VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

sábado, 19 de septiembre de 2015

Ser transexual es sinónimo de diversidad no de enfermedad, lo dicen los psicólogos de Madrid

El Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid se posiciona públicamente para alejarse definitivamente del tratamiento de la transexualidad que asocie ésta a una enfermedad. El comunicado -que puede encontrarse en su web– enlaza directamente con un documento elaborado por el Grupo de Asesores en Psicología de la Diversidad Sexual y de Género del propio Colegio de Madrid. De esta forma el gremio de psicólogos de Madrid se suma a la corriente por la despatologizadora de la transexualidad que cada año desde 2009, y en el mes de octubre, convoca un Día Internacional de Acción por la Despatologización Trans con manifestaciones simultáneas y otras actividades en diversas ciudades en el mundo.
El mensaje central del comunicado no es solo que la transexualidad no sea una enfermedad ni un trastorno mental y que por tanto, las personas transexuales no deben ser tratadas como tales. También se señala, algo bien importante, que las personas transexuales por el hecho de serlo, tienen un grave riesgo de sufrir el llamado “estrés de minoría” a consecuencia del alto grado de rechazo, discriminación y prejuicios que tienen que soportar por parte del entorno social en el que nacen, crecen, viven, trabajan,.. se encuentran día a día. Es esta situación de estrés, de desgaste emocional, que tiene una base social y no en su identidad, la que hace que aumenta la fragilidad y vulnerabilidad de las personas transexuales, algo que sin duda ninguna, para los psicólogos, contribuye a que puedan sufrir problemas de salud mental como la depresión y la ansiedad.
Imagínense por un momento lo que debe ser para una niña o un niño crecer en un estado de abuso y rechazo socialmente sostenido por prácticamente todos los referentes afectivos que tiene en entornos tan vitales como la familia o la escuela. Y además serlo por sentirse diferente en algo tan difícil de verbalizar como la identidad de su género, por lo que sienten que son. En este sentido es en el que el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid recuerda que “en las adolescencias trans hay mayor prevalencia de depresión y conducta suicida y dificultades conductuales y emocionales. Además de que pueden experimentar acoso en la escuela y riesgo de aislamiento social en la infancia diversa de género hay mayor riesgo de abuso físico, psicológico y sexual”. 
El papel de la familia y la escuela se vuelven fundamentales y su concienciación es determinante para que muchos de estos chavales no terminen desarrollando trastornos asociados al estrés y el desgaste emocional con consecuencias imprevisibles para si estado anímico.
Es una buena noticia que un órgano colegial de profesionales de la psicología se pronuncie en estos términos reconociendo que la identidad individual es un derecho humano fundamental  y que las personas tienen derecho a auto determinar su propia identidad de género y sexual. Pero precisamente por la importancia de esta decisión y por el hecho  de que los tratamientos transexualidadores son irreversibles (hormonales y quirúrgicos), el COPM defiende la necesidad de realizar una valoración previa que permita confirmar la identidad del proceso. Y esta valoración, y esto es relevante, no tienen porque hacerse por un psiquiatra al no tratarse de una enfermedad, sino que debe realizarla un profesional de la psicología clínica . 
Efectivamente, este alineamiento del COP-Madrid a la despatologización de la transexualidad no se ciñe a una mera declaración de intenciones sino que se convierte en sí mismo en una guía sobre cuál es el actual estado de la cuestión y la orientación que se debe dar al sufrimiento psicológico que potencialmente pueden estar experimentando las personas trans no por quienes son, sino por lo que otros les hacen sentir que son.
Por cierto, señalan el término Identidades Trans como el adecuado -por inclusivo- para referirse al conjunto de la pluralidad de identidades de género  y de este modo aglutinar en un solo concepto la riqueza de lo transexual, de lo trangénero y expresiones no conformes al género.
La identidad de género hace referencia a la experiencia personal de ser hombre, mujer o de ser diferente que tiene una persona mientras que la expresión de género se refiere al modo en que una persona comunica su identidad de género a otras a través de conductas.
Fuente: 20 minutos