VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

jueves, 5 de febrero de 2015

Las Reinas Infantiles y la coronación del machismo



Ver cada año en las fiestas de nuestros pueblos la cantidad de concursos de Reinas Infantiles que consolidan el uso del abuso a una infancia saqueada en el respeto a sus identidades y de sus cuerpos diversos.

Las principales víctimas de este lamentable espectáculo son las niñas donde un mundo adulto pretende tiranizarlas al burka de la apariencia y de la belleza fisica, a la adopción de comportamientos esterotipados que no corresponden a su edad.

Probablemente este saqueo sea llevado a cabo por un concejal o concejala de igualdad del ayuntamiento de turno que coronará a la inocente cabecita con el sexismo y  el machismo más recalcitrante declarándola: ¡Reina de la Fiesta! por un puñado de míseros votos.

Estos paletos y paletas en representación de lo público pretenden normalizar el sexismo y el patriarcado, desde la mediocridad y la ruindad de aquellos que saben que por un lado se deben a leyes de igualdad de género en sus plenos, pero que en la calle siempre va bien eso de sentir el sudor del pueblo, de coger el pulso de una sociedad machista, sexista y cisexista, de la cual no quieren descabalgarse para que sus sombras electorales no se alejen, ni cojan carrerilla de sus miserias emocionales, que hacen honor a la frase de;  “¡Un acto machista! ¡Un voto!”, o 800 votos dependiendo de si el evento es masivo y lesivo a la dignidad de los menores.

Estos equipos de gobiernos piensan en una logíca perversa y omiten la coherencia moral y la responsabilida política de que están ahí para cumplir las leyes de un estado que promueve la igualdad entre sexos, la diversidad y de protección a la infancia ante los atropellos que se comenten con estos infantes. Niñas que son cosificadas y condenadas a ser valoradas  (y ahora tambien niños) por su belleza fisica y su capacidad de agradabilidad social.

Donde sitúan el interés superior del menor que en sus discursos vacios de contenido hacen gala como si de una operación de marqueting se tratara ?

En este grotesco espectáculo, en este caladero de votos han participado principalmente Coalición Canaria, PSOE y PP sin rubor alguno. Responsables politicos que deberían evitar a las hijas e hijos del pueblo el dolor y el mal trago de sentir que serán únicamente valoradas socialmente y queridas por su apariencia física, su docilidad y por adaptarse a las normas y expectativas impuestas al sexo y género asignado al nacer a las personas. Me imagino que sería mucho pedir a estos concejales y concejalas que dejen de participar de esta inmoralidad y menos ahora que vienen epocas electorales.

Malos tiempos para la inocencia cuando alcaldes y concejales animan a las niñas a participar de  actos de violencia simbólica e intintucional antes que protegerlas de la necesidad compulsiva de agradar, de ser exhibidas y de ser valoradas en un ideal de belleza esterotipado.

Recientemente en Francia, el Senado ha prohibido los concursos infatiles de belleza  a niños y niñas menores de 16 años, dentro de la nueva ley de Igualdad para los derechos de la Mujer; bajo esta nueva ley los organizadores de estos concursos se enfrentan ahora un máximo de dos años de prisión y a multas de hasta 30.000 €.  Curiosamente aquí en Canarias se enfrentarán a un aplauso abusivo, masivo y ofensivo de coronas y bandas, de risas y pirotecnias de quienes están dispuestos a minar la salud y la autoestima de estos menores. 

Para terminar propongo como alternativa una fiesta, un festival que consagre los derechos de la infancia, donde cada niña, cada niño sea respetado en su identidad, diversidad y en sus talentos, bien sea en lo musical, teatral, baile, etc. sin ánimo de competir, si no de compartir la virtud, el talento, la inteligencia, la sensibilidad, el arte y la poesía, donde todas y todos  se sientan acogidos y visibilizados, donde todos los cuerpos sean apreciados y reconocidos.

Esperemos que un día no muy lejano un mundo adulto sea capaz de acorger y de apreciar la diversidad, que nunca más tengamos que ver a un alcalde ni concejal poner la mugre corona del sexismo y del machismo en sus cabecitas por un puñado de míseros votos. En nuestra manos estan los corazónes del mañana. Que la mirada sea profunda, y que el sentimiento sea hondo para  que nadie se sienta excluid@ de la fiesta de la vida, de la vida en igualdad.  
Julio Concepción