VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

viernes, 25 de noviembre de 2016

La Plataforma por los Derechos Trans insta a al Fiscal General del Estado a tomar medidas legales contra material que incita al odio


El pasado martes 22 de noviembre centros educativos públicos y concertados recibieron de la organización ultracatólica HazteOír, una campaña de folletos con una carta con contenidos lgtbifóbicos bajo el título “Las leyes de adoctrinamiento sexual”

Consideramos constitutiva de delito esta campaña recibida en colegios e institutos, por lo que se insta a la Fiscalía General del Estado a que depure las responsabilidades penales a que hubiera lugar. Así mismo solicitamos a las Consejerías de Educación de las CC.AA. que sea retirada la campaña de los centros educativos. 

“El artículo 510 del código penal condena a penas de prisión a quienes promuevan el odio o la discriminación hacia un grupo por motivo de su orientación o identidad sexual,  creemos que este folleto y esta carta tienen como objetivo impulsar el odio y la discriminación hacia las personas que se reconocen como trans, lesbianas, bisexuales y gays” declara Mar Cambrollé, presidenta de la Plataforma por los Derechos Trans”. “Así mismo es una llamada al incumplimiento de las leyes aprobadas en diez CC.AA. y en trámite en otras; leyes que dan respuesta al respeto de la diversidad, como a la equiparación en derechos de toda la ciudadanía sin distinción por identidad u orientación sexual, tal como establece la Constitución y tratados internacionales.


Hacemos un llamamiento a todos los sindicatos y personal docente, a que se posicionen y velen por la convivencia y la educación en valores de respeto, diversidad e igualdad del alumnado, como base de una sociedad plural y respetuosa con la leyes que democráticamente legislan la convivencia ciudadana, desterrando los fundamentalismos ideológicos o religiosos que se quieren imponer por encima de las realidades sociales y que promueven el acoso en los centros educativos, donde los niños y las niñas se sienten inseguros, llevando en algunas ocasiones hasta el suicidio. Por ello la educación en el respeto a la diversidad sexual y de género tienen como objetivo evitar las agresiones físicas y verbales que se siguen dando y facilitar que los menores y adolescentes LGBTI puedan vivir su vida con la misma libertad y dignidad que el resto de personas