VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

sábado, 20 de septiembre de 2008

Vergüenza por el perdón a la juez que se negó a inscribir una boda homosexual

El actual Consejo General del Poder Judicial ha vuelto a demostrar hoy que antepone sus prejuicios a la ley y el amiguismo a la justicia
La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales quiere hacer pública la vergüenza e indignación por la aceptación del recurso que levanta la sanción a la juez del Registro Civil de Denia, en Alicante. Laura Alabau quiso justificar su falta de profesionalidad y objetividad al no querer inscribir una boda homosexual con prejuicios e insultos al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Esta decisión del Consejo General del Poder Judicial se une a una trayectoria que muestra claramente cómo la homofobia y lo que es peor, los criterios moralistas y prejuiciosos, se anteponen a la jurisprudencia. No hemos de olvidar que fue el Parlamento, órgano elegido democráticamente que representa a toda la ciudadanía, el que aprobó los matrimonios entre parejas del mismo sexo.

El CGPJ está siguiendo la misma línea de actuación que ha mantenido desde el principio con un informe negativo sobre el matrimonio entre dos hombres o entre dos mujeres, al que comparaba con el casamiento entre una persona y un animal.

Antonio Poveda, presidente de la FELGTB, ha declarado que “esperamos que el próximo Consejo trabaje siguiendo criterios jurídicos y no desde el amiguismo hacia jueces que comulguen con sus posturas claramente ultraconservadores y ultracatólicas que además atentan contra la ley”.