VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

jueves, 3 de enero de 2008

La paja en el ojo ajeno y la viga en el propio


“El PSOE en tromba contra los cardenales”, titula un diario conservador al referirse a la reacción que ha suscitado en las filas socialistas la movida teocon liderada por el trío de purpurados preconciliariares: Rouco, Cañizares y Carcía Gascó. Ya nos gustaría a muchos que el Partido Socialista arremetiera con firmeza, claridad y razones –que sobran- contra la sarta de infundios y manipuladoras intoxicaciones que invocaron los prelados en el acto promovido contra el PSOE, con el pretexto de convocar a los católicos en defensa de la familia.
¿Qué familia? ¿La que amparan los Legionarios de Cristo? Alguien debería recordar que entre los impulsores de la concentración de Madrid estaba la Legión de Cristo, cuyo fundador, el sacerdote mexicano Marcial Maciel, acusado de abusos sexuales y pedofilia, fue "invitado" en mayo de 2006 a retirarse a "una vida reservada de oración y penitencia y a no cumplir con su ministerio público”, por resolución expresa del Papa Benedicto XVI, "después de estudiar cuidadosamente los resultados de una investigación" del departamento doctrinal de la Santa Sede. Beligerante iglesia Tampoco estaría de más entrar en tromba, en efecto, y preguntarnos si esta beligerante iglesia que dice defender a la familia es la misma que en Argentina ha visto cómo se imponen durísimas condenas a sacerdotes católicos que fueron cómplices de los uniformados torturadores y que se valieron de su condición de religiosos a la hora de aplicar tormento a los que luego desaparecían y cuyos bebés eran raptados y entregados a “familias de orden”. Abusos sexuales… Por no hablar de esas diócesis católicas de EE.UU que han tenido que hipotecarse de por vida para afrontar las cuantiosas indemnizaciones fijadas por los tribunales. Millones de dólares para resarcir a fieles que sufrieron abusos sexuales cometidos por eclesiásticos, en un goteo interminable de casos de pederastia en los que están incursos hasta miembros de la jerarquía católica. Hay argumentos de sobra Hay razones para entrar en tromba, claro que las hay. Las apuntadas y muchas más. Argumentos de sobra para proclamar que quienes más vociferan y se rasgan las vestiduras son quienes más prudente y respetuosamente deberían hacerse oír, por aquello de la paja en ojo ajeno y viga en el propio. Frente a una cúpula de la Iglesia católica española que se ha declarado en rebeldía frente a la legitimidad y legalidad constitucional ya no valen paños calientes.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Foro ecuménico de encuentro para cristian@s de cualquier orientación sexual, unid@s contra la homofobia:

http://groups.msn.com/cristianosgays

PAZ Y BIEN