VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

sábado, 4 de febrero de 2012

Nova: "Quise mostrarme como siempre quise ser: una mujer"

"Hay que visibilizar la transexualidad. Dejar de asociarla a una patología, educar desde la escuela, y evitar la exclusión y la marginación a la que muchas nos hemos visto expuestas", comenta Nova en una entrevista exclusiva con Universo Gay.


Nova nació un 3 de noviembre en Madrid en un cuerpo de niño, bajo el nombre bautismal de Ricardo. Tras una infancia y adolescencia lena de discriminación y rechazo por ser diferente, comienza su carrera como transformista. Con 16 años, y bajo el nombre de Richy Bastante, graba sus primeras maquetas y comienza a dar forma a sus sueños. Así fue recorriendo discotecas de España y platos de televisión interpretando sus primeras canciones. Consiguió alcanzar popularidad por su ambigüedad y su discurso de lucha por la libertad y reivindicación. Cumplidos los 17 años, decidió comenzar a cambiar su cuerpo para convertirse en mujer. En diálogo con Universo Gay, Nova nos cuenta cómo fue viviendo las distintas etapas de su vida hasta llegar a la actualidad. 


-¿En qué momento decidió comenzar con las operaciones para estar acorde con tu identidad?

Con 17 años comencé mi terapia hormonal, tras llevar años intentando dar el paso de convertirme en mujer. En esa época me ganaba la vida como transformista, bajo el nombre de Richy Bastante. Ya entonces estaba metida de lleno en el mundo de la televisión y el espectáculo, y tras años de ambiguedad y miedo, me lance a la piscina y al ruedo mediático para contarle al país mi deseo de dejar atrás a ese chico, y darle el cuerpo y la identidad con el que soñaba desde que era un niño. Fue ahí cuando las televisiones y el público me dieron su apoyo, y pude ir costeando mis médicos y cirugías poco a poco, según evolucionaba como personaje y artista, y a su vez, daba forma a NOVA, ofreciendo a todo el mundo mi transformación a través de los medios de comunicación y creciendo como mujer.



- ¿Cómo fue y vivió ese proceso?

He pasado por muchas etapas, tanto buenas como malas. Destaco mucho lo dura que fue mi infancia y mi adolescencia. Tuve que dejar los estudios con 16 años, debido al acoso escolar que sufría por mi condición. Sin rumbo, sin nada claro, grabé mis primeras canciones, con las que en un ambiente más alternativo, pude reunir mi primer dinero como artista, y comenzar mi andadura por televisión, haciendo mis primeras actuaciones, contando mi experiencia, mis vivencias... Fueron años muy duros, hasta que decidí dar el paso. La situación social y familiar, así como la economía, no me permitieron dar el cambio antes. Pero con el dinero y la fama que me dieron en cada programa de TV, pude ir costeando todo lo que de otra manera, me hubiera llevado una vida poder conseguir, pues por aquel entonces la transexualidad no estaba tratada en la seguridad social, cosa que hoy, gracias a la lucha de colectivos LGTB y personas anónimas, es un logro ya alcanzado. 



-¿Qué sintió y como fue cuando obtuvo su documento nacional de identidad como mujer?

Me sentí realmente orgullosa. Ocurrió el año pasado. Cuando logré tener mi documentación, con mi nombre y mi sexo reconocidos legalmente, tras años de tanta batalla, respiré tranquila. Fue la guinda del pastel. Ha sido un proceso duro, doloroso, en el que puse toda mi ilusión y en el que derramé muchas lágrimas. Me sirvió también para demostrar públicamente, que a pesar de la imagen que pueda darse de mí en muchos programas de crónica social, yo llevaba años peleando por mis derechos y mi reconocimiento, pasando por todo tipo de psicólogos y trámites hasta no sólo alcanzar mi forma física, si no demostrar con papeles en la mano, tras todo el protocolo médico, que lo que realmente se escondía detrás de cada aparición en TV, era poderme mostrar al mundo tal y como siempre quise ser. Una mujer. Con mis defectos, y mis virtudes.



-¿Qué le parece que falta para lograr una mayor aceptación de la transexualidad?

Siempre digo y recalco que desgraciadamente la sociedad, va por detrás de las leyes. Se están consiguiendo grandes avances en los últimos años. Las mujeres y hombres transexuales podemos modificar el documento nacional de identidad sin necesidad de realizar la mal llamada operación de "cambio de sexo". Somos atendidos en el sistema de sanidad público, aunque no aún en todas las localidades españolas, lo cual sigue siendo un problema aún latente. Pero sobretodo, queda mucho trabajo social, cultural... Aún hoy día muchas chicas, de todas las edades, tienen que seguir recurriendo al comercio sexual, no por que lo deseen en muchos casos, si no por que el resto de vías continúan cerradas. Hay que visibilizar la transexualidad. Dejar de asociarla a una patología, educar desde la escuela, y evitar la exclusión y la marginación a la que muchas nos hemos visto expuestas. Aún queda mucho por hacer, pero poco a poco, se van consiguiendo metas y derechos, que hace escasos años, eran inalcanzables. El día que figuras como yo, dejemos de ser objeto de debate en televisiones, o motivo de noticia, será cuando realmente la transexualidad esté aceptada. Como cualquier otra cuestión humana.



- ¿Es un problema encontrar trabajo?

Por supuesto. Y quien diga lo contrario, vive una realidad paralela. Claro que existen casos de "normalización" pero son los menos abundantes. Muchas de nosotras y nosotros, tuvimos que dejar la formación académica para poder dar el cambio, para ser nosotros mismos, fuera de entorno familiar y con presiones añadidas muy duras y complejas. La transfobia en colegios e institutos es un problema terrible, que ha llevado a gente muy joven a problemas de suicidio y de depresiones clínicas severas, una angustia mantenida de la que es muy difícil escapar. Eso tiene que cambiar, pero desde la raíz. No podemos vivir en un país que utiliza el "progresismo de boquilla" solo para adornar una bonita conversación. Muchas personas transexuales siguen recurriendo a la prostitución como única vía, para sobrevivir en una sociedad que acepta mal lo diferente. Una sociedad que nos deja cicatrices muy difíciles de borrar, más crudas que las del propio bisturí.



-¿En qué ambito laboral mejor te desarrollas, dentro de lo que has hecho o quieras hacer?

Todo lo que vengo haciendo desde hace años es muy variado. Lo mismo he acudido a debates sobre transexualidad, que he grabado mis videoclip, o he acudido a entrevistas sobre mi persona, mis trabajos... No ha sido algo concreto. El mundo de la televisión me ha dado todo. Lo bueno y lo malo. Desde que me subí a un escenario con 16 años hasta ahora, no he echo más que trabajar y abrir vías. Mi última canción "Toda una mujer" fue producido por Loud (quien trabaja con La Prohibida, entre otros) y más tarde el desaparecido programa DEC de Antena 3, me produjo un videoclip precioso, que recorre en imágenes al ritmo de electropop, mis vivencias y testimonio de lo que a sido para mí llegar hasta aquí. Con esta canción competí por la canción del verano 2011 junto con "Amor" de GH en este mismo programa, y realicé diversas actuaciones por toda España, con las que también eran mis primeras canciones producidas en mi etapa como transformista. En el videoclip protagonizo un beso lésbico con otra transexual, Kelly Vogue (Personaje del famoso libro "El tercer sexo" de Guillermo Hernaiz). Con ese beso, que tanta polémica creo, quise mostrar, que identidad de género es una cosa, y orientación sexual, otra muy distinta.



-¿Qué proyectos o actividades actuales puedes contarnos?

Estoy colaborando para la web Miraquiencotillea en mi sección "Cita con Nova" dónde escribo cada 15 días artículos de opinión sobre diversos temas, de índole social y de cualquier otro carácter. Tengo proyectos encima de la mesa, pero hasta que no estén claros prefiero no decirlos. Siempre estoy abierta a nuevas oportunidades. Me encantaría trabajar en un programa de radio, tener una colaboración en tv... Eso sería algo que me encantaría. A veces me ha dolido mucho que sólo se cuente conmigo para polémicas que a fin de cuentas han contribuido mucho a que la gente no llegue a conocerme con totalidad, en toda mi esencia. Soy una mujer muy optimista. La vida me ha enseñado, que sabiendo esperar y confiando en una misma, todo es posible. Me encantaría participar en la segunda edición de "La Caja Deluxe". Me encanta el formato del programa y creo que una historia como la mía, podría ser una experiencia muy interesante.



-¿Cuál es tu su situación sentimental? ¿Eres sentimental, enamoradiza?

Vivo con mi marido Alejandro desde hace dos años. En Madrid. Nos hicimos pareja de hecho hace año y medio, y él ha sido algo importantisimo en mi vida. Con él he crecido mucho en todos los niveles. Es un chico que entiende perfectamente mi mecanismo de ganarme la vida, se mantiene al margen, pero siempre cerca, mostrándome todo su apoyo. Me quiere y lo quiero con locura, y es lo más importante de mi vida. El proyecto en común que tenemos juntos desde que nos conocimos en Cádiz. Soy muy sentimental, muy sensible, tanto con él, como en muchas facetas de mi vida personal. Con él, el sexo y el amor, han cobrado un sentido muy diferente. 

1 comentario:

TRANSEXDIVINAS, DE NOVA TRANSEXUAL dijo...

GRACIAS A ATA Y A MAR CAMBROLLE JURADO POR SER SIEMPRE TAN ATENTOS Y COMPARTIR MIS NOTICIAS!!!!

BESOS DE AFECTO Y GRATITUD!

NOVA