VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

jueves, 8 de febrero de 2018

La comunidad trans de Irán: Legalmente reconocida pero socialmente marginada

Las personas trans en Irán son aceptadas legal y religiosamente, pero su existencia en la sociedad iraní no es fácil.




Irán es el único país musulmán en la región del Golfo Pérsico que concede a los ciudadanos transexuales el derecho a que su identidad de género sea reconocida por la ley, pero la violencia, el rechazo de sus familias y la sociedad, y las cuestiones financieras que vienen con el ostracismo se han sumado a la difícil situación de las personas trans en Irán.
Saman Arastoo, oficialmente Farazaneh, es una mujer trans que actúa y dirige en teatros iraníes para dar una plataforma a la lucha que muchos transexuales enfrentan.
Habló con Euronews sobre su última producción biográfica "Khodkar-é-Bikar", que significa "Bolígrafo inútil"-un juego de palabras que se refiere a aquellos que hablan sobre temas trans pero no actúan de acuerdo con lo que dicen.
"Esta pieza pretende que la sociedad examine su propio comportamiento. La sociedad necesita aumentar su conciencia, detener esta cultura de ser pasiva (hacia las personas trans) y actuar. Esta es la única solución".
Arastoo explicó cuántas personas trans estaban siendo obligadas a prostituirse "sólo por algún lugar para dormir o por dinero".
"No tienen dónde ir ni siquiera dormir. Sus familias las rechazaron, no tienen trabajo, la mayoría eran estudiantes pero abandonaron sus estudios", dijo.
El tema de la identidad trans en Irán no fue abordado oficialmente por el gobierno antes de la revolución de 1979.
Sin embargo, a mediados de la década de 1980, las personas trans fueron oficialmente reconocidas por el gobierno y se les permitió someterse a una cirugía de reasignación sexual.
La primera persona sometida a esta operación fue a principios de los años ochenta, después de que el ayatolá Jomeini, el líder religioso y político que lideró la revolución iraní y fundador de la actual república islámica, diera luz verde (Fatwa).
Sin embargo, se consideraba que las personas trans tenían una enfermedad médica para la cual la cura percibida era la cirugía de reasignación sexual.
El Dr. Shahryar Kohanzad, urólogo especialista en cirugía de reasignación sexual, dijo a Euronews que muchos de sus "pacientes" seguían luchando, a pesar de que sus nuevas identidades eran reconocidas legalmente.
"Desafortunadamente, muchas de mis pacientes (trans) han sufrido en soledad durante un largo período de tiempo e incluso se han negado a sí mismas su identidad. Creen que son culpables y por este supuesto crimen se maldicen a sí mismas, pero sabemos que no eligieron ser así", dijo.
La población trans de Irán está creciendo, puesto que el número de solicitudes de cirugía de reasignación de sexo ha aumentado exponencialmente de 170 en 2006 a 319 en 2010.
La BBC informó que en 2008 Irán había llevado a cabo más cirugías de reasignación sexual que cualquier otra nación del mundo, excepto Tailandia.
El gobierno de Irán proporciona hasta la mitad del costo para aquellos que necesitan asistencia financiera, y el cambio de sexo es reconocido en los certificados de nacimiento.
A pesar de todo esto, las personas trans se encuentran a menudo al margen de la sociedad.
Uno de los actores que interpreta la obra de Arastoo, en la que se golpea a una persona trans, dijo que se trata de una representación exacta de personas trans en Irán.
"Esta historia (en la obra) no es mía, pero podría ser la historia de muchas otras transexuales. Todos hemos experimentado al menos una parte de esta obra en nuestras vidas personales".

1 comentario:

Emily Walker dijo...

Gracias por compartir la publicación Me siento tan triste por saber acerca de su situación.
instagram viewer