarde no habría podido participar como mujer en ninguna competición deportiva, pues, entre 1967 y 1999, todas las mujeres, salvo una, que desearan participar en los Juegos Olímpicos debían someterse a un control de sexo. La excepción fue la princesa Ana de Inglaterra, a quien evitaron el trago por su sangre azul cuando participó como jinete en la hípica en los Juegos de Montreal 76. Todas las demás debieron someterse a un reconocimiento físico y a un análisis de ADN que detectaba si entre sus 23 parejas de cromosomas había alguna Y, señal de masculinidad: los hombres generalmente tienen en cada célula un cromosoma Y y uno X; y las mujeres, dos X. El objetivo era evitar sencillamente que hombres disfrazados de mujeres participaran en las pruebas femeninas, donde contarían con ventaja dada su mayor fuerza natural. Por eso, evidentemente, a los hombres no se les sometía rutinariamente a un control de sexo: no se podría entender que una mujer, siempre en desventaja, hiciera trampas para competir con los hombres. La primera víctima fue la polaca Ewa Klolukowska, plusmarquista mundial de los 100 metros en 1965, cazada por el test de cromosomas y obligada a retirarse en 1967.
Sin embargo, todo trato diferenciado conduce irremisiblemente a la discriminación, y por eso, y porque también se comprobó que no todo está en la Y, y que no por tener un cromosoma masculino se tenía ventaja en la competición, en 1999 el Comité Olímpico Internacional (COI) suprimió los controles de sexo. "Era completamente innecesario el humillante examen físico", explica Arne Ljungqvist, presidente de la Comisión Médica del COI, "además porque ya durante el control antidopaje se obliga a los deportistas a desnudarse completamente para estar seguros de que la orina que suministran procede efectivamente de su uréter. Evidentemente, un hombre disfrazado de mujer no pasaría esa prueba. Y los análisis nunca son concluyentes, siempre son injustos con atletas con alguna anomalía genética o que pertenecen al llamado género intersexual". Caster Semenya, la adolescente surafricana (tiene 18 años) por la que todo el revuelo se ha montado, ha pasado, efectivamente, controles antidopaje en Berlín.
Esta idea es la clave de un artículo publicado la semana pasada en la revista Nature con motivo del caso de Semenya. En él se recogía la opinión del experto en trastornos de crecimiento de la Universidad de Yale Myron Genel. Para la mayoría de la población, rige que una mujer tiene dos cromosomas X en el par 23, y un hombre tiene un par XY. Pero los científicos insisten en que "puede haber individuos con dos X que desarrollen caracteres masculinos, y otros con un X y un Y que nunca los tengan". Además, para acabar de enredar más la madeja, señalan que también hay personas que son XXY.
Y si en vez del análisis cromosómico se miden los niveles de hormonas tampoco se obtiene una diferenciación clara. "Algunos individuos XX tienen condiciones médicas que hacen que sus niveles de hormonas androgénicas [las masculinizantes, como la testosterona] sean elevados, lo que puede llevar a características como una mayor masa muscular", señala la revista. "Mientras que otras XY no se desarrollan como varones porque tienen un síndrome de insensibilidad androgénica", lo que implica que no responden a su propia testosterona.
Ya un editorial aparecido a principios de los años noventa del pasado siglo en JAMA, la revista de la asociación médica de Estados Unidos, atacaba los controles tradicionales por considerarlos discriminatorios y poco científicos. "No hay una línea clara entre sexo masculino y femenino", decía. "Que sea la persona la que elija". Este pensamiento lo ha seguido la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) desde 1992, cuando abandonó, antes que el COI, los controles de sexo y fijó las líneas maestras para dirimir los casos controvertidos, siempre uno a uno cuando una duda razonable obligue a proceder a ello, siempre guiados por la discreción. Por eso concluyen que todas las personas que desde su infancia o prepubertad han sido consideradas legal y psicosocialmente mujeres deben poder participar en competiciones deportivas femeninas independientemente de lo que digan sus cromosomas. Aplicándolo a los transexuales, es la idea base de la ley de identidad de género que se aprobó en España en 2007: que cada persona decida con qué género se identifica y con cuál quiere vivir, independientemente de su físico.
De haber seguido estas guías, se hubiera evitado el caso de María José Martínez Patiño, actualmente catedrática del INEF de Pontevedra, a quien, en 1986 -tenía 24 años y era plusmarquista española de 60 metros vallas-, se le detectó un cromosoma Y en un control. La IAAF le retiró la licencia, aunque posteriormente se revisó su caso y se le devolvió la licencia al considerar que no tenía ninguna ventaja para competir. Pero Patiño se retiró después de sufrir graves crisis al ver cómo su intimidad se aireaba en los medios.
Caster Semenya, cuenta estos días su familia, indignada, en la prensa surafricana, siempre ha sido una niña. Ella se considera mujer, aunque dicen sus amigas que no le gustan los hombres, con los que lo único que hace es jugar al fútbol. En la escuela, dice su profesor, quien no se percató de que era chica hasta que cumplió 11 años, prefería vestir el uniforme de los chicos, los pantalones grises, en vez de la falda marrón de las chicas. Pero siempre ha vivido como mujer. Como mujer que se siente diferente, acostumbrada desde niña a las burlas y escarnios de los demás niños de su pueblo, en la remota provincia de Limpopo.
Los exámenes a los que se está sometiendo Semenya, a quien, para protegerla, han prohibido todo contacto con la prensa, pasan, primero, por determinar si tiene las características primarias de su sexo -vagina, ovarios-, y las secundarias -ausencia de pelo facial y pectoral, pechos funcionales-. Después pasan a analizar si fisiológicamente (sus hormonas) su organismo funciona como el de una mujer; posteriormente por el estudio de sus cromosomas y de su SRY, el gen de la masculinidad, y, finalmente, por un estudio psicológico, su identidad sexual.
Aunque todo esto puede ser un debate estéril en el caso de Semenya. Ayer, el Telegraph publicaba que la corredora presentaba niveles de testosterona tres veces superiores a lo normal, aunque no decía si la hormona era de origen natural. Si no lo era, ya no se trataría de un problema de identidad sexual, sino de dopaje. El periódico británico arrojaba una sombra de sospecha sobre la corredora al indicar que su entrenador era Ekkart Arbeit, antiguo responsable de atletas de la República Democrática Alemana (RDA) y a quien su ex pupila Heidi Krieger acusó de haberle dado tantos anabolizantes que había terminado por someterse a un proceso de reasignación de sexo para convertirse en Andreas Krieger.
La historia de los Juegos Olímpicos está plagada de las peripecias humanas y el sufrimiento de personas de sexo biológicamente poco claro expuestas, como objetos morbosos, a la curiosidad pública, pero quizás ninguna tan dolorosa como la de la checa Zdenka Koubkova, plusmarquista mundial de 800 metros -una distancia atractiva para la duda-, una hermafrodita que no superó un examen ginecológico en 1934. Se le prohibió competir con mujeres pero la humillación mayor la sufrió cuando unas fotos de su anomalía aparecieron ilustrando un libro de medicina. Criada como una niña, empezó a vivir desde entonces como un hombre, convirtiéndose en Zdenek Koubek.
Ninguna tan curiosa, sin embargo, como la del ciclista escocés Robert Millar, el rey de la montaña del Tour de 1984, quien compitió como hombre sintiéndose mujer. En 2003 cambió de sexo. Ahora se llama Philippa York. Claro que Philippa hizo el cambio de sexo cuando se retiró, y no intentó competir después como mujer.
El desgaste que supone esta situación lo sabe bien la golfista Mianne Bagger. La deportista nació en Dinamarca en 1966, pero biológicamente era un hombre. En 1995 se sometió a una operación de reasignación de sexo. En 1998, volvió al golf como amateur. Pero en 2003 pidió competir en los circuitos profesionales femeninos. Lo consiguió en 2004. El revuelo duró poco, porque se trata de un deporte no olímpico -todavía-, y, sobre todo, porque al final no era tan buena, y no supuso una amenaza para las mejores.
Independientemente de lo que haya resultado de los análisis realizados a Semenya, el argumento de la identidad, que es el que prevalece actualmente ahora a la hora de tratar las situaciones en que hay discusión por el sexo de una persona (que sea considerada como él o ella se sientan) no convence a todos. Sobre todo a quienes son derrotados en una competición importante. La italiana Elisa Cusma, que acabó sexta en la final de los 800 metros ganada por la surafricana, manifestó: "Sí, será mujer, o se sentirá mujer, pero yo sigo pensando que me ganó un hombre". También la española Mayte Martínez, que acabó séptima en esa carrera, entró al trapo en la polémica: "Si me ponen a Semenya y 10 hombres delante no sabría decir que ella es la mujer", dijo.
Este problema, el de la desigualdad que supone competir contra personas a las que una anomalía genética convierte en invencibles, es el que tratan de resolver las autoridades deportivas, aun olvidando que todos los grandes cracks deportivos, son, de una manera u otra, anomalías, seres diferentes del resto de los mortales, más rápidos, más flexibles, más altos, más musculosos, más fuertes, gracias a unos genes únicos.
Por eso, poner una frontera biológica no es, en general, nada fácil, y el argumento de las ventajas innatas es extremadamente peligroso. "No discriminamos a las mujeres muy altas
[que lo son porque tienen una determinada configuración genética] y decimos que no pueden competir porque lo son. Ni discriminamos a los corredores que tienen una elevada prevalencia de fibras rápidas", dice Genel. Este último es el caso de los velocistas negros, por ejemplo, que según todos los estudios parten de una ventaja genética sobre los blancos sin que nadie -todavía- haya planteado hacer dos competiciones diferentes. ¿Cuál es la solución? Para Genel, está claro: "Si han nacido y crecido como mujeres y piensan en sí mismas como mujeres, yo diría que se les debe dejar competir como mujeres".

lunes, 24 de agosto de 2009

La FELGTB celebra la rectificación de Ibermutuatur respecto al tratamiento de la transexualidad



Andrés denunció que su mutua usaba un código discriminatorio que trataba la transexualidad como desviación, y ésta lo ha modificado. La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, celebra la modificación del protocolo médico de la mutua Ibermutuatur respecto a los informes médicos de una persona transexual a la que trataban como mujer, siendo un hombre ya en su documentación y el Registro Civil.


Desde que saltara a la palestra de los medios de comunicación la denuncia de Andrés, un hombre transexual que pedía la rectificación de sus informes, la FELGTB ha trabajado con él para conseguir la actualización del protocolo discriminatorio y la modificación dichos informes, de acuerdo con la identidad del denunciante y la nueva realidad legal y no según su sexo de nacimiento. Andrés ha recibido una carta de su mutua que le confirma que todos los archivos referentes a su persona han sido modificados para adecuarlos a su identidad legal y social.
Para Mar Cambrollé, Coordinadora del Área Trans de la FELGTB, “este gesto por parte de la mutua es acorde y se adecúa al nuevo marco legal que se desprende de la aplicación de la Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas. Animamos a todas las personas transexuales que hayan realizado la rectificación de nombre y sexo a exigir la aplicación de la Ley”.

domingo, 23 de agosto de 2009

Orgullo en Puerto de la Cruz




Como colofón a la I Semana LGTB del Puerto de La Cruz (Tenerife), Tentación 09, este domingo por la tarde a partir de las 18.00 horas habrá una gran cabalgata del Orgullo LGTB por las avenidas del sector de Martiánez, bajo el lema Año de la diversidad afectivo-sexual en la educación, según informó el Ayuntamiento en un comunicado.
La alcaldesa portuense, Lola Padrón, en la salutación del folleto de la Semana, "si hay en Canarias una ciudad libre, abierta, tolerante, cosmopolita, viva y vanguardista, ésa es Puerto de la Cruz, por talante, por tradición y hasta por historia. No es casualidad por tanto que celebremos aquí la I Semana del Orgullo Gay, Lésbico, Bisexual y Transexual, una iniciativa que, aparte de enriquecer nuestra oferta de ocio y entretenimiento durante la época estival, pretende atender la diversidad social, luchar contra la homofobia y favorecer la visibilidad de un colectivo importante de nuestra sociedad que tiene mucho que decir, que ofrecer y de lo que enorgullecerse".
Desde hace mucho tiempo en el Puerto de la Cruz conviven "con normalidad" gentes de las más variadas procedencias, clases y condiciones. "Por fortuna --destacó la alcaldesa portuense-- el colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales ha conseguido durante los últimos años en España un gran reconocimiento social y de sus derechos. Ya quedan lejanos los tiempos de la represión y la persecución". Por eso destaca Lola Padrón que "ahora es el momento de avanzar y mostrar a la sociedad lo mucho que puede aportar este colectivo de gente especialmente inquieta, dinámica y creativa. Y no hay mejor sede y escenario que Puerto de la Cruz para celebrar la Semana del Orgullo LGTB", aseguró Lola Padrón.
Izada de Bandera -




sábado, 22 de agosto de 2009

Reportaje impecable sobre transexualidad




Fuente: Puntos suspensivos:
Me indigna que una adolescente transexual en tratamiento psicológico que cuenta con la autorización de sus padres y de su médico para realizar un proceso de reasignación sexual tenga que pedir también permiso a un juez. Un juez no necesariamente experto en transexualidad y, probablemente, sin perspectiva de género. Puede que incluso le toque un juez con prejuicios transfobos
Andaba yo pensando en estas cosas cuando me he encontrado con un reportaje asombrósamente impecable sobre el tema. Lo firma Emilio de Benito en EL PAÍS. La primera grata sorpresa es que habla de la transexual en femenino y le asigna un nombre de mujer, María. Es la primera vez que escucho en los medios referirse de ella de acuerdo al género en el que ha decidido vivir y no al sexo con el que nació. La segunda grata sorpresa es la diversidad de fuentes a las que acude, no sólo los habituales médicos, jueces y políticos, sino un buen número de colectivos pro derechos de las personas transexuales. La tercera y probablemente más inesperada sorpresa es que introduce el debate de la disforia de género: da voz a quienes exponen que la transexualidad no es una enfermedad.

viernes, 21 de agosto de 2009

Bochornoso tratamiento de algunos medios al caso de Caster Semenya, la atleta sudafricana cuya feminidad se ha puesto en duda


Fuente Dosmanzanas.-

La sudafricana Caster Semenya, flamante campeona del mundo de atletismo en la modalidad de 800 metros, parece que no merece el mismo respeto que otros campeones por parte de algunos medios, al menos en su versión digital. El hecho de que su musculatura y sus rasgos faciales le den una apariencia masculina ha bastado para generar chascarrillos propios del estilo más casposo, que algunos periodistas no han dudado en intercalar en las crónicas sobre su victoria. “¿Ganó ella o él?” titulaba esta mañana El Mundo. “Pendiente de un control para determinar su verdadero sexo”, subtitulaba. Peor aún era el inicio de su crónica: “A la chica, o lo que sea, hay algo que le motiva más que el atletismo…”


Algo más serio era el tratamiento que daba El País a la noticia, aunque el redactor no resistía caer en la tentación de referirse a Semenya como “la adolescente surafricana que parece un chico y corre como un hombre con toda la barba”. ABC hacía una crónica neutra de la victoria de Semenya pero cargaba las tintas en el titular, que ya desde el principio predispone al lector: “Semenya redobla las sospechas con una abusiva victoria en 800″. Tampoco La Razón se quedaba atrás. “Semenya, un oro muy sospechoso”, titulaba. Algo más neutros eran los tratamientos en El Periódico o en La Vanguardia. La edición digital de Público no recogía la victoria de Semenya en el momento de redactar este post, aunque su edición impresa trataba la noticia de un modo respetuoso e incluso recogía la felicitación del ex-atleta Martín Fiz.
Prácticamente todos los periódicos dedicaban ayer, antes de su victoria, amplios reportajes a Semenya y el incidente que había tenido que soportar en su país cuando el empleado de una gasolinera le negó el acceso al baño de chicas. “¿Acaso quieres que te muestre mi sexo?”, le espetó Semenya. La corredora está siendo al parecer sometida a un “control de feminidad” por la Federación Internacional de Atletismo con el objeto de descartar un estado intersexual, por lo que no verá asegurado su título hasta que dicha investigación concluya.
En cualquier caso, sea cual sea el resultado de dicho “test”, resulta llamativo que el mismo entorno deportivo que parece obsesionado con “categorizar” como hombres o como mujeres a los deportistas sea irrespetuoso con una mujer que, al menos según lo que se desprende de sus declaraciones, parece plenamente segura de su feminidad. También resulta llamativo que la misma prensa que no pone objeciones a la presencia de jugadores afectados de acromegalia y gigantismo (estados derivados de una producción excesiva de hormona del crecimiento) en el baloncesto profesional, o a que niñas y adolescentes compitan como gimnastas de élite aun a costa de entrenamientos intensivos que llegan a retrasar varios años el inicio de sus menstruaciones, se planteen ahora profundas disquisiciones sobre las hormonas sexuales de Semenya.

Jueces metidos a médicos



Abortos en menores, esterilizaciones o cambio de sexo requieren muchas veces de una sentencia - El caso de la chica transexual de Barcelona plantea la incongruencia del sistema


EL PAIS.-Un juez tiene en sus manos facilitar o retrasar que María, de 16 años, haga una vida normal. La joven transexual (nombre supuesto) ha estado durante el último año y medio hormonándose para tener el cuerpo de mujer con el que se identifica. Seguramente viste y se comporta como la chica que siente que es, aunque ello le ha costado cambiar de centro escolar y un rechazo que le ha llevado a intentar suicidarse. Ahora ha pedido autorización para ir más allá y operarse para modificar los rasgos masculinos con los que nació. Su familia y su médico están de acuerdo. Pero eso no basta.

El Código Penal de 1995 establece en su artículo 156 que las esterilizaciones y cirugía transexual son lesiones. Si el afectado es menor de edad, no vale con que él o sus representantes den su consentimiento. La decisión queda en manos de un juez. "Es la primera vez que se plantea este asunto", afirma Ricardo de Lorenzo, abogado especializado en temas sanitarios (es el presidente de la asociación española de estos expertos). Y achaca la situación a que "en España no está regulada la mayoría de edad sanitaria", como lo está en otros países. En Francia, por ejemplo, está en los 15 años; en Reino Unido, a los 16.
Lo que sí hay es una edad mínima para que los pacientes den su consentimiento, aclara De Lorenzo. La Ley de Autonomía del Paciente, de 2002, la establece en 16 años. Pero hay excepciones: interrupción del embarazo, tratamientos de reproducción asistida y participar en ensayos clínicos; no dice nada de cirugía de reasignación de sexo, "y nadie lo tiene claro, ni la ministra de Igualdad [Bibiana Aído] ni el de Justicia, como se ha visto con el debate de la nueva ley del aborto", dice el abogado. Así, resulta que para donar un órgano hay que tener 18 años; para abortar bastará con tener 16; para someterse a una cirugía de reasignación sexual, 18; para operarse del corazón, 16; y hay que tener 18 para participar en un ensayo clínico, señala De Lorenzo como ejemplos del "lío".
Para el profesor de Derecho Penal de la Universidad de Granada Octavio García Pérez, en el fondo de toda esta diversidad normativa hay un problema más serio: "La Ley de Protección Jurídica del Menor establece que éstos son titulares de derechos", pero la regulación está "muy dispersa". Para algunos asuntos no se les considera capaces para decidir hasta los 18 años y, en cambio, "para lo malo pretendemos bajar a 12 años la responsabilidad penal". "Deberíamos partir de la capacidad natural de juicio de los menores en cada caso", afirma García Pérez. "Aunque no estemos de acuerdo con las decisiones que puedan tomar", matiza.
En el caso de María, el profesor no duda en defender una interpretación más laxa de la legislación. No obvia que la cirugía de cambio de sexo está incluida en el Código Penal como un delito de lesiones "para proteger la salud de las personas". Pero por eso mismo, "no pueden estar prohibidas las intervenciones que no sólo no perjudican la salud, sino que la mejoran", dice.
García Pérez argumenta que la inclusión de este tipo de intervenciones en el Código Penal junto a las esterilizaciones puede ser contradictoria. "A nadie se le ocurre pedir un permiso judicial para operar a un menor al que hay que extirparle los testículos o los ovarios porque tiene un cáncer", aduce.
Un criterio similar es el que ha usado el médico de María, Iván Mañero, jefe de la unidad de trastornos de género del hospital Clínico de Barcelona. "Resulta chocante que a una menor se la considere madura para abortar, pero no para cambiar de sexo", apunta. Para él, no hay duda: "La transexualidad es una enfermedad que se debería tratar. Si a un menor con leucemia no le tratáramos, nos echaríamos las manos a la cabeza. Pues esto también es un problema de salud".
Mañero -"probablemente el médico que más casos de transexuales ha tratado en España", según Pedro Zerolo, secretario de Movimientos Sociales del PSOE y ex presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales-, debía de saber que con ese criterio se estaba metiendo en un jardín. Aunque en rigor tiene razón (los principales listados internacionales de enfermedades, como el DSM-IV o el CIE-10, todavía incluyen la transexualidad o la disforia de género), esta situación puede empezar a cambiar. La Asociación Americana de Psiquiatría -una referencia en este campo y la organización médica que abrió la puerta a la descatalogación de la homosexualidad como enfermedad- está debatiendo precisamente sacar el transexualismo de su lista de patologías. Porque esta condición es muy especial: no se trata de un trastorno propiamente dicho, pero necesita una intervención médica para solucionarse.
Una de las primeras organizaciones de afectados en reaccionar a las palabras del médico ha sido la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA). "¿Acaso alguien sigue defendiendo que una circunstancia personal como es la maternidad sea una enfermedad, por más que en algunos casos requiera hasta intervención quirúrgica (cesáreas)?", afirma.
La veterana activista Kim Pérez matiza: las personas transexuales "no requerimos que se nos atienda porque suframos de ninguna patología o trastorno, puesto que nuestra transexualidad es sólo una variante natural de la sexualidad, sino por los obstáculos sociales que encontramos en nuestro derecho a la libre expresión humana, y en el dolor y la angustia con que estas dificultades han llenado nuestras vidas".
También el congreso español de sexología que tuvo lugar en León hace un año entró en el debate: "La transexualidad no es necesariamente una enfermedad y, menos aún, una enfermedad mental", dijo la presidenta de su comité científico, Miren Larrazábal.
La diputada del PSOE Carmen Montón, que fue ponente de la llamada Ley de Identidad de Género, aprobada en 2007, insiste en que la ley no regula las condiciones para operarse, sino las necesarias para cambiar los papeles de una persona transexual de manera que reflejen el nombre y sexo que siente como propio. Para ella, fue un gran éxito que se consiguiera que no se exigiera la intervención quirúrgica de reasignación de sexo, sino "que ha sido tratada médicamente durante al menos dos años para acomodar sus características físicas a las correspondientes al sexo reclamado". De esta manera, se permitía el cambio de papeles sin operación.
Para Zerolo, que también estuvo muy implicado en la ley, el caso de María demuestra "que hace falta un desarrollo reglamentario" de la norma "para recoger esta casuística", que aunque "no sea la habitual", es importante.
No se trataba de una ley caprichosa. Quería facilitar la vida a unas 3.000 personas en España. Porque la transexualidad no es algo tan minoritario. Aproximadamente uno de cada 14.000 bebés con genitales masculinos alberga una identidad femenina. El proceso contrario se da aproximadamente en uno de cada 35.000 niñas. Aplicado al padrón español, unas 3.000 personas, a las que hay que añadir muchos transexuales extranjeros que buscan refugio en España. Porque vivir con una identidad sexual que no se corresponde con la biológica se paga caro en muchas partes. La ONG internacional Transgender Europe calcula que cada tres días una persona transexual es asesinada en algún lugar del planeta.
En teoría, María está a punto de cumplir los requisitos para cambiar sus papeles. Por lo que se ha sabido, lleva ya año y medio hormonándose. Cuando cumpla los dos, ya habrá recibido el tratamiento médico necesario para "acomodar sus características físicas a las correspondientes al sexo reclamado" que exige la ley.
Pero hay un inconveniente: dentro de seis meses, María seguirá siendo menor de edad. Y la ley la excluye, salvo que se emancipe de sus padres. Montón y Zerolo apuntan a esa posibilidad para acelerar los trámites que le permitirían operarse si lo desea y, sobre todo, cambiar los papeles. La diputada dice que, curiosamente, nadie, ni siquiera los colectivos de transexuales, planteó modificar el Código Penal cuando se debatió la ley.
Federico Montalvo, del despacho de abogados Asjusa, especializado en derecho sanitario, cree que una opción que hubiera evitado el recurso a los tribunales habría sido que el caso de María lo hubiera visto un comité ético del hospital. Claro que él mismo admite que eso hubiera ocurrido "en caso de conflicto entre el paciente, sus padres y los médicos, lo que no parece ser la situación". De todas formas, en estos "casos frontera" tampoco cree que "sea malo" que intervenga un juez. Eso sí, "habría que habilitar una vía rápida para que lo haga".
En el fondo de la polémica está el miedo de los legisladores de que, si se permite el cambio de sexo muy pronto, la persona pueda "arrepentirse". "Por eso la ley es tan restrictiva, es muy protectora", admite el profesor García Pérez. "Pero en este caso, parece que lo tiene claro. Tiene todas las papeletas para ser feliz", dice Montón. "Los que hablan del cambio de sexo como un capricho no saben lo que dicen; no han estado cerca de una de estas personas y no saben por lo que tienen que pasar", afirma desde Valencia la diputada.
Aunque la parlamentaria admite que la idea de permitir el cambio a los menores ni siquiera fue compartida por muchos de los expertos que comparecieron en el congreso cuando se estaba debatiendo la Ley de Identidad de Género. "Los del Colegio de Psicólogos nos aconsejaron que los dejáramos fuera", recuerda.
Jos Megens, de la unidad de género de la Universidad Libre de Ámsterdam, lo tiene claro: "Cuanto antes se empiece la reasignación de sexo, mejor. Si se consigue actuar antes de la pubertad, la terapia hormonal es más efectiva. Las chicas no tienen la menstruación, que es una de las cosas que más les traumatiza, y las operaciones de extirpación de mamas dejan menos cicatrices", afirma. "Los chicos enseguida se ponen fuertes; en tres meses de hormonación nadie diría que nacieron chicas", añade Zerolo.
En el centro de Megens han llegado a tratar niños de 6 a 10 años, aunque por cuestiones legales no empiezan la hormonación hasta los 16 y retrasan la cirugía hasta los 18. Eso sí, el médico holandés afirma que sólo un tercio de los casi 100 menores de 10 años que ha visto en su unidad eran auténticos transexuales.
Gina Serra, la presidenta de la Asociación de Transexuales de Cataluña, cree que a partir de los ocho años un niño ya sabe si está "en el cuerpo correcto". También la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales ha pedido "respeto para la identidad sexual de los menores". "En unas edades donde la integración social es clave y el pronto tratamiento es básico para un mejor resultado, judicializar la atención sanitaria integral, retrasándola durante meses e incluso años, no beneficia ni social ni psíquica ni físicamente a los afectados", afirma la federación.
Mar Cambrollé, su portavoz, insiste: "Si yo como adulta puedo solicitar una atención sanitaria integral que incluye la cirugía de reasignación de sexo, no entiendo por qué una chica de 16 años, que tiene el apoyo de sus padres y una recomendación sanitaria, tiene que pedir permiso a un juez. Si dicho tratamiento es necesario según los médicos, los padres y la joven y no pone en riesgo la vida de la persona que lo recibe, ¿por qué en estos casos hay que pedir permiso a un juez y en infinidad de otras operaciones o tratamientos no?".
José Luis Díez Ripollés, profesor de Derecho de la Universidad de Granada, también cree que en este caso la interpretación es excesivamente rigurosa. "No creo que tenga que participar un juez". "Las intervenciones curativas, las que van a solucionar un problema de salud, mientras el paciente o, en su defecto, los padres consientan, se pueden realizar sin que, a mi juicio, se cometa un delito". Díez Ripollés cree que quizá el asunto se ha judicializado porque así los médicos "se curan en salud".
Sea por lo que sea, María tendrá que esperar.


Un proceso para toda la vida

Carlos, transexual de 21 años, comenzó hace cinco el paso de niña a hombre. Para él, "la parte psicológica fue la más fácil. Tenía muy claro lo que era". La física no lo fue tanto. "Un día decidí que me vestiría de chico. Siempre". Así comenzó todo.
Luego vinieron las hormonas. En su caso, una masculinizante (testosterona). "En tres meses tenía algo de barba. Empecé a ir al gimnasio, y me puse bastante cachas. Poco después se me fue la regla. Tuve suerte, porque empecé pronto y no me salió casi pecho". Aun así, Carlos se ha hecho una mastectomía. Ahora, aparte de seguir hormonándose -"eso es para toda la vida", dice-, duda sobre si quiere extirparse los ovarios y someterse a una faloplastia (creación de un pene con su propio tejidos en el que se incluyen la uretra y el clítoris). "Me han dicho que los resultados no son muy buenos, y mi novia no se queja, así que de momento lo voy a dejar", concluye.
El paso contrario (de hombre a mujer) empieza, la mayoría de las veces, de manera parecida: con un vestido y algo de maquillaje. También depilación (temporal o definitiva). Y hormonas.
La ley española ni siquiera pide tanto para aceptar el cambio de sexo: lo que importa es que la persona pase la "prueba de vida": que se comporte de acuerdo al género que siente como propio.
Pero hay mucho más, y cada una llega hasta donde quiere o puede: implantes de pecho, extirpación de la nuez, de los genitales; creación de una vagina, feminización de los rasgos. Hasta clases para hablar y moverse. Porque, como decía Agrado, el personaje de la película Todo sobre mi madre, de Pedro Almódovar, "una es más auténtica cuanto más se parece a lo que ha soñado de sí misma".

A falta de una mayoría de edad

En España las leyes no definen una “mayoría de edad sanitaria”, afirma el abogado Ricardo de Lorenzo, especialista en derecho sanitario. Por eso hay una dispersión de normas que fijan edades mínimas para algunas actuaciones médicas.
- Código Penal de 1995. En su artículo 156 considera las “esterilizaciones y la cirugía transexual” un delito de lesiones. Para los menores de 18 años no hay consentimiento informado que valga, ni suyo ni de sus padres.
- Ley de Autonomía del Paciente (2002). Estipula que un paciente de más de 16 años o emancipado ya puede decidir qué tratamientos médicos quiere recibir. Pero hay excepciones: “La interrupción voluntaria del embarazo, la práctica de ensayos clínicos y la práctica de técnicas de reproducción humana asistida”.
- Aborto. El proyecto que prepara el Gobierno rebaja la edad para decidir abortar hasta los 16 años.
- Otros. Un menor de edad no puede decidir donarle un riñón a su hermano, por ejemplo. En cambio, el protocolo catalán establece en los 13 años la posibilidad de recibir la píldora poscoital sin receta.

jueves, 20 de agosto de 2009

Ilga lanza campaña internacional pro derechos transexuales



Activistas defensorxs de Derechos Humanos:
Permítanme invitarlxs a participar en la manifestación contra la Patologización Trans a realizarse el próximo 17 de Octubre del 2009, y así sumarse al concierto de ciudades que ya se han comprometido en esta acción por la lucha del derecho a la identidad trans. Erradiquemos la discriminación y exclusión social de la población trans fomentada por la estigmatización de la identidad trans como un trastorno de la identidad en el DMS. Acompánenos en la lucha por el respeto a la libertad cultural expresada en el respeto a la construcción de otras alternativas identitarias trans que el marco de género binario es incapaz de incluir.
Hasta el momento varias ciudades han confirmado ya su participacón en la acción:
Barcelona, Madrid, Bilbao, Donosti, Zaragoza, Granada, A Corunha (en el estado español), Torino (Italia), Lisboa (Portugal), Paris, Lille, Marseille (Francia) , Bruselas (belgica), Quito (ecuador), Montréal (Quebec), Campinas (Brasil), se siguen sumándose otras mas, y esperamos que se sumen en el transcurso otras ciudades de Europa, America Latina, el Norte de América, Africa, Asia y de Oceanía.
La manifestación convocada para octubre tiene sus origenes en la iniciativa de las Manis, de visibilidad trans en Paris (llamadas Existrans) que llevan manifestándose algo de diez años. A este acto se sumaron algunos colectivos del Estado español con la particularidad de incorporar a esta fecha la lucha contra el trastorno de identidad de género trans. Entonces las primeras acciones se dieron en Madrid y Barcelona, junto a Paris, en el 2007, y para el 2008 eran ya 11 ciudades que se movilizaron para el 17 de octubre contra la patologizacion trans
La nueva versión del DSM-V aparecerá en el 2012, para la cual la APA (Asociación Americana de Psiquiatría), estuvo difundiendo una encuesta a fin de recoger información pertinente, por ello es preciso profundizar nuestras acciones y difundir nuestros puntos de vista en un tema trascendental para nosotros y nosotras. Concentrando esfuerzos en una manifestación coordinada con la mayor cantidad de ciudades posibles este próximo 17 de octubre hasta el 2012 para exigir la despatologización de las identidades trans.
Por ello, la campaña internacional impulsada hasta el 2012 llamada “Alto a la Patologización Trans – 2012” (Stop Trans Pathologization-2012) tiene el propósito de aglutinar todas las acciones contra el Trastorno de identidad de género.
La organización de la manifestación conlleva:
Ø Que todas las ciudades que se sumen al proyecto deben de confirmarlo antes del 1 de septiembre para poder añadirlas a los manifiestos y carteles que se enviaran a imprimir en la mayoría de ciudades durante el mes de septiembre.
Ø Que el lema de la manifestación puede variar entre ciudades, pero proponemos que todas lleven el sub-lema “Alto a la Patologización Trans – 2012” (Stop Trans Pathologization-2012) para que formen parte de un mismo proyecto
Ø Que podamos incluir el logo de la campaña en la difusión gráfica o por Internet, el cual lo enviaremos pronto.
Ø Que la persona de contacto en cada ciudad nos pueda enviar imágenes/fotos post acción para una difusión centralizada y visibilizar la campaña global con mayor énfasis en los medios de comunicación.
Ø Que cada ciudad pueda desarrollar su propio manifiesto pero teniendo en consideración 5 puntos en común, los siguientes:
Exigimos:
- La retirada del TIG (Trastorno de Identidad de Género) de los manuales internacionales de diagnóstico. (sus próximas versiones DSM-V y CIE-11).
- La retirada de la mención de sexo de los documentos oficiales.
- La abolición de los tratamientos de normalización binaria a personas intersex
- El libre acceso a los tratamientos hormonales y a las cirugías (sin la tutela psiquiátrica)
- La lucha contra la transfobia: propiciando la formación educativa y la inserción social y laboral de las persones trans

A transexuales jóvenes se les niega el derecho al cuerpo



El género es una noción, una construcción social y cultural sobre lo que “debe ser” y cómo debe comportarse una persona, pero el género es especialmente una construcción particular, a partir de la cual la persona asume una manera de actuar a la que se llama “rol de género”; generalmente, se espera que dicho rol acompañe en su actuación a un cuerpo que se le corresponde; es decir, por ejemplo, a un cuerpo de macho le correspondería un rol masculino.
Algunas personas experimentan un tránsito en su identidad de género -situación a la que en salud, que la sume patología, denomina “disforia de género[1]“-, en ellas su rol, actuar y performance del género no está en consonancia con su cuerpo, puesto que asumen una performance femenina a pesar de que su cuerpo es o fue asignado masculino o una performance masculina aun cuando su cuerpo es o sea asignado de hembra, abandonando su “género por asignación” y asumiendo un “género por opción”.
Muchos sexólogos, psiquiatras, médicos, e incluso personas que viven esta situación prefieren llamarla “disforia de género”; yo prefiero denominarla “tránsito identitario de género”, especialmente porque al referirse a “disforia” se está asumiendo que es un desorden mental, asunción con la que no estoy en acuerdo.[2], [3]
Una persona transexual[4] es aquella que psíquicamente ha optado por un género, a pesar de haber nacido con la anatomía que se considera propia de otro sexo, en esta persona se produce una disconformidad entre su sexo biológico, su sexo social[5] (asignado), su sexo particular (el que la persona asume para sí) y su identidad de género, tanto la asignada como la asumida. Por ejemplo, una mujer transexual es aquella persona que pertenece psíquicamente al género femenino como su género optado y que desea un cuerpo acorde con dicho genero , a pesar de haber nacido o haber sido asignada con anatomía de macho de la especie humana y en una identidad de género masculina.
Los/las transexuales tienen la convicción de pertenecer al sexo opuesto al que nacieron, con una insatisfacción mantenida por sus propios caracteres sexuales primarios y secundarios, con un profundo sentido de rechazo y un deseo manifiesto de cambiarlos médica y quirúrgicamente. Una persona transexual no desea los caracteres físicos del sexo con el que ha nacido, sino que le apetece un cuerpo que sea acorde con su género optado, aun cuando no todas las personas transexuales pueden (las leyes en muchos países no lo permiten, por razones de edad se les dificulta la situación o no tienen las condiciones económicas para hacerlo) o desean recurrir a una operación de transformación de su morfología corporal (popularmente denominada operación de cambio de sexo).
Cabe afirmar que se es transexual así la persona transforme o no su cuerpo quirúrgicamente, con aplicación de hormonas y/o con trucos o rellenos, para aproximarlo al cuerpo deseado. Uno de los problemas de considerarla patología es que se considera que para tener acceso a los tratamientos hormonales y a las cirugías la persona requiere tutela psiquiátrica.
Los estados se han tomado el derecho de decidir sobre el cuerpo de los ciudadanos hasta el punto de que en muchos países se ha legislado prohibiendo los cambios morfológicos o por lo menos haciéndolo para las personas menores de edad. No hay, sin embargo, una voz común a este último respecto; una cosa es lo que piensan los legisladores y algunos profesionales de la salud y otra, lo que entienden y viven la situación, posiciones que igualmente son dispares.
Existe legislación en materia de identidad de género en Suecia (1972), Alemania (1980), Italia (1982), Holanda (1985), Turquía (1988), Canada, Quebecq (1977); Sudáfrica (1974); Australia Meridional (1988), Colombia (1993, cambio de nombre), España (LEY 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas), Cuba (2009). En EEUU la situación es dispar según el Estado: Illinois (1961), Arizona (1967), Lousiana (1968), California (1977); hay reglamentos en Alabama, Carolina del Norte, Nueva York, Colorado, Hawai y Pensilvania.
La doctora Peggy Cohen-Kettenis, del VU Medisch Centrum holandés, explica que durante el proceso “casi las tres cuartas partes de los adolescentes se vuelven homosexuales y abandonan el programa“, así que el tratamiento completo, la operación quirúrgica a los 18 años, “sólo es para los chicos muy femeninos o las chicas muy masculinas que siguen necesitando el cambio de sexo… Con 16 años se es demasiado joven para tomar la decisión de operarse, incluso a los 18 me parece pronto, no se está preparado, es para toda la vida… Es preferible darles tiempo hasta que estén absolutamente seguros, y preguntarles durante años si es realmente lo que quieren“.
En 1989 el Parlamento Europeo emitió una Resolución sobre la discriminación a las personas transexuales, considerando que la transexualidad es un problema psicológico y médico, pero también un problema de la sociedad, que no sabe hacer frente a un cambio de los papeles sexuales específicos culturalmente establecidos, tiene el convencimiento de que la dignidad humana y el derecho al libre desarrollo de la personalidad debe abarcar el derecho a vivir de acuerdo con la identidad sexual; y, pide a los Estados miembros que aprueben disposiciones sobre el derecho de los transexuales a un cambio de sexo de carácter endocrinológico, plástico-quirúrgico y estético, el procedimiento y la prohibición de su discriminación. Con respecto a la Operación quirúrgica considera que debe ser practicada, tras ser autorizada por un equipo de profesionales integrado por un o una médico especialista, un o una psicoterapeuta, y, llegado el caso, por un o una representante nombrado o nombrada por el afectado o la afectada.
La organización AET-Transexualia de España informa que está a favor al derecho que tiene cada persona a decidir sobre la sexualidad, independientemente de su edad. Que una operación de adecuación de sexo a una edad temprana es una cuestión todavía a debatir donde los colectivos de transexuales tienen que tomar una postura en común, y es por ello creen que una persona joven a pesar de los claros síntomas de transexualidad necesita un tiempo de reflexión ante tan importante operación.
Transexualia manifiesta que es conveniente observar la evolución en otros países pioneros como Holanda y Estados Unidos y aún es pronto para ver datos sobre la evolución con menores de edad, por ello creemos necesario un debate médico junto a los colectivos afectado frente a la intervención de reasignación en los casos de menores de edad, porque una operación como esta es irreversible y hay que asegurarse al completo que el/la menor no esté confundido con su sexualidad. Equivocarse puede llevar a un empeoramiento de la salud psíquica y física de la persona empeorando su calidad de vida. En últimas consideran, que debe dejarse la decisión final a la persona sin necesidad de recurrir a presiones externas (familia, médicos, medios de comunicación y demás).
Casos reales en menores de edad
Algunos niños y niñas y adolescentes interesados en la operación de reasignación sexual logran en algunos pises el apoyo psicológico y medico necesario; otros casos; a pesar de contar con el apoyo de sus padres, han tenido que recurrir a los juzgados para lograr ejercer su derecho a pesar de que los profesionales de la salud las apoyan en su decisión.
Este es el caso de la argentina Natalia quien nació como Marcos y del español Toni, de 16 años. Hace dos años y después de tres de lidiar con la justicia, Natalia (17 años) consiguió la aprobación de un juez Rodolfo Mario Álvarez, de la provincia de Córdoba (Argentina) para someterse a una operación para lograr la remoción del pene y la implantación de una neovagina. Este caso sentó un precedente en Latinoamérica, el juez se basó en el artículo 12 de la Convención de los Derechos del Niño y en el Código Civil argentino uno de cuyos artículos reconoce la capacidad psicológica de un menor para decidir sobre su cuerpo.
En España se ha llevado a los juzgados por primera vez un caso de una persona que desea cambiar de sexo antes de cumplir la mayoría de edad. Un joven catalán quien tiene 16 años y cuenta con el apoyo y consentimiento de sus padres, ha pedido al Juzgado de Primera Instancia número 15 de Barcelona, que le deje operarse.
Los casos de jóvenes son mucho más frecuentes de lo que se supone, por ejemplo en Estados Unidos, a partir de mayo del 2008, el Hospital Infantil de Boston ofrece tratamientos para niños y niñas a partir de los siete años. El mentor de esta iniciativa es el pediatra Norman Spack, según él “en el caso de los niños que tienen clara su identidad sexual, pero que nacieron en un cuerpo equivocado, lo mejor es proceder al cambio de sexo para evitar autolesiones e incluso el suicidio”. En declaraciones a The Boston Globe, ha declarado: “cuando los pequeños transexuales llegan a mí, están muy deprimidos. Lo primero es retrasarles la pubertad con medicamentos. Esto es reversible, por si más adelante el niño cambia de opinión”.
En Holanda, niños y niñas mayores de 12 años, quienes atraviesan por procesos de transito identitario superan un estricto proceso de selección en el VU Medisch Centrum, de la Universidad Libre de Amsterdam, un centro creado en 1998; allí un centenar de adolescentes son tratados químicamente, como paso previo a su cambio de sexo.



[1] Disforia de género: Desacuerdo profundo entre el sexo biológico y el sexo psicológico. En: OMS, CIE-10: The ICD-10 Classification of Mental and Behavioral Disorders, Diagnostic criteria for research, 1992.
[2] Parte de los discursos de estas ciencias están impregnados de postulados ideológicos que se subsumen en ciertas pretensiones sobre la verdadera naturaleza de las cosas que no responden tanto a intereses legítimos de avanzar en el conocimiento de la realidad, sino más bien en el control y en el encasillamiento de esa realidad en dichos supuestos ideológicos. Campos, Arantza (2007). La transexualidad y el derecho a la identidad sexual. Universidad del País Vasco.
[3] En 1980 aparece el transexualismo como diagnóstico en el DSM‑III (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, tercera edición). En 1994 (DSM‑IV) el término tran­sexualismo es abandonado, y en su lugar se usa el término trastorno de identidad de género (TIG) para designar a aquellos sujetos que muestran una fuerte identificación con el género contrario e insatisfacción constante con su sexo anatómico. El ICD‑1,0 (International Classification of Diseases, décima edición) señala cinco formas diferentes de TIG.
[4] Transexualismo se usa para designar a uno de los trastornos de identidad de género
[5] Los sistemas sociales son sistemas de desigualdad y dominación que tienen poderosos efectos sobre las acciones desarrolladas por las personas, condicionando sus posibilidades reales de actuación. J.F. Collier & S. J. Yanagisako: “Theory in anthropology since feminist practice”, Critique of anthropology, vol. 9 (2): 27-37.1989.

Dos hombres transexuales australianos ven reconocido su derecho a ser registrados como varones sin necesidad de cirugía genital



Los derechos de las personas transexuales siguen siendo una de las grandes asignaturas pendientes en lo que concierne a la esfera LGTB, también en países supuestamente desarrollados. Un ejemplo es la noticia que nos llega desde Australia, donde dos hombres transexuales han tenido que acudir a los tribunales para ver reconocido su derecho a ser registrados como varones debido a que no se habían sometido a cirugía de reasignación genital y conservaban todavía órganos reproductivos femeninos. Se trata, desgraciadamente, de una situación que sigue siendo la norma en buena parte de los países occidentales.


El tribunal les ha dado la razón, considerando que el hecho de que ambos hombres conservaran vagina, ovarios y útero no era motivo para denegarles el cambio de su situación registral. Su identidad de género es masculina, así como su aspecto físico (ambos han llevado a cabo tanto mastectomía como tratamiento hormonal). “Esto abre un montón de oportunidades a muchas personas que nunca antes han intentado ver su sexo legalmente reconocido porque pensaban que no sería posible”, ha declarado uno de los demandantes.
En España, la ley reguladora de la rectificación registral relativa al sexo de las personas (conocida popularmente como ley de identidad de género, término genérico que con frecuencia lleva a equívocos respecto a su contenido) sí permite a las personas transexuales corregir su situación registral sin necesidad de haber llevado a cabo cirugía de reasignación genital, aunque exige haber recibido tratamiento hormonal durante un periodo mínimo de dos años para acomodar las características físicas al sexo de que se trate (exigencia que no es necesaria si concurren razones de salud que desaconsejen el tratamiento hormonal).

miércoles, 19 de agosto de 2009

Puerto de la Cruz iza la bandera del arco iris en I Semana Lesbianas y Gays


Santa Cruz de Tenerife, 18 ago (EFE).- La ciudad turística de Puerto de la Cruz (Tenerife) ha izado en la Plaza de Europa la bandera del arco iris, que identifica al movimiento gay, con motivo de la celebración de la I Semana de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales "Tentación Puerto de la Cruz 09".
Este evento ha sido organizado por el Ayuntamiento con la colaboración de comercios, hoteles, gimnasios y el colectivo Algarabía Tenerife, informó el consistorio en un comunicado.
Al acto de izada de la bandera gay, que se celebró ayer y estuvo precedido de un desfile de batucadas, asistieron el alcalde accidental, Jonay Rodríguez, la actriz y madrina de Tentación 09, Carla Antonelli, y Luis Enrique García, representante del colectivo Algarabía Tenerife, entre otros.
Jonay Rodríguez leyó un manifiesto de apoyo al colectivo de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, en el que destacó que Puerto de la Cruz "es una ciudad cosmopolita, moderna y abierta a todas las tendencias sexuales, religiosas y políticas".
El edil expresó su apoyo "a aquellos que siguen siendo perseguidos, discriminados e incluso asesinados simplemente por tener otra forma de amar y concebir la vida".
"Ojalá no tuviéramos que reivindicar semanas como ésta, pero desgraciadamente todavía hay personas que no saben respetar a los demás, que no saben que independientemente de los gustos sexuales de cada persona está la libertad", agregó.
"Tentación 09-Puerto de la Cruz" incluye exhibiciones deportivas, teatro y cine, las primeras fiestas de Blanco y Rosa, una manifestación con carrozas, batucadas y zancudos.
El lema es "año de la diversidad afectivo-sexual en la educación".
La Gala de la Reina de la Belleza tendrá lugar el viernes en la plaza de Europa, con la participación de veinte de candidatas provenientes de diferentes puntos de Canarias. EFE

En Memoria de Lateisha Green



Ayer día dieciocho de agosto se hizo justicia por el asesinato en el año dos mil ocho de la mujer afroamericana Lateisha Green.
El catorce de noviembre de dos mil ocho, Lateisha Green, de veintidós años de edad fue asesinada por Dwight DeLee, también afroamericano de veinte años de edad, es la primera condena en Estados Unidos por un crimen de odio hacia una persona, en este caso una mujer transexual.
“Hoy se ha hecho justicia para Lateisha Green y para su familia” manifestó ayer el abogado Michael Silverman, quien ha trabajado durante el juicio con la familia de la víctima y dirige Transgender Legal Defense & Education Fund (TLDEF), una organización que lucha contra la discriminación de personas transexuales en Estados Unidos.
Es indignante que después de cuarenta años de las revueltas de Stonewall, razón por la que se conmemora en todo el mundo el día del Orgullo TLGB (Transexuales, Lesbianas, Gays y Bisexuales), y que comenzaron dichas revueltas en el bar Stonewall frecuentado por mujeres transexuales y a pesar de la historia, la comunidad gay y lésbica jamás ha querido reconocer que las revueltas las comenzaron un puñado de transexuales el 28 de junio de mil novecientos sesenta y nueve –por esta razón, por ese homopatriarcado, se le sigue denominando de forma errónea Orgullo Gay-, en los Estados Unidos, cuarenta años después se haga justicia a un asesinato por odio hacia una mujer transexual.
Los crímenes por odio, está comenzando a resurgir con mucha fuerza en este país, pero desgraciadamente, tenemos un Gobierno que no crea una ley que nos ampare de estos criminales a las personas transexuales y mientras no existan leyes, toda persona que se crea superior o con mayores derechos que las personas transexuales, seguirán intentando anularnos o asesinarnos, esto no significa, que ya no haya habido agresiones y asesinatos, porque, ya los ha habido, y las agresiones existen y los agresores y asesinos quedan impunes.
El asesino Dwight DeLee le ha sido impuesta la máxima pena de veinticinco años de prisión, pero desgraciadamente Lateisha Green ya no podrá jamás, reír, bailar, amar, en definitiva vivir… tampoco nadie, a su lado, podrá compartirlo con ella.