VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

domingo, 16 de septiembre de 2018

Artículos de opinión, gritos de guerra de Mar Cambrollé

Fotografía tomada el día de la inscripción de la Ley Trans Estatal en Madrid.


Mar Cambrollé ha estado muy activa en las últimas horas y ha logrado que publiquen dos artículos que resultan muy importantes para la comunidad trans.
 
El primero de ellos habla acerca de la tan necesitada, esperada y urgente Ley Trans Estatal. En una carta abierta a Pablo Iglesias, la presidenta de ATA y Plataforma Trans, ha exigido que los políticos, en concreto el líder de Podemos, no se olvide de nosotras las personas trans porque no podemos esperar más.
 
El segundo artículo, y no menos importante, habla de la mal uso del lenguaje incluyente que roba a las personas trans binarias el uso de su verdadero género.

Lenguaje inclusivo - Posmodernismo  y Carta abierta a Pablo Iglesias

sábado, 15 de septiembre de 2018

¡Nuevas cuentas ATA! ¡Poder Trans!



Cada provincia de Andalucía tiene un hueco en Twitter para ti. Si eres una persona trans y vives en Andalucía, piensas vivir aquí o tienes amigos por este pequeño rinconcito... ¡Incluso si eres cisgénero y tienes familiares, amigos o conocidos por aquí deberías seguirnos o pasarle las distintas cuentas de ATA a la persona trans que deseas ayudar!

¿Cómo encontrar a ATA? Es fácil si pones ATA-Sylvia Rivera en Twitter. ¿Pero y las distintas delegaciones? Sólo debes poner ATA + La provincia en el buscador. Ejemplo: ATA Cádiz, ATA Huelva o ATA Málaga. 

Sin embargo, tenemos más propuestas para conocer las distintas noticias que te afecta como persona trans. Si eres mujer trans y tienes dudas, problemas o te encuentras con la "soga al cuello" (por problemas varios que pueden ser más pesados o más visibles al ser más conocida y vistosa vuestra transexualidad) tienes ATA-Mujer en Twitter. Además que si eres estudiante universitarix y quieres informarte de protocolos, problemas, logros, etc... ¡Tienes ATA-Universidad para que te ayude! 

Recuerda: Sólo abre tu buscador en Twitter, pones ATA y buscas tu provincia, "mujer" o "universidad" para encontrar las nuevas direcciones de ATA que serán más cercanas en noticias a ti. ¡Pero no dejes de seguir la cuenta principal de ATA-Sylvia Rivera! 

Inclusive os insisto que debéis seguir Plataforma Trans porque allí podréis ver las distintas noticias y el desarrollo de eventos de los diversos colectivos trans que forman parte. 

¡Venga! ¡Estás a un click de conseguir información de primera mano! 

viernes, 7 de septiembre de 2018

Educate, con el poder trans


Es tanta la libertad y el poder que tenemos que, aun después de tanta violencia sistemática, de tantos intentos por exterminarnos, de tantas amigas que nos desaparecen, seguimos amando la vida como si el dolor nunca existiera.


Escribo estas líneas casi con una corbata de emoción y una pizca de melancolía. Ese nudo en la garganta que te hace sentir que estás viva, pero que no es gratis.
Dentro de esta columna, les he contado sobre muchas cosas. En cada entrega, busco hacerlos mirar como lo haría una mujer trans o, al menos, como lo hace esta mujer trans. Como si de un hechizo se tratara, tal vez lograr transformarlos, por lo menos lo que dure la lectura, en alguien más… tal como lo hicimos nosotras.

Algunos me acusarían de apología, pero en realidad es una alabanza, un intento de generar empatías, de mostrar otras formas de tomar y abrazar la existencia. Pero también es un regalo, porque experimentar como mujer trans es siempre estar en la intensidad de la vida. Sabemos que nuestro paso por esta existencia es probablemente muy corto, y por eso nos arrojamos, medio mujeres medio niñas.

Hoy, mientras están leyendo, tengo una gratificación enorme en mi ser, porque en este momento tan duro, en este momento de crisis múltiples, de sueños que parecen más lejanos de lo que nos dijeron, hay cinco jóvenes que ingresaron a trabajar por primera vez en Radio Eterogenia, donde tengo un programa todos los martes a las 17.30.

Lo paradójico es que esta mujer trans, aquella a la que nadie quiere, la mala, la puta, a la que se niegan a emplear, es la que generó ese espacio para que ingresen a trabajar estos chicos. Yo, “sin ser capaz de que me crean capaz” pero con la seguridad de que puedo vencer ese estigma y demostrar que existo, busco lo que todos: vivir y en ese tiempo tocar corazones.

¿Será que así en verdad se hacen los cambios?

Dentro del programa de entrenamiento laboral, abrimos la posibilidad de que ingresen jóvenes que cuentan con ese dinero para empezar sus sueños, pero además aprenden otros oficios, como el de pertenecer a un medio de comunicación, hacer radio, amar el dar voces en primera persona.

Y pienso en este mundo de paradojas sin fin: ¿alguna vez habrán creído que se cruzarían con una mujer trans? O los padres, ¿pensaron alguna vez que una mujer trans sería la responsable de que sus hijos encontraran trabajo y los ayudara a crecer? ¿Habré pasado por su pensamiento alguna vez siquiera?

Seguramente, no; pero aun así qué rico se siente darle vuelta la cara y, como decimos nosotras, “educar” a la sociedad que me exigía el exilio, la subsistencia en gueto y pasar por esta vida como un fantasma, invisible.

“Educate, con el poder trans” es como decir: “Toma pa vos con las trans”. Porque así somos: señoras, locas, gigantes como a mil metros del nivel del mar, raras, pero inmensamente libres y poderosas.

Es tanta la libertad y el poder que tenemos que, aun después de tanta violencia sistemática, de tantos intentos por exterminarnos, de tantas amigas que nos desaparecen, seguimos amando la vida como si el dolor nunca existiera.

Por Celeste Giachetta, Secretaria de Género del Observatorio de Participación Ciudadana. Argentina.

Colegio de Psicólogos por identidad de género: “El no reconocimiento es una forma de violencia social”


Este martes el Senado aprobó el proyecto de Ley de Identidad de Género, pero excluyendo a los menores de 14 años de la posibilidad de realizar su cambio se sexo registral. Ahora la iniciativa pasa a la Cámara de Diputados, donde la oposición intentará revertir lo establecido para niños y niñas.
En este contexto, el Colegio de Psicólogos de Chile, a través de su Comisión de Género y Diversidad Sexual, ha difundido un comunicado público en donde, entre otras cosas, advierte sobre las consecuencias que trae el no reconocimiento de la identidad de género -independiente de la edad de la persona-, lo que se asocia con mayores índices de ansiedad, depresión y suicidio.
La asociación gremial comienza por establecer que “la identidad de género, en ninguna de sus formas de expresión, constituye una psicopatología”. En ese sentido, explica que el malestar que puedan experimentar las personas con identidades de género no normativas -es decir, aquellas distintas a las asignadas al nacer- “tiene su origen en la violencia social, discriminación o transfobia”.
El Colegio añade que “el cuestionamiento o no reconocimiento de las identidades de género no normativas” son justamente “una forma de violencia social, discriminación o transfobia”. Prácticas que -como advierte la entidad- “afectan a todas las personas con identidades de género distintas a las asignadas al nacer, cualquiera sea su edad, y se asocia con mayores índices de ansiedad, depresión y suicidio”.
Es en virtud de todo ello y en concordancia con los instrumentos internacionales del Sistema Universal de Protección de los Derechos Humanos, que el Colegio de Psicólogos alerta a las y los parlamentarios y autoridades “sobre las graves consecuencias que, en la Salud Mental de niñas y niños de nuestro país, podría tener el no legislar a favor del reconocimiento socio-legal de sus identidades y/o expresiones de género”.



Leer en: https://www.elciudadano.cl/chile/colegio-de-psicologos-por-identidad-de-genero-el-no-reconocimiento-es-una-forma-de-violencia-social/09/05/#ixzz5QOynf0j5

jueves, 6 de septiembre de 2018

Otras verdades incómodas

Por Josué González Pérez y Alba Pez. Trabajador social y activista feminista y LGTBI / Socióloga y activista feminista.

El Gobierno acusa de haberles colado un gol a las mujeres que, de forma valiente, dan la cara ante una sociedad capaz de decir sobre ellas las barbaridades que jamás le dirían a otro grupo social.


En los últimos días, desde diferentes instancias se ha puesto el grito en el cielo ante la emergencia de una organización de prostitutas llamada OTRAS. Hemos recibido con gran sorpresa la reacción de un gobierno que se pretende feminista y que se entiende a sí mismo como heredero de los últimos acontecimientos protagonizados por tantas y tan distintas mujeres en los últimos tiempos. No es la primera organización de prostitutas que ve la luz pero sí es cierto que es la primera vez que nos encontramos ante un gobierno que, por un lado, desautoriza a un grupo de mujeres que alzan la voz para la defensa de sus derechos más básicos y que expulsa a las mujeres al lugar al que el patriarcado les ha asignado siempre, esto es, a la exclusión de la ciudadanía.  
Desde hace muchos años, las trabajadoras sexuales organizadas en todo el mundo han recogido las herramientas que el movimiento feminista –en el que se incluyen, guste o no – ha tejido desde su nacimiento. Hablamos de acontecimientos políticos como, entre otros, el encierro de cientos de prostitutas en las iglesias de Lyon en 1975 para protestar contra la violencia sexista; pero también de la configuración de organizaciones sindicales, de corte feminista, en no pocos países del mundo, como EEUU con COYOTE o en Francia con STRASS, con el apoyo de prestigiosas feministas tales como Judith Butler, Raquel Osborne, Gayle Rubin, Silvia Federici o Angela Davis. Sin duda hablamos de la articulación de identidades colectivas, de un poderoso nosotras que ha interpelado históricamente a las instituciones, a las propias feministas y, en suma, a la sociedad en su conjunto.  
Este nosotras ha pretendido subvertir la estigmatización que recibe este colectivo y que ha apuntalado las formas de control y dominación que se manifiestan en la vida de todas las mujeres: el miedo a ser llamada puta como dispositivo de control social contra las mujeres que rompen las normas que el machismo ha impuesto sobre nuestros cuerpos, nuestras sexualidades, nuestros deseos y nuestras vidas.  
Olvidar esta genealogía, como ha hecho el Gobierno en los últimos días con su menosprecio a OTRAS, supone borrar de un plumazo las hazañas de tantas mujeres que, de alguna manera, han construido hitos en su historia o, más bien, en LA HISTORIA, con mayúsculas. Y con ello, despreciar experiencias de un potencial considerable para el empoderamiento de todas las mujeres en tanto que mujeres 
Al enunciarse como “organizaciones sindicales”, en muchos casos y en concreto en el que nos compete, han redefinido no sólo el concepto mismo de trabajo, harto androcéntrico, sino también el de “sindicalismo” mismo. Es así porque cuando se han nombrado como “trabajadoras” han desvelado las múltiples exclusiones que este concepto ha generado sobre las mujeres, al tiempo que han subvertido su significado para dignificar no sólo su actividad sino también sus vidas, en la medida en que, con ello, han interpelado a una ciudadanía que se pretende inclusiva.  
El Gobierno acusa de haberles colado un gol a las mujeres que, de forma valiente, dan la cara ante una sociedad capaz de decir sobre ellas las barbaridades que jamás le dirían a otro grupo social. No ha sido así cuando la patronal, ANELA (Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne), se inscribió alegremente como asociación empresarial, sin que ni un solo gobierno haya desautorizado sus negocios, mirando hacia otro lado cuando los empresarios, excusándose en que no existe una relación laboral entre ellos y las mujeres, han impuesto sus condiciones de explotación. Aún más, han facilitado la expulsión de las mujeres de las calles de este país mediante la Ley de Seguridad Ciudadana y la proliferación de ordenanzas criminalizadoras, lo que generado el aplauso de los empresarios.  
Dice Dolores Juliano que la estigmatización de las trabajadoras del sexo no es casual, que responde a la necesidad que tiene la sociedad de evitar la revelación de ciertas verdades incómodas. Seguramente, aquí encontramos una de las claves para entender la irracionalidad con la que se ha respondido a OTRAS. Y es que, le pese a quién le pese, lo cierto es que numerosas organizaciones feministas y pro Derechos Humanos que trabajan con prostitutas recuerdan que si hay alguien que conoce perfectamente el mundo de las prostitutas son las propias mujeres. Son ellas las que saben quiénes son los explotadores y donde están, las que muchas veces ayudan a esconderse y escapar a una víctima de trata que tiene miedo de acudir a la policía porque puede ser deportada. Además, son ellas las que en numerosas ocasiones señalan a los distintos gobiernos como responsables de las políticas que criminalizan la prostitución en sus paranoicas cruzadas contra la inmigración irregular. Son ellas las que denuncian tantas violaciones de derechos cometidas impunemente por las fuerzas y cuerpos de seguridad que, a priori, deberían estar más para garantizar su protección que para atropellar su dignidad.  
Mientras tanto, los asesinatos a prostitutas siguen sin contar en las estadísticas de violencia machista y sigue sin derogarse la Ley Mordaza, que persigue y multa a las trabajadoras sexuales y que las expone al peligro de ejercer en lugares más inseguros en los que la vulnerabilidad es mayor. Por lo demás, esperemos que el Gobierno ceda en sus pretensiones, que reoriente su política, que no refuerce la división entre “buenas” y “malas mujeres” y, en suma, que haga lo necesario para que actúe como un gobierno feminista digno de llevar ese nombre.  
A este Gobierno no se le esperaba para reforzar la división entre las mujeres (ni entre las feministas), porque eso ya lo ha hecho el machismo imperante, sino más bien para dar respuesta a los anhelos de tantas mujeres que en los últimos tiempos han alzado la voz en aras del reconocimiento de sus múltiples y diferentes, e incluso contradictorias, realidades. A un gobierno progresista y feminista sólo se le puede exigir cierta coherencia para que acompañe a las mujeres en la defensa de sus derechos, y no se ponga del lado de los empresarios del sexo, ya que de facto es así desde el momento en el que pretenden anular una herramienta de organización que les podría hacer frente tanto a ellos en particular como a las prácticas machistas en general.  
https://www.eldiario.es

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Senado de Chile aprueba ley de identidad de género

Los congresistas aprobaron por 26 votos a favor que los mayores de 18 años puedan cambiarse el nombre y sexo en el Registro Civil mediante un trámite administrativo.


SANTIAGO DE CHILE.- La comunidad trans de Chile logró el martes un triunfo parcial: el Senado aprobó por mayoría el cambio de género registral para los mayores de 14 años, aunque los legisladores dejaron fuera a los menores de esta edad.

Los congresistas aprobaron por 26 votos a favor que los mayores de 18 años puedan cambiarse el nombre y sexo en el Registro Civil mediante un trámite administrativo. Por su parte, los adolescentes de entre 14 y 18 años podrán ejercer el mismo derecho si cuentan con la aprobación de al menos uno de los padres o un tutor y con el visto bueno de un tribunal de familia.
Cuatro legisladores de centroderecha dieron el triunfo a la oposición de centroizquierda, que impulsaba el proyecto hace más de cinco años. Diversas maniobras de políticos conservadores dilataron el proyecto que impulsó sin éxito el gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet.
En una votación separada, se impuso el oficialismo del actual mandatario -el conservador Sebastián Piñera- por 22 sufragios a favor y 18 en contra, dejando fuera a los menores de 14 años.
Los diputados, cuya mayoría es de oposición, decidirán el miércoles si el proyecto se convierte en ley.
En el avance alcanzado por la comunidad trans influyó un compromiso firmado por el Estado chileno con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos impulsado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) que lidera la batalla en favor de las personas trans hace más de una década.

Identidad de género: cómo es ponerse en la piel de un chico trans

Maite Lanata, la actriz de "100 Días para Enamorarse", habló con LA GACETA y opinó sobre la lucha de las personas trans.


JUAN. Uno de los momentos difíciles del personaje. PRONTO

En un contexto signado por los movimientos y las marchas sociales, cada granito de arena aporta a la hora de debatir, sobre todo si se desarrolla desde una plataforma con llegada a un amplio público, como la televisión.
No sólo los informativos cumplen un rol fundamental a la hora de visibilizar las problemáticas, también aquellos productos que deciden tratarlas de forma responsable y comprometida.
Maite Lanata, quien interpreta a “Juan”, el chico trans de la tira “100 días para enamorarse” (Telefe), logró desentrañar la tristeza y las dificultades de una persona que no se siente a gusto con su realidad.  
“Es un esfuerzo bastante grande y una gran responsabilidad social, porque no soy yo la que lo transita sino la que lo representa. El tema se trata con una llegada mucho más profunda, porque se intenta informar con el personaje”, expresó a LA GACETA Maite, quien aclara: “es uno de los papeles más difíciles que me tocó interpretar”.

Según Lanata, la novela despertó la curiosidad de muchos en todo el país, tanto así que la Asociación de Familias Diversas de Argentina (AFDA) -ONG que supervisa las escenas- comenzó a recibir consultas de distintas provincias.
“Se está hablando de Juan y yo creo que es porque nunca se trató un tema así en la tele. Muchos desconocían la identidad de género y ahora se hacen preguntas al respecto, debaten en sus casas”.

En “100 Días”, también participan chicos trans “de la vida real”. Cada uno de ellos contó su historia, cómo fue el diálogo con sus padres y cómo se lo tomaron. Esas representaciones muestran la otra cara de la vida de las personas trans y una de las aristas más duras que deben afrontar.
“Yo creo que las generaciones más grandes nunca van a llegar a comprender totalmente a quienes pasan por esto. Si tienen algún familiar que lo transite, lo van a apoyar porque lo quieren, pero sin poder aprender que hay otra verdad, distinta de la que les enseñaron a ellos”, opinó la actriz.
Todo a su tiempo
No todo fue siempre positivo para la novela. Cuando el personaje comenzó a empoderarse, un grupo de gente armó una campaña en las redes sociales para pedir que se levantara la novela, por considerar que estaba “metiéndoles ideas erróneas a los televidentes en la cabeza”.
“La mayoría de los espectadores la reciben con naturalidad y orgullosos de que se traten temas como los que se tratan. Siempre hay alguno que está en contra. De miles que te apoyan, uno te dice que lo que haces ‘es cualquiera’”.

La novela “100 Días para Enamorarse” toca temas en auge, como el aborto, las familias ensambladas, la homosexualidad, la salud, la bigamia, el bullying, la violencia y la identidad de género. Este último punto se desarrolla desde el inicio del ciclo y se apoya en la experiencia y en los datos de AFDA. La ONG se encarga de promover la inclusión y la igualdad real para todas las familias.







martes, 4 de septiembre de 2018

Proponen en Panamá la inclusión obligatoria de las personas trans en el mercado laboral municipal.

La autora del proyecto de ordenanza consideró que la incorporación de personas trans en la comuna paranaense es otra ampliaciones de derechos.


En el plenario de este jueves ingresó al Concejo Deliberante de Paraná un proyecto de ordenanza impulsado por la edila Stefanía Cora por el cual se promueve la garantía de un derecho primordial como es la inserción laboral de las personas de la comunidad trans en la administración municipal de la ciudad de Paraná.

El proyecto, que fue derivado a estudio de las Comisiones de Legislación y de Equidad de Género, estipula que será obligatoria y prioritaria la incorporación de personas trans en la administración municipal paranaense en un número no menor a 10 personas por año, hasta alcanzar un porcentaje sobre la totalidad de agentes de la comuna del 3 por ciento.

La iniciativa mereció el reconocimiento de las concejales María Marta Zuiani y Karina Llanes (Cambiemos) y de Sergio David Cáceres (FpV), en tanto una numerosa concurrencia representando a organizaciones que nuclean en su seno a personas transexuales, travestis y transgéneros, rubricaban con un cerrado aplauso el ingreso del citado proyecto a consideración del parlamento local.

"Así como las mujeres luchamos por el aborto legal, seguro y gratuito, ésta es otra gran deuda de la democracia en favor de la comunidad "trans", aseveró la edila y abogó por "sensibilizar a la ciudadanía en este tipo de problemáticas, con el propósito que este proyecto llegue a plasmarse con abrazo y no con repudio, entendiéndolo y no menoscabando los derechos".

"Más allá de las creencias individuales y personales, pretendemos integrar a personas que sufren y sufren mucho, producto de la hipocresía de una sociedad que históricamente las ha ninguneado", expresó su autora.