VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

miércoles, 16 de enero de 2019

Una mujer trans fue reelegida como diputada en Alemania



Es la primera vez que una mujer trans ocupará una banca en una institución política alemanaTessa Ganserer es el nombre de la diputada trans que dio a conocer su nueva apariencia física ante la prensa.

El lunes, Tessa Ganserer habló ante la prensa sobre su nueva apariencia física, para reclamar entre otras cosas que los trámites para cambiar de sexo en el registro civil sean más simples.

"No hago esto para divertirme" y "no decidí convertirme en mujer, soy una mujer", explicó en Munich. La política de unos 40 años anunció su cambio hace unas semanas en las redes sociales.

Es la primera vez que una mujer trans ocupará una banca en una institución política alemana, más aún habiendo cambiado de identidad durante su mandato, según la prensa
.
En Alemania, la legislación estipula que se necesitan dos análisis psiquiátricos para poder pretender al cambio de nombre en el registro civil. "La identidad de género es un derecho humano", defendió en conferencia de prensa.

En la primera sesión plenaria del año, el 23 de enero, la responsable ecologista, electa por primera vez en 2013 y reelecta en elecciones regionales en octubre, será registrada como mujer.

Tessa Ganserer es su nuevo nombre
Sus colegas deberán llamarla "Señora diputada" y será registrada así en el Parlamento tras recibir el apoyo firme de la presidenta de la institución, Ilse Aigner.
"Soy una mujer en todas las fibras de mi cuerpo y ahora también Señora diputada regional". Fue con este mensaje publicado en su cuenta Facebook en los primeros días de enero con el que Tessa Ganserer se anunció en el parlamento de Baviera. Poco después de su reelección.
Le dan respaldo
En el parlamento de la muy conservadora y católica Baviera, su decisión no pasó desapercibida. Pero la presidenta, Ilse Aigner, de la Unión social cristiana (CSU), partido aliado a los demócrata cristianos de Angela Merkel, le aportó un firme apoyo.
"La señora Ganserer tomó una decisión muy valiente y eminentemente personal", aseguró Ilse Aigner cuyo partido se opuso a las boda de homosexuales en 2017 y defiende posiciones muy conservadoras sobre los temas sociales.
Tessa Ganserer cuenta ahora que peleará a favor de un mejor reconocimiento de las personas trans. "En el futuro tendrá que ser posible que el sexo registrado al nacimiento pueda cambiarse en el registro civil a pedido de la persona", dijo el lunes.

Primera científica trans de Colombia afirma que la transexualidad está presente en el 20% de las especies


Tiene 55 años, es una bióloga colombiana experta en temas ambientales y desde 2011 se desempeña como directora general del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt.
Hablamos de Brigitte Luis Guillermo Baptiste, quien es la primera científica trans de Colombia, y que participará este miércoles 16 de enero en el Congreso Futuro 2019.
Contrario a lo que algunos podrían pensar, la transexualidad no es exclusiva de los seres humanos. Así lo afirma la especialista, quien añade que existen muchos ejemplos del reino animal y vegetal en los cuales podemos encontrarla.
De hecho, Brigitte explicó al citado medio que la transexualidad está presente al menos en el 20% de las especies en la naturaleza.
“En la ecología tenemos la necesidad de dudar de la identidad y de los roles de las especies”, precisó la experta, quien es conocida por unir esta disciplina a la literatura queer para crear una ruptura en las normas de comportamiento que existen en la naturaleza.
En ese sentido, menciona, la “ecología queer” consiste en hacer un llamado “a reconocer la variabilidad extrema que existe en todas las entidades biológicas, y cómo esta variabilidad se deriva en las maneras en que nos relacionamos”.
Baptiste, quien en 1994 realizó un Magíster en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Florida, Estados Unidos, enfatizó que la transexualidad se manifiesta en “mecanismos mediante el cual las especies garantizan su reproducción y cuidado de las nuevas generaciones; garantizan la propiedad y el comportamiento colectivo para la crianza”.

martes, 15 de enero de 2019

Reparación histórica trans en Argentina: “Quedamos las sobrevivientes”


Noly Trujillo (55 años) y Marina Quintero (56 años) son dos mujeres trans sobrevivientes. Cualquier mujer trans que hoy tenga más de 40 años en Argentina es una sobreviviente. Pero además ellas también atravesaron a la dictadura. Forman parte del colectivo de 25 mujeres trans que accedieron a la reparación histórica de la provincia de Santa Fe, que incluye una pensión económica vitalicia. Es la primera vez que se reconoce a personas trans como víctimas de la violencia estatal por su identidad de género durante la dictadura en la Argentina. Es una medida inédita en América Latina.
Marina es la encargada de la biblioteca de la Casa LGBT de Santa Fe. Le encanta leer y entre sus planes está armar el archivo de la memoria trans provincial. Noly es empleada municipal desde hace varios años. Y fue trabajadora sexual durante 30 años. Cuatro constantes se repiten en las vidas de ambas: el encierro y la discriminación, pero también la lucha y los sueños.
“Un médico le dijo a mi papá que me encerrara”
“Desde los 9 años viví con mis tías porque mi mamá había fallecido. A los 11 apareció mi padre y me encerró en un albergue de menores. Él era amigo de un juez que lo mandó para que me vea un médico del hospital psiquiátrico Mira y López. En la historia clínica escribió ‘puto-homosexual’ y le dijo a mi papá que tenía que estar encerrada porque ‘no cabía en la sociedad’. Era 1971”, cuenta Marina.
A los 18 Marina salió del albergue de menores. Recuerda que su primer evento social fue el cumpleaños de Marcela Corraza, una trans histórica de la ciudad de Santa Fe. “Ahí conocí a un montón de amigas trans, con las que vivíamos cayendo presas. Donde nos veían nos levantaban. La única salida que teníamos era ser trabajadoras sexuales. No podíamos estudiar ni trabajar, porque todo el mundo se nos burlaba. Muchas de esas amigas ya no están”, afirma.
“Nos pegaban, nos tiraban agua fría y sobre todo había mucha tortura psicológica”
Noly tuvo otra suerte familiar. Es la menor de cuatro hermanas.  Hija de un papá ferroviario y de una mamá ama de casa. “En mi familia esperaban el varoncito. Desde que tengo uso de razón me sentí la cuarta hermana. Siempre me sentí mujer, pero mi familia no me aceptaba así. Era ‘El noly’, pero tuve mucho amor. Era el dulce de leche de mi mamá y mis hermanas me cuidaban mucho”.
Cuenta que pasó por todo lo que pasa una niña trans: “Lloraba en la cama todo el día cuando me cortaban el pelo porque quería ser como mis hermanas. Me ponía contenta cuando me decían nena cada vez que iba al almacén”.
“Yo en la adolescencia me quería morir porque no me crecían los pechos. Me sentía inmovilizada, no conocía a personas del colectivo. Sólo iba a la escuela. Dejé el coro de la iglesia, el club y empezaron las burlas. La adolescencia empezó a ser dura”, dice Noly. A los 15 se mudó de barrio y conoce a unos amigos gays de la hermana: “Empecé a salir y llegó mi primer caída presa por averiguación de antecedentes. Estaba en transición, tenía el pelo largo y eso alcanzaba para detenernos. Hasta ese momento había vivido en una burbuja y esas caídas fueron muy bruscas. Nos pegaban, nos tiraban agua fría y sobre todo había mucha tortura psicológica. Una vez me hicieron desnudar y me obligaron a sacarme la bombacha y la iban pateando entre los policías. Lo sentía como una paliza. Era normal que no te traten como un ser humano. Andar en las oscuridad por las calles interiores, por las vías, tirarnos debajo de los autos, para escondernos. Naturalizabas vivir así. Con el tiempo hasta extrañaba estar presa. El acto de la reparación nos hizo acordar todas estas cosas que teníamos escondidas. Contar nuestra historia nos hizo bien”.
Mientras para el resto de la sociedad argentina la dictadura (militar) terminó en 1983, para ellas siguió hasta 2010 porque el código contravencional de la provincia seguía vigente. “Nos llevaban a los calabozos, nos desnudaban, nos golpeaban. Ni me quiero acordar de esa época, contarte una es poco. Nos vejaban e hicimos cualquier cosa para sobrevivir. En 2009, nos empezamos a reunir con otras compañeras, impulsadas por Flavia del Roso (médica) y Mabel Busaniche (coordinadora de la Multisectorial de la Mujer). Nos empezamos a reunir con las chicas de AMMAR de Rosario y creamos la agrupación Mujeres y Travestis (AMYT), desde dónde se empezó a trabajar por la derogación de los códigos contravencionales. En 2010 lo logramos”.
El recuerdo de Lohana y las luchas por el cupo
Un día que Noly cayó detenida en Buenos Aires conoció a la activista trans Lohana Berkins. “Dormimos en el mismo calabozo y tiempo después me invitó a su cumpleaños. Nunca había militado ni me había puesto a pensar en nuestro derechos. Pero me vine con su voz adentro. Era mágica y pese a que era abolicionista respetaba que yo estuviese a favor del trabajo sexual”, cuenta.
“Yo tenía muy arraigado el discurso de la religión. Pensaba a que a los 33 me iba a morir. Veía que mis compañeras se morían y también empezás a naturalizar la muerte. Y de pronto empecé a vivir situaciones que no pensé que viviría: la unión civil, el matrimonio igualitario, la derogación de código de faltas y la ley de identidad de género”, cuenta Noly.
En el acto de reparación histórica que se hizo el 10 de diciembre de 2018, Marina y Noly recordaron a las compañeras que ya no están: Olga Murillo, Coty Olmos, Carla Suárez, Valeria Rodríguez, Valeria Merlo, “La Botanga”, “La Ruselot”. “La reparación histórica llegó tarde pero ellas están en nuestro corazones”, dice Marina. Y Noly agrega: “Quedamos las sobrevivientes y estamos desgastadas. Lo de la reparación es maravilloso porque en el tiempo que nos queda vamos a estar tranquilas sin necesidad de hacer sacrificios. Ahora viene el tiempo del descanso, de la paz y el disfrute y creo que todas coincidimos en lo mismo. Queremos descansar pero no vamos a poder desprendernos del activismo, vamos a pedir por el cupo. Mi último deseo es que salga el cupo laboral trans. No quiero que las chicas jóvenes pasen por lo que yo pasé”.

lunes, 14 de enero de 2019

La historia de Tiziana: la primera niña trans de Salta (Argentina)

Tizina es la primera niña trans de Salta en obtener su DNI con cambio de género. Su mamá y su papá luchan por una infancia más libre, desde que su hija les confesó que se sentía nena. 
A los 8 años pudo contarles a sus padres su verdad y desde allí comenzó a construirse como la niña que se sentía y soñó ser. “Cuando tenía ocho yo quería ser nena. Yo era muy tímida.”, cuenta Tiziana.
La madre cuenta, por su parte, el momento en el que su hija les contó, a ella y a su marido, que era “gay” y que tenía un sueño recurrente, “que quería ser nena”. Ella la aceptó y le dijo que siempre la va a amar, pero confesó que por dentro tenía miedo. “Siempre en las noticias a las personas trans se las asocia con policiales”, argumentó.
Al padre de Tiziana le llevó más tiempo aceptar que tenía una hija trans. “Sentí escalofríos cuando me habló y me dijo que se sentía nena”, dijo. Igualmente supo aceptarla, respetarla y luchar por ella: “¿por qué me voy a negarla?… Que se construya como ella se siente”.
La entrega del nuevo documento a la niña “fue una fiesta” para la familia, contó la madre de Tiziana, en el acto de entrega de su DNI.
El apoyo de sus padres es incondicional. Sin embargo, la niña aseguró que la discriminan por su identidad de género. Incluso, el resto de su familia la rechaza y en su colegio anterior sufrió bullying.
Pero nada de esto frenó a Tiziana. A los 10 (en abril del año pasado) la pequeña salteña se convirtió en la niña trans más joven en obtener el cambio de identidad en el DNI. Ese día fue el más feliz de Tiziana, según ella y la familia.

viernes, 11 de enero de 2019

Madrid dará 8.000 euros por contratar a mujeres o personas trans menores de 30 años

La Comunidad de Madrid ha aprobado las nuevas bases reguladoras para la contratación de jóvenes en la región, que cuentan con importantes ayudas para los contratos en las modalidades de prácticas o de formación y aprendizaje, así como para la contratación indefinida. De esta forma, el Gobierno regional mejora las ayudas destinadas a la inserción laboral de los jóvenes que viven en la región.
Estas subvenciones, que tienen como beneficiarios a los jóvenes menores de 30 años inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, tienen diferentes cuantías, dependiendo de las características de la contratación, del perfil de los beneficiarios y del tipo de contrato que se vaya a realizar.
Con las nuevas bases, las cuantías de las subvenciones para la contratación indefinida a tiempo completo de los jóvenes pueden alcanzar los 8.000 euros. A los 5.500 euros iniciales por cada celebración de contrato pueden sumarse 500 euros si el destinatario es mujer o pertenece al colectivo trans. Además, si quien formaliza el contrato es un autónomo y se trata de su primer trabajador, la ayuda asciende a 7.500 euros si el empleado es hombre y 8.000 euros si es mujer o es una persona trans.

En los contratos en prácticas de jóvenes, la ayuda asciende a 4.500 euros en el caso de ser hombre el contratado y a 5.000 euros si es mujer o pertenece al colectivo trans. Para los contratos de formación y aprendizaje, los incentivos ascienden a 2.940 euros en el caso de empleados hombres y a 3.440 euros para mujeres y trans.

Denuncian presunta discriminación a una joven trans en unidad educativa


Agrupaciones LGBTI denunciaron la presunta discriminación a una joven trans en una unidad educativa de la provincia del Guayas, este jueves 27 de diciembre de 2018.
En un comunicado se informa de que la directora de una unidad educativa ha “amenazado a la alumna trans de no permitirle graduarse si no va vestida de ‘hombre’, debido a que la adolescente trans no está ‘operada’. Es decir, que si la compañera se practica una reasignación sexual la directora podría considerar dejarla graduar acorde a su identidad de género auto percibida”, según el escrito.
Se considera que hay “una evidente discriminación no solo a la identidad de género de la compañera sino de clase y estatus. Si la compañera no se ha practicado una reasignación sexual de entre 8.000 dólares y 12.000 dólares, no puede concebirse como un requisito para que su identidad de género sea aceptada”.
Anotó que existen muchas personas trans que no planean reasignarse sexualmente en toda su vida, ya sea por el costo, por el riesgo de vida o, incluso, porque no quieren.
A través del comunicado público se recordó a la directora de la unidad educativa pública que la Constitución de Ecuador reconoce la identidad de género de las personas.
Por lo que considera que se debe permitir a la alumna trans que se gradúe acorde a la Constitución “y no bajo una norma secundaria de la Unidad Pública Educativa o los prejuicios de la directora”.
Se formuló un llamamiento al Ministerio de Educación para que preste especial atención a este caso, se permita la graduación de la menor acorde a su identidad de género, y que reciba las disculpas públicas necesarias, “al exponerse a incluso bullying colectivo, en dicha unidad debido a la situación mencionada”.

jueves, 10 de enero de 2019

Dos transfeminicidios en Colombia en lo que va corrido de 2019 preocupan a organizaciones

(Crédito: Marvin Recinos/AFP/Getty Images)

Los defensores de los derechos de la comunidad trans en Colombia expresaron su preocupación por el aumento de transfeminicidios en el departamento del Valle del Cauca, suroccidente de Colombia.

En lo que va de 2019 dos mujeres trans han sido asesinadas en el Valle del Cauca.
Kika Ruiz, directora de comunicaciones de Santamaría Fundación, aseguró que entre 2004 y 2017 se registraron 87 transfeminicidios. 

"En el año más violento fue un transfeminicidio por mes, pero en los últimos 30 días (entre finales de 2018 e inicios de 2019), se han presentado cinco transfeminicidios, agregó.

"Eso da a entender el nivel de violencia que está aumentado entre la población. No sabemos las causas, no sabemos si es el contexto político, si son los retrocesos de los derechos", dijo Ruiz.

"Pueden haber muchos factores, pero lo que sí es un hecho, y lo demuestran las noticias y la misma situación, es la violencia que está aumentando y nos tiene preocupadísimas aquí en el Valle del Cauca", agregó la representante de Santamaría Fundación.

Dos asesinatos en 2019

La Fiscalía de Colombia registró dos transfeminicidios las dos primeras semanas de 2019.

El primer caso ocurrió el 1 de enero de 2019, cuando la Fiscalía envió a prisión a un hombre por ser el presunto responsable del asesinato de Laura Muñoz Arcila, en el barrio San Bosco, en el centro de Cali. La Policía de Cali encontró el cuerpo sin vida de Muñoz Arcila en el apartamento del presunto homicida, quien fue enviado a prisión y es acusado de homicidio. 

El otro caso se presentó una semana después, también en el Valle del Cauca.
El 9 de enero, la Fiscalía dijo que investigaba el crimen de Carla Girón Londoño, que fue asesinada en el municipio de Tuluá, Valle.

La víctima de 23 años, que trabajaba como modelo web cam, fue citada en el barrio Guayacanes y abordada por dos personas y una de ellas le propinó tres impactos de bala en el pecho, según la Fiscalía.

Según Ruiz, Carla Girón era allegada a la fundación, pues hace unos meses estuvo haciendo el proceso de cambio de nombre y sexo en los documentos de identidad, y no se conocía de algún tipo de amenazas en su contra ni situaciones que pudieran ponerla en riesgo.

Violencia contra personas Trans


En 2017 fueron asesinadas 36 mujeres trans y al menos 17 fueron asesinadas "por el prejuicio" hacia su identidad o expresión de género, dijo Colombia Diversa.

Cali, la capital del Valle, es el lugar donde más crímenes se han cometido, según un reporte sobre violencia contra mujeres trans que fue publicado en noviembre de 2018 por la Santamaría Fundación.

De las 87 mujeres asesinadas en ese departamento en los últimos 14 años, 51 eran trabajadoras sexuales, 17 eran estilistas, 10 tenían otros oficios y de 9 no se conocía información. Así mismo, la gran mayoría de crímenes fueron perpetrados con armas de fuego y armas blancas, dice el reporte.

En diciembre de 2018 por primera vez en la historia la justicia de Colombia reconoció como feminicidio el homicidio contra una mujer trans.

La primera mujer trans en Estados Unidos también fue un icono de estilo


La primera mujer abiertamente trans en Estados Unidos fue Christine Jorgensen, y se convirtió en una inspiración para Andy Warhol y después Raf Simons.
La lucha de la comunidad trans es constante e inquebrantable, como la de toda la comunidad LGTBI. Pero a lo largo de la historia, la transexualidad ha sido un tema particularmente complejo en diversos sentidos, lo que ha dificultado en gran medida su conocimiento y aceptación. 
La transexualidad es una identidad que siempre ha existido y consiste en sentir una discordancia entre el sexo que se le asignó al nacer y el sentido. El primer caso conocido, fue el de la estadounidense Christine Jorgensen en los años 50.



Nació en Nueva York, fue soldado en la Segunda Guerra Mundial y después trabajó como asistente dental, donde escuchó hablar de la operación de reasignación de sexo. En una incansable búsqueda por Dinamarca, se sometió a un tratamiento hormonal y en 1951 se operó. Así fue como se convirtió en la primera persona en haber tenido una cirugía de reasignación de sexo exitosa y contar públicamente su identidad.
Ella fue la pionera de los derechos trans como el cambio oficial de nombre. En 1953 fue nombrada Mujer del Año y así se convirtió en un icono de estilo.
El legado del memorable estilo de Christine Jorgensen continúa hasta nuestros días, e influyó hasta la colección otoño/invierno 2013 de Christian Dior, cuando la maison estaba al mando creativo del diseñador belga Raf Simons - un gran fanático de Andy Warhol -, que incorporó estas ilustraciones del artista en vestidos y bolsos de aquella colección.