VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Identidad de género: cómo es ponerse en la piel de un chico trans

Maite Lanata, la actriz de "100 Días para Enamorarse", habló con LA GACETA y opinó sobre la lucha de las personas trans.


JUAN. Uno de los momentos difíciles del personaje. PRONTO

En un contexto signado por los movimientos y las marchas sociales, cada granito de arena aporta a la hora de debatir, sobre todo si se desarrolla desde una plataforma con llegada a un amplio público, como la televisión.
No sólo los informativos cumplen un rol fundamental a la hora de visibilizar las problemáticas, también aquellos productos que deciden tratarlas de forma responsable y comprometida.
Maite Lanata, quien interpreta a “Juan”, el chico trans de la tira “100 días para enamorarse” (Telefe), logró desentrañar la tristeza y las dificultades de una persona que no se siente a gusto con su realidad.  
“Es un esfuerzo bastante grande y una gran responsabilidad social, porque no soy yo la que lo transita sino la que lo representa. El tema se trata con una llegada mucho más profunda, porque se intenta informar con el personaje”, expresó a LA GACETA Maite, quien aclara: “es uno de los papeles más difíciles que me tocó interpretar”.

Según Lanata, la novela despertó la curiosidad de muchos en todo el país, tanto así que la Asociación de Familias Diversas de Argentina (AFDA) -ONG que supervisa las escenas- comenzó a recibir consultas de distintas provincias.
“Se está hablando de Juan y yo creo que es porque nunca se trató un tema así en la tele. Muchos desconocían la identidad de género y ahora se hacen preguntas al respecto, debaten en sus casas”.

En “100 Días”, también participan chicos trans “de la vida real”. Cada uno de ellos contó su historia, cómo fue el diálogo con sus padres y cómo se lo tomaron. Esas representaciones muestran la otra cara de la vida de las personas trans y una de las aristas más duras que deben afrontar.
“Yo creo que las generaciones más grandes nunca van a llegar a comprender totalmente a quienes pasan por esto. Si tienen algún familiar que lo transite, lo van a apoyar porque lo quieren, pero sin poder aprender que hay otra verdad, distinta de la que les enseñaron a ellos”, opinó la actriz.
Todo a su tiempo
No todo fue siempre positivo para la novela. Cuando el personaje comenzó a empoderarse, un grupo de gente armó una campaña en las redes sociales para pedir que se levantara la novela, por considerar que estaba “metiéndoles ideas erróneas a los televidentes en la cabeza”.
“La mayoría de los espectadores la reciben con naturalidad y orgullosos de que se traten temas como los que se tratan. Siempre hay alguno que está en contra. De miles que te apoyan, uno te dice que lo que haces ‘es cualquiera’”.

La novela “100 Días para Enamorarse” toca temas en auge, como el aborto, las familias ensambladas, la homosexualidad, la salud, la bigamia, el bullying, la violencia y la identidad de género. Este último punto se desarrolla desde el inicio del ciclo y se apoya en la experiencia y en los datos de AFDA. La ONG se encarga de promover la inclusión y la igualdad real para todas las familias.