lunes, 28 de julio de 2014

Andrej Pejic se define públicamente como mujer transexual

Andrej Pejic Jean Paul Gaultier
25 jul 2014
Desde el día de ayer debemos dejar de referinos a Andrej Pejic como ''el andrógino modelo bosniocroata'' y empezar a referirnos a su persona con un simple ''ella'', debido a su salida del armario como mujer transexual en varios medios de comunicación y redes sociales .
separador
No es la primera vez que os hablamos de Andrej Pejic, ya que cuando se nos cruzó celebramos al instante de que la Diversidad subiera a la pasarela para moldear y superar los rígidos presupuestos anatómicos relacionados con el género. Hoy, nos alegramos de nuevo al conocer que ha decidido prepararse para su transición a mujer, y lo haya hecho público de manera tan honesta y positiva.
Tal y como hemos conocido gracias a GLAAD, la modelo se puso en contacto con la organización para preparar su historia de cara a los medios, con el objetivo de tratar su condición transexual como testimonio beneficioso para otras personas en su misma situación.
Andrej Pejic Sesion de fotos
Pejic, que junto a Lea T. puede considerarse una de las modelos trans más exitosas y solicitadas de la actualidad, compartió su historia en exclusiva con Entertainment Tonight, People.com y Style.com, además de publicar una foto en su perfil de Facebook con el siguiente mensaje para sus fans:
Como mujer transgénero espero mostrar que después de la transición (como proceso que salva vidas) se puede ser feliz y exitosa en la nueva etapa."
La modelo, que lleva en activo desde 2007 en campañas de moda de hombre y mujer, ha sido requerida por casas tan prestigiosas como Jean Paul Gaultier o Marc Jacobs, lanzó un claro mensaje de apoyo a la juventud trans, animándola a respetarse y pedir el mismo respeto a la sociedad:
A toda la juventud trans de ahí fuera, me gustaría deciros que os respetéis y vivais con orgullo quienes sois. Todos los seres humanos merecen igual trato independientemente de su identidad degénero o sexualidad. Es un derecho humano básico ser percibido/a tal y como en realidad se es."
 http://www.chueca.com/articulo/andrej-pejic-se-define-publicamente-como-mujer-transexual

Las personas trans hemos sido borradas de la historia de las luchas, las conquistas y los logros del movimiento LGTB.

Hemos tenido el gusto de conversar en Sevilla con Mar Cambrollé, activista infatigable en defensa de los derechos de las personas transexuales. Forma parte del movimiento de liberación sexual desde los años 70 y es una de las artífices de la Ley Integral de Transexualidad aprobada en Andalucía. Mar Cambrollé, una mujer de verdad, es el título de su biografía, recientemente publicada junto al periodista Francisco Artacho en la Editorial la Calle.


Explícanos en qué consiste la Ley Integral sobre Transexualidad aprobada recientemente, qué la diferencia de las leyes existentes en otros territorios?

Esta Ley es importante, porque viene propuesta desde el propio colectivo trans y no impuesta  desde las esferas políticas. Hemos tenido que pelear mucho para que se nos reconociese como interlocutores válidos. Dentro del propio colectivo LGTB, las personas trans hemos sido borradas de la historia de las luchas, las conquistas y los logros. Es lo que llamamos el borrado trans. Siempre hemos estado tuteladas por lo que yo llamo el gaypatriarcado. El colectivo gay domina la lucha LGTB, así como los hombres dominan en todas las esferas de la sociedad. De ahí, que nuestras necesidades específicas nunca hayan sido una prioridad dentro del propio colectivo LGTB. Hemos de caminar de la mano porque tenemos un enemigo común: el heteropatriarcado, pero es importante que el colectivo trans hable en primera persona, sin tutelajes. Por otro lado, también hemos tenido que enfrentarnos a la ignorancia y arrogancia de los partidos políticos, a quienes sólo les interesa que la gente les vote, y para quienes las personas trans, representamos una cantidad nimia de votos, en comparación con el colectivo de gays y lesbianas.
Ha sido por tanto, una ley muy peleada, y la única que a nivel mundial reconoce el derecho a la autodeterminación del género y despatologiza la transexualidad de manera efectiva. Argentina, en marzo de 2012, aprobó una ley de Identidad de Género, que facilitaba el cambio de nombre en el registro civil, la nuestra, es una ley integral  porque habla de todos los ámbitos donde podemos ser, y somos, objeto de discriminación: laboral, educativo y sanitario. Ahora bien, habrá que desarrollar reglamentos para hacer efectiva la ley antes de colgarnos las medallas. Necesitamos un reglamento sanitario que realmente cumpla con el texto y que descentralice la atención, porque la igualdad no es posible si me tratas de forma distinta al resto de las personas no transexuales. La ley del País Vasco y Navarra reconoce que la atención sanitaria tiene que ser a través de Unidades Especiales, en Andalucía, diferimos. No necesitamos tratamientos específicos, ni unidades específicas. Durante mucho tiempo, las personas trans hemos sido tuteladas por el estado y por la propia medicina, integrando el discurso biomédico.   Actualmente, sabemos que no existen tratamientos específicos para personas transexuales:  cualquier mujer no transexual que tiene el síndrome premenopáusico, necesita los mismos estrógenos que necesito yo, y esa mujer, no es derivada ni a una unidad especial, ni se le evalúa para descartar patologías mentales.
Mandarnos a unidades específicas es segregarnos, y la segregación es estigmatización, se rompe el principio de igualdad.


Profesionales de las UTIG (Unidades de Transexualidad e Identidad de Género) del Estado Español, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) se oponían a la Ley. Qué opinión tienes al respecto?

     Ellos han tenido una gran potestad sobre nuestras vidas, tienen su chiringuito montado, incluso algunos se autoproclaman expertos en transexualidad, aunque llevan años sin renovar su ideario, basándose en teorías obsoletas. Las personas transexuales, o cualquier colectivo objeto de estudio y mejora, debe poder hablar en voz propia. Por el colectivo trans siempre han hablado académicos, científicos, médicos etc.., pero no las propias personas transexuales. ¿Cómo hubieran reaccionado gays y lesbianas si para acceder a matrimonio entre personas del mismo sexo tuvieran que presentar en el registro civil un informe psicológico para demostrar que son gays de verdad y no nos están engañando? ¿Cómo reaccionarían las mujeres lesbianas que acceden a tratamientos de reproducción asistida si tuvieran una unidad especial solamente para lesbianas?
     La igualdad no puede tener condiciones ni adjetivos, si no, no es igualdad.
    
     En muchos medios de comunicación se sigue diciendo que las personas transexuales nacen encerradas en un cuerpo que no es el suyo.
    
     Estos estereotipos han sido integrados por el propio colectivo, porque al igual que le ocurre al resto de la sociedad, somos permeables a aquello que se dice de nosotros. Hay definiciones del tipo: personas que nacen en un cuerpo equivocado, una mujer atrapada en un cuerpo de hombre, un hombre atrapado en un cuerpo de mujer, un error de la naturaleza, personas con un trastorno de la identidad, personas con una discordancia....Yo no discuerdo de nada, mi cuerpo no está equivocado, no soy una mujer atrapada en un cuerpo de hombre, soy una mujer con un cuerpo diferente al tuyo, y lo que lo hace diferente son unos cromosomas y una genitalidad, pero soy una mujer. Somos mujeres y somos hombres, dentro de ese abanico de la diversidad humana, donde ni todas las mujeres son iguales, ni todos los hombres tampoco.
    

Hay mucha confusión entre identidad sexual e identidad de género. ¿Podrías explicarnos cuál es la diferencia?

La identidad de género es la forma en la que me expreso como hombre o como mujer, y eso es en base a unos roles construidos cultural y socialmente. Las mujeres, no nos expresamos de la misma forma en Oriente y Occidente, ni lo mismo ahora, que hace 50 años. Varía en función de la situación geográfica y del momento histórico. La identidad sexual es la conciencia innata de sentirse hombre o mujer. La naturaleza es dicotómica, se expresa a través de hombres y mujeres, pero hombres y mujeres no binarios, sino diversos.
Vivimos en una sociedad excluyente con fobia a la diversidad, con patrones binaristas de género, y binaristas de cuerpo. Vivimos en una dictadura genital. Nacemos, nos miran la entrepierna y si tenemos pene, somos niños y si tenemos vulva, niñas. Además, se espera de nosotros que seamos heterosexuales. La genitalidad no determina ni la orientación, ni la identidad sexual.

Cómo ves las alianzas entre los feminismos y el movimiento transexual?

Creo que el feminismo se ha enriquecido con el transfeminismo, ya que hemos revolucionado el ideario de la identidad. Nosotras, no sólo somos objeto del machismo y del heteropatriarcado, sino del cisexismo, lo cual significa considerarse más auténtico y natural que una persona transexual, desde el privilegio de no serlo. “Soy más mujer que tú, porque  no eres una mujer biológica”. Y entonces, qué soy? Una mujer biónica o robótica?
A veces, se acaba viendo la transexualidad como una postura transgresora con respecto a la identidad de género, algo de lo que estoy en contra. La postura queer es muy importante, ya que ha puesto en cuestión los valores binarios de género, pero desde mi punto de vista tiene una limitación: no investigan a fondo la identidad sexual. Al final, están negándonos nuestra identidad desde el otro extremo, porque sitúan la transexualidad como una construcción y una ideología transgresora. La transexualidad no es una ideología, ni una alternativa a nada, es un estado natural, una expresión más de la diversidad. Lo que me hace a mí ser transgresora no es la transexualidad, sino vivir en una sociedad estanca, donde la transexualidad no es considerada una expresión más de la diversidad humana, sino una enfermedad por los conservadores, y una ideología transgresora por los más radicales. No es ni una cosa, ni la otra. 


En el caso de los menores trans, el tema de los inhibidores ha suscitado muchas suspicacias.

 Nosotros, sin ser estudiosos, hemos visto, a través del área de menores de nuestra asociación,  que desde el momento que se les reconoce su identidad, son niños que dejan los tics nerviosos, que dejan de tener problemas de concentración, que mejoran las notas escolares, que son extrovertidos. Luego viene la etapa prepuberal: un niño que ya está viviendo como niño desde los siete años, si cuando llega a los 12 años ve que su cuerpo se desarrolla de forma distinta a como ya está viviendo, le puede causar muchos problemas. Hay un estudio de Philadelphia sobre menores tran, donde el 80% de los niños piensan en el suicidio, y el 40% lo intenta. Los inhibidores de la pubertad no son tratamientos hormonales y son reversibles, si se suspenden, a los seis meses, se vuelve al estado de partida. No son peligrosos. Pero es que además, ya se utilizan en niñas no transexuales cuando les viene la regla de forma precoz. O sea, hay un trato discriminatorio en el acceso a los mismos tratamientos que la ciudadanía, por el hecho de ser transexual. No hablamos de la obligatoriedad de tomarlos, pero sí de tener acceso a los mismos en igualdad de condiciones.
Los inhibidores, no sólo evitan problemas de suicidio, sino que además evitan intervenciones agresivas posteriores.


Háblanos un poco del libro

El libro tiene dos partes. Una, de recuperación de la memoria del Movimiento Homosexual de Acción Revolucionaria, del cual formé parte. Una historia que ha sido catapultada porque, según mi hipótesis, en aquella época no era algo asumido por los grandes partidos. He tenido que enfrentarme a una izquierda ignorante y asustadiza con el movimiento de liberación sexual en los 70.  Una época, donde ser activista no era una cuestión de estar subvencionado, donde ser activista por los derechos sexuales estaba pagado con la cárcel, donde no pegábamos carteles de papel, sino hacíamos pintadas en las paredes, donde no pedíamos permiso, sino ocupábamos las calles.

En una segunda parte, a través de mi experiencia vital, hablo de la sexualidad, de la transexualidad, del discurso médico, del borrado trans, de nuestra relación con el feminismo, hago una crítica de los partidos políticos porque vacían de contenido reivindicativo al colectivo LGTB y a todos los movimientos sociales. Han intentado institucionalizarlo todo, y solo quieren tener una serie de plataformas sociales que les aplaudan. Y en cuanto al colectivo LGTB, pues creo que el matrimonio igualitario también ha supuesto una verdadera trampa. Es un derecho que defiendo y he defendido, pero reproducir el esquema patriarcal y mercantilista del matrimonio significa vaciarlo de contenido y hacerlo asumible por un sistema capitalista, de mercado rosa, y patriarcal.

lunes, 21 de julio de 2014

La Asociación de Transexuales de Andalucía celebra la entrada en vigor de la Ley Integral de Transexualidad

Después de la entrada en vigor de esta Ley el pasado 19 de julio, como así lo indica su Disposición final segunda, y  para que su aplicación se haga efectiva, instamos al Gobierno Andaluz a que el desarrollo de reglamentos, procedimientos y protocolos se realice  a la mayor brevedad posible.



El 18 de Julio fue publicada en el BOJA la “Ley 2/2014, de 8 de julio, integral para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía”, entrando en vigor al día siguiente de su publicación.

La Asociación de Transexuales de Andalucía, celebra este avance social, que ha costado más de cinco años de negociaciónes  con los partidos políticos que han presentado la Ley, y un par de anuncios de huelga de hambre;  uno para que se reanudara el grupo de trabajo de la ley y otro, para que se fijara fecha de registro y que su contenido respondiera a las demandas que desde los colectivos representativos de las personas trans habíamos propuesto.

La ley Andaluza, es una Ley pionera en la despatologización de la transexualidad y en el reconocimiento de  la libre autodeterminación del género como derecho humano. Ambas cuestiones la hacen una de las leyes más avanzadas de España, Europa y también a nivel mundial,  en lo que se refiere al reconocimiento de derechos de las personas transexuales y por ser una herramienta contra la discriminación por identidad de género.

¿Por qué decimos que despatologiza la transexualidad? Porque reconoce la transexualidad como una expresión de la diversidad humana y no como una “enfermedad” o “trastorno de la identidad”, esto significa que las personas transexuales dejarán de ser  objeto de evaluaciones o diagnósticos psicológicos obligatorios para acceder a los tratamientos médicos o quirúrgicos. Será reconocida la identidad de género libremente determinada

“Recibir una atención integral y adecuada  a nuestras necesidades sociales, sanitarias, jurídicas, laborales y educativas, entre otras, en igualdad efectiva de condiciones y sin discriminación con el resto de la ciudadanía, es una de las garantías para alcanzar la igualdad”, declara Mar Cambrollé, presidenta de ATA-Sylvia Rivera.

Instamos al Gobierno Andaluz, al  pronto desarrollo de reglamentos, procedimientos y protocolos que la hagan efectiva,  para que no quede simplemente en una declaración de buenas intenciones,  o una operación de marketing, consistente en  “vender” avances que en realidad no se ponen en práctica. Para ello, es necesario contar con la colaboración de las entidades de personas transexuales que conocen la realidad transexual, sus necesidades y las consecuencias de la mala praxis que hasta ahora se ha venido realizando. “Cuando un colectivo es invisibilizado, no existe, no tiene derechos ni puede luchar por ellos. Al no dar voz a un colectivo, no existen modelos reales de ese grupo y puedes imponer el tuyo", añade Cambrollé.  

ATA, considera una cuestión  URGENTE desarrollar el “procedimiento” de atención sanitaria, para que dicha atención sea como dice la Ley, en igualdad de condiciones y en centros de proximidad, evitando así la segregación que nos estigmatiza y discrimina, y anulando  las evaluaciones o diagnósticos psicológicos obligatorios. Pero  sobre todo, lo que desde ATA entendemos que es imprescindible es, apartar de la atención a personas transexuales,  a los “profesionales” que hasta ahora han sido perpetradores  de una praxis inhumana y patologizante que, durante años,  nos han tratado como  “enfermas y enfermos mentales”, vejándonos, humillándonos y atentando contra nuestro honor, nuestra intimidad y despojándonos de forma sistemática de lo mas importante en la vida de cualquier persona; nuestra dignidad.

Es una afrenta que las personas transexuales sigan siendo atendidas por esos “profesionales”. Es no reconocer el error, el daño y el dolor que muchos adolescentes, familias y personas transexuales hemos sufrido, y una incoherencia política e institucional, que invalida cualquier discurso en favor de la igualdad y la no discriminación.

Es una oportunidad para ser un referente mundial, saldar una deuda con las personas transexuales, las cuales, en muchos momentos hemos visto como se han  vulnerado en un estado democrático y con  gobiernos progresistas, nuestro derecho a ser atendidas de nuestras necesidades sanitarias, como cuando se excluyó por real decreto 63/1995, de 20 de enero, de la cartera de prestaciones del SNS (Servicio Nacional de Salud) la transexualidad, concretamente de la cartera de servicios en el punto 5 del anexo III de ese real decreto. La ministra socialista, Ángeles Amador fue quien firmó este decreto.  Posteriormente, el real decreto 1030/2006, de 15 de septiembre, de la nueva cartera de prestaciones del SNS no excluye expresamente la transexualidad, pero no la incluye. Se podría “interpretar” su inclusión en mérito del apartado 5.1.5 del anexo III del real decreto, pero bajo el criterio de las Consejerías de Sanidad autonómicas y del servicio autonómico (andaluz, catalán, vasco, madrileño, gallego, etc) de salud. Esto ha provocado que, no exista una  atención normalizada de la transexualidad en todas la Comunidades Autonómicas, dejándonos a criterio e interpretación de cada Comunidad.

Se puede dar un salto histórico en avances sociales y civiles para la Comunidad Trans, pero para ello, sería obligatorio también  reconocer los errores del pasado y rectificar. No en vano, si apelamos a  la Memoria histórica de nuestro colectivo, este reconocimiento debería ser un primer paso ineludible.  Ni la formación de nuevos profesionales, ni la atención sanitaria pueden venir de la mano de aquellos que han creído y creen que la transexualidad es un “trastorno de la identidad” y cuyas praxis han causado dolor, sufrimiento y vejación sistemática de nuestros derechos humanos fundamentales.

La igualdad real en todos los ámbitos, aún la tenemos que conseguir, ello depende de nosotras y nosotros, lo hemos demostrado al registrar esta ley hasta su aprobación por unanimidad. El que ahora sea efectiva esta ley,  es una asignatura pendiente y lo vamos a conseguir.



En el nombre de Emma

  • Es una de las 7 niñas y niños transexuales con un DNI acorde a la identidad que sienten

  • 'Pedimos una ley nacional y no depender de la sensibilidad de cada juez o médico'

Emma nació con las cosas que tienen los niños por fuera y con su vida de niña verdadera por dentro. Ella era ella en un mundo que le llamaba él, una Emma como la sirena de la tele en un Jorge con pantalones. Con pantalones que ya no existen. Porque esta cría de 12 años, que quiere ser diseñadora y poeta, que aguanta más que nadie el tabasco, que sueña con delfines cuando está despierta y que juega a la goma en el asfalto de su historia, es uno de los siete menores transexuales que han logrado cambiar su nombre en el Registro Civil y obtener un DNI acorde a la identidad que sienten.
- Mira, mira, ¿te gusta mi estado de Whatsapp? Lo he escrito yo...
Y en eso uno ajusta la vista al móvil alegre de Emma y lo entiende todo: «Sé libre, nunca te sientas apresada».
Este es el cuento de Emma, el poemario de su vida al abrigo de papá y mamá, que miran a la hija que siempre tuvieron aunque la calle la viera uniformada en niño. Es la historia de ellos y dos hermanos, una familia andando por la vida porque en su casa empieza el mundo.
«La transexualidad no es un capricho, ni algo transitorio, ni una enfermedad. Sabemos nuestra identidad pronto. Si yo me amputo los genitales seguiré siendo un hombre. Y mi hija no tiene fobia a su género, sólo es una niña con pene, como hay niños que tienen vagina pero son niños porque así se ven a sí mismos. Emma siempre se sintió una niña, así que eso es lo que es: una niña». El padre de Emma es un bombero acostumbrado a días envueltos en bolsas negras. «Yo nunca había llorado, pero desde el tránsito de Emma me emociono con nada. Tener un hijo tetrapléjico es un problema, lo nuestro es una bendición. A mí esto me ha abierto el lagrimal», dice con ojos de agua.
Esto es Emma cuando, con dos años, le decía a mamá cosas que casi nadie dice. «Me preguntaba por qué tenía colilla si ella era una chica, que si yo se la podía cortar», cuenta, aunque el canijo está escalando la espalda de esta madre vertical y refugio, madre montaña.

Creciendo al reclamo de faldas y muñecas

La niña Jorge fue creciendo al reclamo de faldas y muñecas. «Pensábamos que era un niño sensible». Pero cuando al crío le preguntaban si quería salir a la calle con los vestidos que llevaba en casa y contestaba que sí o cuando le confundían en el pueblo con una niña y le gustaba, sus padres sabían que la vida de su primer hijo no era un disfraz de cumpleaños.
Emma escucha, pero de pronto desaparece y vuelve con dos hamsters suaves y grises, un macho y una hembra que no saben que lo son, tan ricamente vivos en esta casa nada binaria.
La madre recuerda que hablaron con psicólogos durante años de Emma, que cada vez iba siendo más Emma en el envoltorio de Jorge.
Como aquel día de flashes, regalos y Dios...
- Hice la comunión con traje. Me hubiera gustado ir con vestido. Pero no pasa nada.
«Emma es conformista y adaptativa. Y eso la ha ayudado a no pasarlo mal», vierte el padre ante un café con olor a tolerancia y hogar. Y la madre abre comillas: «Hemos ido despacio por prudencia. Pensábamos: '¿Y si nos equivocamos?'. Dar con buenos profesionales es clave».
Quizá todos hayan sufrido más de lo que cuentan, quizá el estruendo íntimo de lo distinto y quién sabe si crueldades explícitas de niños o el cotilleo sordo de los adultos.
- Yo les decía a los niños que me había hechizado una bruja, pero que el hechizo se iba a pasar porque en realidad era una niña. Le daba la vuelta a la pulsera con el nombre de Jorge y les decía que me llamaba Emma.
¿Por qué Emma? «A ella y su hermana les gustaba la serie H2O, que son Cleo, Emma y Rikki, tres chicas sirenas. Ella se identificaba con las sirenas porque no tienen genitales», argumenta la madre. Eso explica el cuadro de la sirena que Emma tiene en su cuarto, habitado por muñecas Monster High y bautizado con las letras de su nombre en la puerta.
«Con 10 años, nos aconsejaron cambiar todo: nombre, ropa, carnés, decirlo en el cole...». El tránsito.

viernes, 18 de julio de 2014

INFORMACIÓN SOBRE LOS CONTENIDOS MÁS IMPORTANTES DEL TEXTO DE LA LEY INTEGRAL DE TRANSEXUALIDAD


“La libre autodeterminación del género de cada persona ha de ser afirmada como un derecho humano fundamental”. (Exposición de Motivos I)

“Con independencia de cualquier clasificación que afirme lo contrario, la orientación sexual y la identidad de género de una persona no son, en si mismas, condiciones médicas y no deberán ser tratadas, curadas o suprimidas” /Exposición de Motivos I)

“Tener derecho a un trato igual a las demás personas en todos los ámbitos, sin que en ningún caso sea discriminatorio”  (Exposición de Motivos II c)

“…completa despatologización, esto es, se abandona la consideración de la transexualidad como una enfermedad a la que se intenta dar una solución jurídica por no existir “curación para ella, y por tanto, el ejercicio del derecho se desvincula de la necesidad de aportar diagnósticos médicos previos” (Exposición de Motivos II)

“…incorporar la aplicación de la investigación y evidencias científicas al ámbito clínico y descentralizar la atención a las personas, disminuyendo los desplazamientos e intensificando la humanización de la asistencia” (Exposición de Motivos III)

“…acceso a la cartera de servicios existentes (endocrinología, cirugías…) y con tratamiento acorde a si identidad de género y consentimiento informado. (Exposición de Motivos III)

“..la asistencia de servicios de asesoramiento jurídico y de apoyo psicológico y social, tanto a los menores como a sus familiares, especialmente padres o tutores, así como el reconocimiento explícito del derecho de los menores a desarrollar su propia identidad de género, incluso si esta es distinta de la identidad de género asignada al nacer” (Exposición de Motivos IV)

“A recibir una atención integral y adecuada a sus necesidades sociales, sanitarias, jurídicas, laborales y educativas, entre otras, en igualdad efectiva de condiciones y sin discriminación con el resto de la ciudadanía”  (Capítulo I Artículo 2.-1)

“Al reconocimiento de su identidad de género, libremente determinada” (Capítulo I Articulo 2,.2)

“La presente Ley será de aplicación, con carácter general, a todas las personas con residencia efectiva en Andalucía que manifiesten una identidad de género distinta a la asignada al nacer” (Capítulo I Artículo 4.-1)

“Toda norma, reglamentación, procedimiento o actuación de las Administraciones, deberán respetar el derecho humano a la autodeterminación de la identidad de género y no podrán limitar, restringir, excluir o suprimir el ejercicio del derecho a la libre autodeterminación del género de las personas, debiendo interpretarse y aplicarse las normas siempre a favor del libre y pleno ejercicio de ese derecho” (Capítulo I Artículo 5.1)

“Ninguna persona será obligada a someterse a tratamiento médico o examen psicológico que coarte su libertad de autodeterminación de género” (Capítulo I Artículo 5.2)

“ La Consejería competente en materia de salud establecerá un procedimiento asistencial a las personas transexuales que contendrá los criterios, objetivos y estándares de atención recogidos en las recomendaciones internacionales en la materia, que en todo caso han de ser compatibles con los principios inspiradores de esta Ley. Dicho procedimiento se elaborará en colaboración con personas transexuales y las entidades que las representan. (Capítulo II Artículo 10.3)

Enlace del texto completo:





jueves, 17 de julio de 2014

A un niño de 2 años le gusta vestirse como niña y su padre lo apoya

Seth Menachem, Asher
Instagram
Conoce esta ejemplar historia de tolerancia.
¿Quá harias si ves a tu hijo de dos años vistiéndose con ropa de niña?
Pues este padre lo ve a diario y no hace nada.
Se trata de Seth Menachem, un actor estadounidense que tiene dos hijos, Sidney de cuatro años y Asher de dos. El menor de los dos llegó a los medios luego de que se conociera que le gusta vestirse con vestidos, tal como lo hacen las princesas de Disney, y Seth no le incomoda en lo absoluto.
“Dejando de lado las costumbres sociales, él se ve bien con vestido. Y en un día de verano de 40 grados en Los Ángeles, probablemente es la opción más práctica”, escribe Menachem.
Con la aceptación de que su hijo pueda vestirse como quiera, él reconoce que rompe parámetros sociales, no lo hace con esa intención, lo más importante es que el pequeño Asher se sienta bien…
“Algunos israelíes se rieron de mi e hicieron comentarios. Uno me dijo, ‘¿crees que esto es gracioso? Hay niños aquí. ¿Quieres que vean esto?’ Otro dijo, ‘¿quieres que sea gay?’. Permanecí calmado y expliqué lo mejor que pude que no hay correlación entre niños que se travisten y ser gay. Y si es gay, no es por nada que yo haya hecho. Es porque es gay. De cualquier manera, no quiero que jamás sienta que no pudo ser capaz de expresarse a sí mismo porque sus padres no lo apoyaron”, contó Seth.
Un día, después del trabajo, el padre decidió ponerse también un vestido, luego de que su hija lo sugiriera, los tres decidieron dar un paseo con el perro. Cuando su esposa llegó, les tomó una foto y fueron a comer pizza.
¿Qué opinas?
Seth Menachem, Asher
Instagram

Seth Menachem, Asher
Instagram

miércoles, 16 de julio de 2014

Minsal se compromete a regular operaciones para personas transexuales

CHILE.- La ministra de Salud, Helia Molina, se reunió con representantes del Movilh para discutir la inclusión de procesos en la readecuación corporal de transexuales con cargo a Fonasa.
En la cita se discutió sobre los mecanismos para facilitar estos procesos, por lo que la encargada de la cartera comprometió que el Minsal regulará las intervenciones médicas.
Al respecto la activista trans del Movilh, Paula Dinamarca, dijo que entre los procesos de readecuación se encuentran la orientación sexual, la hormonización y las cirugías. Agregó que “desde el año pasado muchas personas transexuales estamos haciendo uso de Fonasa para costear los tres procesos médicos”.
Explicó que hasta el momento no existe una canasta aprobada para los costos de estas intervenciones, por lo que no hay claridad sobre cuáles son los recintos públicos de salud con especialización en estas áreas.
Dinamarca dijo que “propusimos a la ministra que esta situación se regule con la aprobación y publicación de una canasta que sea clara para las personas transexuales y que además se entregue más y mejor información sobre cómo y dónde acceder a este derecho. El respaldo de la ministra fue clarísimo en este punto que ya se cuenta con el apoyo de Fonasa, con cuya directora, Jeannete Vega, nos reunimos a comienzos de mes”, afirmó.
Desde el Movilh se indicó que la ministra también respaldó la incorporación a la “Carta de Derechos y Deberes del Paciente” la no discriminación, y que además se propuso contar con tratamientos de fertilidad asistida a todas las parejas, independiente de su orientación sexual, respuesta que aseguraron conocerán durante los próximos días.
En tanto el director del Área de Derechos Humanos del Movilh, Rolando Jiménez, dijo que otro de los temas abordados la ministra de Salud, fue la necesidad de la prevención del VIH/SIDA cuente con el concurso de todas las organizaciones sociales interesadas.

Laverne Cox, primera mujer transexual nominada a un Emmy

EEUU, 16 Jul. (Notimérica/EP) -
   Laverne Cox es la primera mujer transexual nominada a un premio Emmy. Dicha nominación a Mejor Actriz Invitada se debe a su personaje de Sophia Burset, una reclusa que comete fraude por intentar pagarse una operación de reconstrucción genital en la serie 'Orange Is The New Black' (en español, 'El Naranja es el NUEVO Negro'), una serie de Netflix.
   Hace poco menos de un mes, veíamos a Cox COMO la primera mujer transexual que aparecía en la portada de la revista TimeAHORA es la primera que podría lograr un premio Emmy y, como ella misma dice, "está en una nube", según ha publicado Hollywood Reporter. "Qué maravilloso día, es un día estupendo PARA'Orange Is The New Black' y PARA todas las mujeres transexuales negras", aseguró Cox.
   Tanto GLAAD (Alianza Gay y Lésbica contra la difamación) COMO las ONG's que luchan contra la discriminación en los medios han sido testigos de cómo Laverne Cox "rompe barreras"en los avances por su causa.
   En palabras de la presidenta y CEO de GLAAD, Sara Kate Ellis, se trata de un hecho que hace posible que "incontables transexuales pueden ser quienes son e incluso lograr sus sueños porque nada es inalcanzable".
   Para Cox, sólo la nominación a ESTE premio es una atuténtica victoria, como actriz y como activista. Una vez más las redes sociales se han hecho de eco de los acontecimientos y la propia Cox ha dado las gracias en su CUENTA de Twitter y de Instagram.
   En su categoría a Mejor Actriz Invitada, Laverne Cox comparte nominación con varias compañeras, como son Natasha Lyonne, Uzo Aduba, Tina Fey, Melissa McCarthy y Joan Cusack, de otras series como son 'Staturday Night Live' y 'Shameless'.