VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

martes, 24 de febrero de 2009

Diez años y 200 operaciones

Andalucía fue la primera comunidad en financiar la atención integral a las personas transexuales
F. ARTACHO / O. CARBALLAR - SEVILLA - 23/02/2009 23:30
Si Bibiana Montoya no hubiera nacido en Andalucía, probablemente hoy seguiría teniendo genitales masculinos. "O me habría suicidado, porque no tenía dinero para operarme", reflexiona. Andalucía fue la primera comunidad en financiar la atención integral a las personas transexuales. Y Bibiana, en mayo de 2000, una de las primeras en beneficiarse de una operación de cambio de sexo en la sanidad pública, cuyo coste en la privada asciende a unos 30.000 euros.
Se cumplen ahora 10 años del mayor logro del colectivo transexual, una asignatura aún pendiente en el resto de España. Sólo Madrid, hace dos años, se sumó a Andalucía en la implantación de unidades de identidad de género y en asumir esta prestación. En 2007, el Consejo Interterritorial aprobó la inclusión del proceso transexualizador en el Sistema Nacional de Salud. Pero la falta de unidades de referencia en todo el territorio dificulta la atención.



En Andalucía, las quejas enviadas en 1998 por las activistas Rosa Pazos y Kim Pérez al Defensor del Pueblo, José Chamizo, fueron el origen de un informe de 19 folios donde el Defensor recogía la dura realidad de la transexualidad. Un año después, el 11 de febrero de 1999, el Parlamento andaluz, con la abstención del PP, aprobó una iniciativa que sería definitiva para que el Servicio Andaluz de Salud asumiera los gastos derivados del proceso transexualizador: tratamiento psicológico y hormonal e intervención quirúrgica. "Se hizo justicia por fin a la represión sufrida por todos los mariquitas andaluces durante siglos", afirma Kim Pérez. Casi no tuvieron tiempo de asimilar lo que estaban logrando. Meses más tarde, se creó la Unidad de Trastornos de Identidad de Género, en el Hospital Carlos Haya de Málaga.
"Siempre me sentí mujer, pero la operación me cambió la vida, y los dos años en tratamiento psicológico me ayudaron muchísimo a conocerme", explica Bibiana Montoya, almeriense de 52 años. Según la Consejería de Salud, la sanidad andaluza ha atendido en este decenio a 700 pacientes y ha realizado 219 procedimientos quirúrgicos, entre cirugía genital de reasignación de sexo la mayoría, feminizante y mastectomías extirpación de mamas.
Reivindicaciones
El colectivo transexual en esta comunidad, representado mayoritariamente por la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA), se siente "orgulloso" de la iniciativa pionera del Gobierno andaluz. Pero 10 años después, considera que las prestaciones sanitarias se han quedado algo obsoletas.



La principal reivindicación de ATA es el aumento del número de especialistas para reducir la lista de espera de unas 150 personas y los tres años de media a veces hasta siete que distan entre el inicio del tratamiento hasta el quirófano, en el caso de aquellas personas que deciden culminar el proceso con la reasignación de sexo: un 20%, según ATA.
Mario nombre ficticio lleva esperando más de dos años para someterse a la operación. "Y la espera podría haber sido mayor si no recurro a la sanidad privada para hacerme las operaciones parciales", aclara. Para adelantar los plazos, este sevillano de 26 años pagó 3.800 euros para realizarse la mastectomía. Su transformación comenzó a los 18 años. "Estuve unos dos años con el tratamiento psicológico, algo excesivo", cuenta. Su visión contrasta en este aspecto con la de Montoya, que considera el plazo adecuado porque el cambio "no es una moda, es para toda la vida". Entre una y otra historia han transcurrido 10 años con importantes avances sociales.
No obstante, Kim Pérez apoya la tesis de Mario. "El psicólogo no puede ser una figura que autorice, sino que supervise, se tiene que ver como un aliado, no como juez", explica. Mario lo tuvo claro a los 16, cuando se vio reflejado en la historia que relataba un transexual en televisión.
Ampliación de servicios
Otra de las reclamaciones de ATA es la ampliación sanitaria con servicios como la mamoplastia implantación de senos, dermatología o la intervención para la adaptación de la voz. Éstos sí están cubiertos por la sanidad madrileña, cuya unidad está repartida entre el Ramón y Cajal y La Paz. Según la Comunidad de Madrid, 23 pacientes han iniciado ya la cirugía de reasignación de sexo, la mayoría de femenino a masculino, como en Andalucía.
Hace unas semanas, el colectivo andaluz manifestó sus reivindicaciones al viceconsejero de Salud, Enrique Cruz, que se comprometió a estudiarlas una a una.

3 comentarios:

kuitina dijo...

Bueno ya que dices que a pesar de la abstención del PP se hizo la unidad de genero en andalucia, pues digamos tambien que en madrid la unidad se creo gracias al PP, no se porque causa la crearon si por tener votos o no se que, pero ya esta bien de decir que el PP esta en contra de tod@s nosotr@s, tengo amistades en madrid y vaya la envidia que tengo de algunas cosas de la unidad de allí, osea que vamos a protestarles a nuestros politicos sea cual sea el partido politico y que la de aqui sea igual que la de Madrid.

Anónimo dijo...

En la noticia lo único que se dice es que el PP se abstuvo. Eso fue una realidad, igual que se dice que en Madrid la cosa está muy bien.

La noticia no es nada tendenciosa y es un análisis muy bueno. Si eres del PP, pues tienes que saber que tu partido no voto la normativa y punto.

Anónimo dijo...

Eso es solo para conseguir votos, no cuestión de partidos, porque aunque seamos minoría, ellos saben que tenemos familia, parejas, amigos, y sumando todo eso son muchos votos.

Aunque muy mal que el PP no votara a favor, qué querían que acabáramos siempre en la calle para comerles a ello los miembros, o mejor dicho ellos a nosotras....