VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

lunes, 6 de diciembre de 2010

Lana Lawless, la campeona transexual a la que no dejan jugar al golf

Lana Lawless es una persona destacada en el mundo del long-drive. Destaca por su inusual pericia a la hora de ser campeona de una disciplina particular del golf que consiste en enviar la pequeña pelota con surcos lo más lejos posible, tanto como permita la fuerza del cuerpo, la técnica empleada con el palo que retoma los orígenes de este juego escocés.


La principal diferencia de esta disciplina del golf con el deporte que se suele ver en televisión es que en éste último gana el jugador que hace el recorrido del campo de juego con el menor número de golpes.

En 2008, Lana Lawless se convirtió en campeona del mundo de long-drive con un golpe que envió la bola a una distancia de 254 yardas (232 metros). Pero Lana Lawless también destaca porque nunca fue una mujer.

Se convirtió en mujer y deportista femenina gracias a una operación quirúrgica en 2005 porque se encontraba mal en su cuerpo y tomó la decisión de cambiar para disfrutar de su vida.

El problema de Lana no es su competencia deportiva, ni que sea la más efectiva en el long-drive, sino su transexualidad que en un país tan diverso y complejo como Estados Unidos le impide seguir cosechando triunfos. Un país que puede permitirse ver llorar y aceptar el arrepentimiento del ex número uno mundial Tiger Woods, por sus contínuas infidelidades que ahora todo el mundo ha olvidado, pero que es capaz de condenar a una transexual porque considera "impropio y amoral" su transformación.

Lana Lawless tiene ahora un problema, y no está relacionado con su físico. Es víctima de una discriminación por parte de la federación estadounidense de golf. Ésta le impide inscribirse a los próximos campeonatos del mundo de long-drive porque la legislación sólo permite participar a deportistas femeninas sólo si han nacido mujer.

Cabe preguntarse ¿por qué cuando Lana ganó el campeonato del mundo en 2008 ninguna autoridad impidió su participación hace dos años? Decidida a defender sus derechos, Lana Lawless ha decidido denunciar en un artículo publicado por el diario New York Times que quiere llevar a los tribunales la Liga americana de golf femenino (LPGA) y también a la Asociación de Long Drivers de América, que se ocupa de organizar los campeonatos del mundo y contratar a los patrocinadores.

"Gané el título mundial gracias al viento favorable y a mi técnica que he entrenado durante diez años. El proceso de conversión transexual ha provocado que pierda masa muscular y el tratamiento al que me he sometido ha bloqueado mi producción de testosterona y mis músculos se han atrofiado rápidamente. En siete meses he pasado de pesar 110 kilogramos a menos de 90 kilos, con lo que la transexualidad no es una ventaja para que ejercite ningún deporte", afirma Lana Lawless.

Policía de profesión, el golf siempre se le dio muy bien, tanto que hora quiere hacerse profesional y tomar parte en las pruebas de la LPGA en Estados Unidos.

En Europa, hace ya algunos años, se vivió este mismo caso con la australiana Mianne Bagger. De la misma manera que en el circuito estadounidense, la normativa del LET (Ladies European Tour) hablaba de la obligatoriedad de nacer mujer para jugar sus torneos, pero Bagger, de 37 años y radicada en Australia, había podido jugar el Tour tras la eliminación del precepto "Mujer de nacimiento" y la aceptación de las reglas del Comité Olímpico Internacional por parte del LET, que autorizaba a los transexuales a competir entre las mujeres.

Es ese mismo precepto el que alega Lana para poder participar en las pruebas del Circuito norteamericano que, de momento, no da su brazo a torcer. La deportista ha presentado una demanda federal en San Francisco ante el Tribunal Federal alegando que la norma de "Mujer al Nacer" infringe una ley de California sobre los derechos Civiles.

Lana ha demandado también a varios patrocinadores de torneos de la LPGA y a los organizadores del Concurso del Drive más Largo de América. "Yo soy, en todos los aspectos, legal y físicamente como cualquier otra mujer", dijo Lawless en un comunicado este pasado miércoles. "El estado de California me reconoce como tal y la LPGA no puede llegar aquí y organizar un torneo sin cumplir la ley, excluyéndome de esta manera".

Otros casos de transexualidad en el deporte
Otro ejemplo de transexualidad en el deporte fue el del danés Dane Mianne Bagger, que fue el primero en disputar un torneo del Circuito Europeo femenino de golf. Bagger, de 37 años y que vive en Australia, había podido jugar la clasificación gracias a la eliminación del precepto "Mujer de Nacimiento" y la aceptación de las reglas del Comité Olímpico Internacional, que autoriza a los transexuales a competir entre las mujeres.

La estadounidense Renee Richards (anteriormente Richard Raskind), fue la más famosa en el circuito de tenis de la década del 70, y la canadiense Micaela Demaresq, en el Mountain Bike, ha sido otra de las excepciones.

No hay comentarios: