VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

viernes, 20 de febrero de 2015

Transexuales elevan quejas a la Junta por no desarrollar la 'ley trans' en el ámbito sanitario

La Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera recopila protestas de usuarios de los servicios públicos de salud y denuncian que se les derive a la Unidad de Transexualidad e Identidad de Género de Málaga donde se les sigue sometiendo a evaluaciones psicológicas.
"Hay menores, adolescentes y adultos a los que se les está negando atención sanitaria en el marco de una ley en vigor. Es sangrante", lamenta su presidenta, Mar Cambrollé.
La consejera se comprometió en octubre a que a finales del pasado año estarían ya implantadas las medidas que desarrolen la ley aprobada antes del verano.
Este fin de semana ATA organiza las II Jornadas sobre Transexualidad en Andalucía, el primer encuentro dentro del nuevo marco jurídico.

No segregación y tratamiento en igualdad en el sistema sanitario público, dice la ley integral de transexualidad aprobada el pasado julio en Andalucía, con la libre autodeterminación del género y la despatologización como líneas fundamentales. Pero el procedimiento asistencial de atención a las personas transexuales en el sistema sanitario público andaluz no ha visto aún la luz, más de medio año después.
La Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA)-Sylvia Rivera está enviando a la Consejería de Salud de la Junta quejas de usuarios que se siguen sintiendo discriminados en este sentido. Su presidenta, Mar Cambrollé, denuncia "falta de voluntad política", "incumplimiento" de una ley "aprobada por unanimidad" y "falta de respeto a un colectivo al que se le miente de forma sistemática".
La consejera Sánchez Rubio se comprometió en octubre que a finales de 2014 estarían aprobadas las medidas del Gobierno para desarrollar la ley en el ámbito sanitario merced a una colaboración "estrecha" con las asociaciones y colectivos. ATA, una vez pasada esta fecha, registró el 22 de enero su propuesta de procedimiento sanitario asistencial. Hasta el momento, ni las quejas ni su propuesta han recibido respuesta. El gabinete de abogados con el que trabaja la asociación, que está recopilando las quejas de las personas transexuales, no descarta poner una demanda por incumplimiento de una prestación sanitaria de acuerdo a lo que marca la ley aprobada por el Parlamento. La asociación también acaba de poner en conocimiento del Defensor del Pueblo Andaluz la situación, a quien han dado traslado igualmente de las quejas ante una situación que califican de "sangrante".
De momento, en un reciente encuentro, el compromiso del gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS) pasó por trasladar a ATA que se había reunido con los jefes de Endocrinologia de los hospitales provinciales andaluces para comunicarles la obligación de atención y el establecimiento de un 'circuito' para la derivación a unidades provinciales endocrinológicas que sustituyera el vacío normativo específico en este sentido a pesar de la aprobación de la ley
Circular SAS

"De nuevo, nos mienten. Muchos médicos se niegan a la derivación o exigen informes psicológicos. Hay menores, adolescentes y adultos a los que se les está negando atención sanitaria en el marco de una ley en vigor. Es sangrante", lamenta Cambrollé. "A ningún ciudadano, cuando pide una prestación de servicio, se le manda a una unidad especial. No se está cumpliendo la ley, no hay voluntad política en cambiar el modelo de atención sanitaria que equipare a las personas transexuales en igualdad con el resto de la cudadanía", insiste, remarcando que habría que marcar el intinerario a nivel sanitario "al amparo de la ley", es decir, "que el médico de atención primaria derive al especialista, al endocrino si es para un tratamiento hormonal o al cirujano si es quirúrgico".
Cambrollé alude incluso a que durante un congreso de endocrinos el pasado otoño "cerraron filas para negarse a atender a transexuales y seguir derivando a la Unidad de Transexualidad e Identidad de Género de Málaga (UTIG)", según les han reconocido algunos endocrinos a determinados pacientes y en las que se basan las quejas elevadas a la Junta. Esa circunstancia fue puesto por ATA en conocimiento del viceconsejero de Salud, quien se comprometió a subsanar esa situación si fuera cierta y que ha tenido como resultado el mencionado 'circuito'. Cambrollé, como consta en la quincena de quejas que han recopilado y enviado a la Consejería, denuncia que "se siguen haciendo exámenes psicológicos a las personas para acceder a tratamiento hormonal o quirúrgico". "La UTIG debería desaparecer ya, porque la ley prevé una unidad de gestión clínica, pero no una UTIG", añade.
En estas quejas, a las que ha tenido acceso este periódico, se indica que las personas transexuales se están viendo en una situación de discriminación y segregación por identidad de género, prohibida en la ley integral, y que se estaría violando también el principio de proximidad al centro de salud, al que alude igualmente la ley. También se vería vulnerada la máxima de despatologización de la transexualidad, una idea que actúa como principio inspirador de la ley, ya que "en la UTIG de Málaga se sigue ofreciendo una atención patologizante, ya que la evaluación psicológica sigue siendo una condición necesaria para acceder a la atención en endocrinología".

La Junta dice que "se sigue trabajando"

"A día de hoy, los procedimientos y protocolos asistenciales siguen sin existir y desde esta Asociación no se ha recibido invitación de ninguna clase para participar en su necesaria elaboración", señala ATA en nombre de los usuarios que han elevado quejas, considerando "una necesidad urgente y absolutamente imprescindible para llevar a una correcta efectividad los derechos descritos" en la ley que aprobó el Parlamento.
La Junta, consultada por este periódico, afirmó a mediados de enero que "se sigue trabajando en el modelo organizativo del proceso asistencial" y que "en breve" habría novedades, sin que por el momento hayan dado a conocer dichas novedades más allá del compromiso incumplido de la consejera. ATA remitió en octubre una carta a la presidenta de la Junta, a la que se adhirieron cerca de 30 entidades sociales, políticas y sindicales, instando ya entonces "al pronto desarrollo de reglamentos, procedimientos y protocolos que hagan efectiva la Ley y para que no quede simplemente en una declaración de buenas intenciones o una operación de marketing, consistente en 'vender' avances que en realidad no se ponen en práctica".
"Apartar de la atención a personas transexuales a los 'profesionales' de la UTIG, que hasta ahora han sido perpetradores de una praxis inhumana y patologizante que, durante años, nos han tratado como 'enfermas y enfermos mentales', vejándonos, humillándonos y atentando contra nuestro honor, nuestra intimidad y despojándonos de forma sistemática de los mas importante en la vida de cualquier persona, nuestra dignidad", dijeron en la carta.

Encuentro sobre transexualidad

Por otro lado, ATA organiza este fin de semana en Sevilla las II Jornadas sobre Transexualidad en Andalucía, cuyo lema este año es#JuventudTransFormandoIgualdad. El objetivo es "promover entre los jóvenes andaluces valores democráticos de solidaridad, inclusión y una cultura de respeto a la identidad de género que favorezca la igualdad real del colectivo de personas trans y la erradicación de la transfobia".
Las jornadas se desarrollarán mediante una serie de ponencias donde se tratarán temas como la legislación vigente en Andalucía, la sexualidad en identidades trans o el impacto social y jurídico de la transexualidad, así como el desarrollo, ajuste psicológico e identidad sexual en los menores trans y su situación en el estado español, ha informado ATA en un comunicado. 
El encuentro, que posee "una mayor relevancia al realizarse dentro del nuevo marco jurídico" que representa la ley integral, está subvencionado por el Instituto Andaluz de la Juventud y se desarrollarán en el Albergue Inturjoven. El acto inaugural, que tendrá lugar el viernes 20 a las 18.30, contará con la presencia de representantes de la administración local y autonómica así como representantes de todo el arco político y sindical andaluz. Tienen confirmada la participación Raúl Perales, director general del IAJ, representantes de los grupos municipales del Ayuntamiento de Sevilla (Beltrán Pérez en representación del grupo popular, Juan Espadas por el PSOE y Josefa Medrano por IU). Tambien asistirán Alba Doblas (diputada de IULV-CA), Daniel González (coordinador de ALEAS IU), Pilar Távora (PA), Lucía Márquez (Izquierda Abierta), Rosa Bergés (CCOO Andalucía) y Soledad Ruiz (UGT Andalucía).