VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

jueves, 18 de enero de 2018

+20 Transgresoras Andaluzas

Jo… Agradezco mucho que me preguntéis cosas como si yo supiera mucho pero la verdad es que inicié este proyecto para saber y compartir lo que iba sabiendo. Con muchas preguntas y pocas respuestas. La razón de este post es que ya me han preguntado muchas veces sobre mujeres andaluzas “importantes”. A mí me gusta revisar por qué sólo se considera importante lo que tradicionalmente se ha asociado a valores masculinos. Por ello, siempre he preferido centrar el discurso en aquellas y aquelles que la sociedad consideró que no valían ná. Me parece más rico, más cuestionador y más incómodo…  Hacer un listado de mujeres andaluzas relevantes olvidando a las anónimas me parece imitar los mismos baremos clasistas y reduccionistas que quitan voz a tanta gente. Sin embargo, también creo que muchas nos abrieron el camino aunque hubieran otras que limpiaran sus casas, cosieran sus banderas revolucionarias o peinaran sus melenas. Ésas otras nos abrieron todos los caminos.
Como tampoco creo en la coherencia absoluta y no creo que una persona tenga que ser inmaculada o no tener contradicciones para reconocer que algo ha aportado, he decidido comenzar esta lista. Contesto así a Isa que me ha preguntado sobre algunas mujeres andaluzas relevantes y empiezo con lo que a mí me suena, sobre lo que he escrito o sobre lo que a lo largo de mi vida he conocido. Sirva este artículo para desmontar mitos sobre la nula aportación de las andaluzas a la Historia Oficial. Que se cague la perra. Para lo demás (aumentar esta pequeña lista y demás), ¡COMENTARIOS!
OYE… Si va a ser que sé más de lo que pienso…

Por Orden Alfabético

ANA ORANTES. Cúllar Vega (Granada). Una mujer paya valiente que en 1997 fue clave en conseguir una mayor visibilización de la violencia machista. Gracias a su testimonio en televisión cambió el tratamiento de la violencia de género en el estado español. Hasta entonces, los asesinatos machistas se englobaban dentro del concepto “parricidio”. No fue hasta su caso cuando se  activaron todas las alarmas. Evidentemente esto surgió después del doloroso asesinato de la granaína en condiciones terribles que ahora no tengo fuerzas de comentar. Sin su gesto valiente de contar su historia, ninguno de los cambios legislativos actuales hubiera sido posible. Su testimonio completo aquí.

BEATRIZ CIENFUEGOS. Cádiz s.XVIII. A ver… Poco se sabe de su existencia. De hecho se ha llegado a decir que Beatriz Cienfuegos fue en realidad un cura que se escondía tras esa firma para criticar la moral de la sociedad gaditana de entonces pero, ¿hasta qué punto la moral de entonces no entendía que las mujeres también podían escribir desde una crítica tan feroz como se hizo bajo La Pensadora Gaditana? Fue considerada una pionera del periodismo en el estado español al lanzar la primera publicación periódica escrita por una mujer. La publicación se llamaba La pensadora gaditana y se publicó como reacción a El Pensador de Clavijo y Fajardo. Cienfuegos publicaba sus ideas en forma de pensamientos representando un nuevo ideal de mujer que “piensa con reflexión, amonesta con madurez y critica con chiste”. Merece la pena leer las publicaciones. Tiene partes realmente cómicas. 
CÁNDIDA VILLAR. Y muchas otras andaluzas trabajadoras del hogar. La vida de esta paya de Martos, Jaén, fue relatada en la novela Cuando Dios aprieta, ahoga pero bien. Cándida, memorias de una asistenta. El hijo de la familia para la que trabajaba de interna en Madrid fue quien decidió contar su historia. Después vino una película que ella protagonizó. Su fama fue tal que acabó siendo locutora de radio en el programa de humor Gomaespuma en el que hacía críticas de cine. Estoy justo ahora con el libro que, aunque en clave de humor, narra una historia tremendamente triste, consecuencia de la pobreza que padecieron muchas mujeres andaluzas que tuvieron que salir de su tierra para trabajar de internas en ciudades como Madrid o Barcelona.

CARMEN DE BURGOS  Y SEGUÍ. Almería. Más conocida por su apodo “Colombine”.  La paya Carmen de Burgos viajó escondida en un barco mercante hacia Melilla para poder hacer sus crónicas de guerra desde allí, libre de la censura militar aplicada a los medios de comunicación durante la Guerra de Marruecos. Todo ello además, sin que el medio para el que trabajaba estuviera al tanto. Es uno de los episodios que da a entender el carácter sin igual de esta almeriense, que fue la primera en muchas cosas: primera mujer periodista en España (1903) con una columna diaria en el Diario Universal; una de las primeras mujeres en divorciarse en el s.XIX (escribió el libro El divorcio en España); y primera mujer reportera de guerra en el estado español al relatar la guerra de Marruecos en el Heraldo de Madrid y en El Cuento Semanal de Madrid.  Conocí sus crónicas en el Marruecos postcolonial y me defraudó su opinión sobre las mujeres marroquíes. No puedo dejar de contarlo. Escribí un artículo sobre ello.  Sin embargo, su biografía es tremenda.

CIGARRERAS. En Andalucía estuvieron principalmente en Sevilla y Cádiz. Inauguraron el movimiento obrero femenino en un país que por ser mujeres con bajos recursos les daba la espalda.Crearon las primeras Hermandades de Socorro Mutuo y consiguieron las primeras guarderías, escuelas y salas de lactancia dentro de sus fábricas. La cigarrera más famosa fue la trianera gitana Carmen cuya vida fue llevada a novela por Mérimée. Trabajó para la Real Fábrica de Tabacos y no se sabe cuánto hay de mito y de verdad en su existencia. Con todo -y lejos de los estereotipos de quienes miran con ojos extranjeros- su personaje representa el carácter fuerte y libre que parecían tener estas trabajadoras.


FLAMENCAS. Bailaoras, cantaoras, tocaoras… Difícil aglutinarlas en un sólo término. Sus taconazos, lunares y sus quejíos difundieron un lenguaje que iba más allá de las palabras y que representó en sus orígenes el lamento del pueblo gitano y morisco perseguido por el nacional-católico. Parte de la historia andaluza se puede contar a través del flamenco. Aquí queremos hacer simplemente una breve reseña porque las mujeres flamencas fueron pioneras y defensoras de muchas libertades.


FOLCLÓRICAS. Denostadas por la “cultura del buen gusto” ni un solo hombre hizo sombra, artísticamente hablando, a estas  grandes creadoras, intérpretes, actrices… Hablo tanto de ellas y recurro tanto a ellas, que no me voy a extender. Escribí sobre ellas aquí.


GATA CATTANA. Ana Isabel García Llorente, rapera, poeta y politóloga paya de Adamuz, Córdoba. Muy presente por su reciente muerte y por sus increíbles letras cargadas de mensajes feministas y contra la andaluzofobia. Ella y su trayectoria se pueden definir en una palabra: ÚNICA. 

JORNALERAS. Las cabras montesas de Gilena o las jornalera de Marinaleda cuyas vidas se relata en el libro Lo dieron todo. Las luchas de Marinaleda; son dos ejemplos clave para entender el papel y la lucha de las mujeres en el campo andaluz; sometidas a una doble jornada y sin acceso al derecho de propiedad de las tierras en igualdad de condiciones. El feminismo andaluz no se entiende sin la lucha  de las jornaleras teniendo en cuenta que el 54,92 % de la población andaluza reside y vive en municipios rurales, siendo el 49,82% de la población rural mujeres.



JOSEFA DURÁN. PEPITA DE OLIVA. Bailarina malagueña y gitana conocida como “La Estrella de Andalucía”. Abuela de Vita Sackville-West  que le dedicó el libro “Pepita”:  “Tengo dos fotografías de esta última que muestran claramente lo hermosa que debió ser; hermosa de facciones y expresión, no solo bonita, aunque se trate de viejas fotografías desvaídas tomadas en Arcachón en torno a 1870. Era la hija ilegítima de una gitana y un duque español; la gitana, su madre, había sido acróbata de circo y sin duda provenía de una familia circense; el duque era descendiente de Lucrecia Borgia”.

El propio hijo de Vita, Nigel Nicolson afirmó que esos orígenes tan nobles de su abuela no eran tal. Lo cierto es que Josefa Durán (Pepita de Oliva) fue una bailaora malagueña que conquistó los escenarios de la Europa del XIX. Josefa Durán nació en una humilde familia de orígenes gitanos. Bajo el nombre de “La estrella de Andalucía” dio sus primeros pasos artísticos de la mano de su maestro, Juan de
Oliva, con quien contrajo matrimonio. Su fama fue tal que el periodismo de aquella época contaba que, tras sus actuaciones, era muy difícil proteger a Durán debido a las contundentes muestras de cariño de sus admiradorxs. A esta actitud sin igual se le bautizó incluso bajo el nombre de “delirium Pepitatorium”. Y no fue pionera solo en eso. La bailaora solía llevar un peculiar pantalón en sus presentaciones que, todavía hoy, se conoce en la sociedad checa como “pepitahosen”.
JUANA MARTÍN MANZANODiseñadora de moda especializada en trajes de flamenca, novia y pret-a-porter, gitana y cordobesa y primera en muchas cosas. Su debut en la Pasarela Cibeles fue el primero de una mujer andaluza como diseñadora y obtuvo un gran éxito y reconocimiento.
LAS “ROSAS” ANDALUZAS. Todas las mujeres fusiladas tras el golpe de estado de 1936. Recordamos a las 27 fusiladas, por ejemplo, en Fuentes de Andalucía, Sevilla, a manos del fascismo. Entres ellas, sirvientas, costureras, amas de casa y jornaleras. Su delito, ser simpatizantes de los partidos de izquierdas (a veces lo eran sus familiares y maridos) y ser mujeres.  Entre las fusiladas, muchas se vieron sometidas a torturas machista antes de ser ejecutadas. Es el caso de las “Niñas de Aguaucho“. Recordamos también el caso de la María Silva Cruz “María La Libertaria” (Casas Viejas, Cádiz). Una anarquista que pudo escapar de los trágicos Sucesos de Casas Viejas. Fue encarcelada en Medina Sidonia y fusilada en la laguna de la Janda el 24 de agosto de 1936. Federica Montseny escribió sobre ella: “Tal como es llena de poesía y tragedia, penetra en la inmortalidad. Es la encarnación y el símbolo del martirio de España. Mariana de Pineda representa un momento de la conciencia y de la vida española. María Silva es la voz, la carne sangrante de un pueblo crucificado”.

MAR CAMBROLLÉ JURADO. Sevillana, activista y luchadora por los derechos y las libertades durante los últimos años del Franquismo. Lideró el movimiento por la liberación homosexual en Andalucía y hoy lidera la lucha trans también en Andalucía. Mar es Presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucia-Sylvia Rivera e impulsora de la Ley Trans Andaluza.


MALA RODRÍGUEZ. María Rodríguez Garrido. Una de las raperas más conocidas internacionalmente. Jerezana, de padre gitano y madre paya, ha destacado por su libertad y descargo sobre el escenario y por letras que habla de las mujeres desde el poderío.



MADRES. Detrás de la figura de las madres hay todo un universo político de valores para la construcción de un mundo con menos egos, más ternura, más comunidad, empatía… El “siento, luego existes”. Cuando entendamos, por ejemplo, que un libro de recetas es un ejemplo vivo de la transmisión de la memoria que nos han negado en Andalucía, sabremos qué papel han jugado estas mujeres que no se limitaron a ser cumplidoras de un rol impuesto. Okupas, revolucionarias, luchadoras… Recuerdo a Aysha Elmortada, Milaros Arzúa o Inmaculada Michinina. Hablé de todas ellas aquí.

MARIANA PINEDA. Granada, 1804. Todo un emblema de la causa liberal en el s. XIX. Fue ejecutada durante la restauración de Fernando VII tras haber sido denunciada por haber bordado en una bandera la leyenda “Ley, Libertad, Igualdad” y por “conspiración liberal”. Pineda, tras la nueva restauración del absolutismo, se adhirió a la causa liberal y acogió en su casa a liberados perseguidos. Al negarse Pineda a delatar a sus supuestos cómplices, se decretó su ingreso en prisión y fue condenada a morir a garrote vil a pesar de las protestas del pueblo. La sentencia se ejecutó en el Campo del Triunfo de Granada, mientras la bandera que supuestamente había bordado era quemada. Mariana Pineda se convirtió pronto en heroína y mártir de la causa liberal, hasta el punto de inspirar numerosas obras. ​ Según Carlos Serrano, las condiciones en que se encontró la bandera en casa de Mariana hacen sospechar que la introdujo en ella algún agente manipulado por la policía. Una bandera que, por cierto, no bordó ella sino una bordadora del Albaicín a quien ella, supuestamente también, ella había encomendado el trabajo y que fue obligada a dejar la bandera en su domicilio. 

MARÍA ZAMBRANO. Málaga. Se la considera la ideóloga de la Generación del 27. Pensadora, filósofa, paya y ensayista. Imposible definir aquí toda su obra. No fue reconocida hasta después de vivir un largo exilio del estado español. No fue hasta sus 77 años cuando se reconoció la importancia de su obra con la concesión del Premio Príncipe de Asturias en 1981 y el Premio Cervantes en 1988. Entre sus frases: ” El corazón es centro, porque es lo único de nuestro ser que da sonido”.
REMEDIOS ZAFRA. Escritora e investigadora, especializada en arte y feminismo y en ciberfeminismo.​ Uno de los mayores referentes del ciberfeminismo del Estado español. Cordobesa. Este proyecto la incluye en su santoral ciberfeminista.

TERE PEÑA. De Lebrija, Sevilla. Premio Nacional de la Cátedra de Flamencología de Jerez por su enorme labor de difusión del cante gitano más profundo gracias a su programa Temple y Pureza. Periodista gitana ganadora de un premio Grammy de la música en 2002 por la producción de la obra Mis 70 años con el cante, de Chocolate.



VICTORIA KENT. Recordada como la mala del cuento por haberse enfrentado en un debate contra Clara Campoamor que consiguió el sufragio femenino en la Segunda República. Kent no quería el voto para las mujeres porque seguía una opinión muy extendida que era la de que las mujeres votarían a la derecha. Aunque sus posturas quedaron enfrentadas en ese momento -si no me falla la memoria de lo que he visto y leído- eran amigas y compañeras. Victoria Kent consiguió un asiento con el Partido Republicano Radical Socialista, por Jaén. En esos años, las mujeres podían ser elegidas, pero no electoras. Era abogada y fue la primera mujer en ingresar en el Colegio de Abogades de Madrid en 1925. También la primera mujer del mundo que ejerció como abogada ante un tribunal militar. Era malagueña. Ella, Clara Campoamor y Margarita Nelken, fueron las tres únicas mujeres que tuvieron un sitio en el Parlamento en aquellos entonces.







1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente material e información excelente para mujeres. En el sitio Como Hacer, nuestro equipo planea hacer una gran selección de diversos materiales sobre mujeres y para mujeres. Estaremos muy contentos si puede dedicar tiempo y responder algunas preguntas de nuestros periodistas sobre las mujeres sobresalientes de Andalucía.