VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

lunes, 6 de febrero de 2017

Brasil recuerda a las 144 personas transexuales asesinadas durante 2016


BRASILIA, 30 Ene. (Notimérica) -

Brasil es el país que cuenta con el mayor número de crímenes contra las personas transexuales a nivel mundial. Las cifras registradas, acompañadas por la forma en que son asesinados estas personas, conforman dos de los principales motivos por los que cada 29 de enero se celebra el Día

Fue en la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, donde se llevó a cabo ayer una protesta en recuerdo de 144 víctimas transexuales asesinadas durante 2016. Las personas que acudieron al evento portaron una cruz negra por cada persona fallecida.

Durante la conmemoración se recordó a la célebre trans apodada como 'Cicarelli', quien fue hallada muerta en la capital de Paraiba en el mes de febrero a la edad de 36 años con más de una veintena de heridas provocadas por arma blanca y graves signos de tortura.

Se trata de un problema social que nace en el seno de la propia familia, que en la mayoría de casos desaprueba que sus hijos no se identifiquen con el sexo con el que han nacido, según lo indicó la presidenta de la Red Trans Brasil, Tathiane Araujo.

 En palabras de Araújo publicadas por 'Agencia Brasil', "los homicidios reflejan la vulnerabilidad hacia la que son empujadas estas personas", una situación que "comienza en casa" cuando los jóvenes no encuentran el apoyo de sus padres.

Las cifras recopiladas en relación a las muertes de personas transexuales en Brasil durante los últimos seis años asciende a las 600 personas. Una de las medidas imprescindibles para frenar este tipo de hechos

Para la presidenta de Red Trans del país, tanto la familia como la escuela influyen en "un momento crucial de la vida de estas personas, que es la adolescencia", motivo por el cual se convierte en un problema social que se debe visualizar porque "la exclusión es el principal factor de riesgo".

Por otra parte, la coordinadora general de Promoción de los derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales de la Secretaría Nacional de Derechos Humanos Transgénero, Marina Reidel, reconoció que Brasil no es un país seguro para las personas transgénero y destacó la existencia de un número telefónico de atención al colectivo proporcionado por el Gobierno, el 100.

Además, admitió que "la violencia es una cuestión cultural que ha tenido una gran dificultad para el diálogo con las autoridades, ya que la cuestión de género suele quedar fuera de los planes nacionales de educación"

Por ello, el Consejo Nacional de Lucha contra la Discriminación y promoción de Lesbianas Gays, Bisexuales y Transexuales se reunirá a lo largo de esta semana para debatir diferentes cuestiones de las políticas públicas reclacionadas con dicho colectivo.