VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

miércoles, 10 de febrero de 2010

Medio centenar de transexuales de Murcia esperan operarse

El endocrino Javier Tébar dice que el SMS incorporará "en breve" estas operaciones a su cartera de servicios

ANA GARCÍA La sanidad murciana incorporará "de forma inminente" las operaciones de cambio de sexo en su cartera de servicios. Así lo ha confirmado el doctor Javier Tébar, responsable de la Unidad de Trastornos de Identidad de Género del hospital Virgen de la Arrixaca, quien aseguró que "el Servicio Murciano de Salud (SMS) quiere que en breve se planifique la atención para la reasignación de sexo e incluirlo en los servicios que se prestan, para lo que estamos manteniendo contactos".Actualmente la Región de Murcia sólo ofrece tratamiento hormonal a través de la mencionada Unidad de la Ciudad Sanitaria, pero cuando llega el momento de la intervención, los pacientes tienen que costeársela en un centro privado. Hasta ahora sólo la sanidad pública de Andalucía -en un hospital de Málaga- y la catalana realizan estas operaciones, "lo que hace que la lista de espera sea increíble y llegue incluso a los cuatro años", puntualizó Tébar.Sin embargo, matizó que "esto no significa que las intervenciones se tengan que hacer en Murcia, porque se podría elegir un centro murciano o simplemente derivar a los pacientes a otra autonomía". A lo que añadió que "lo ideal sería tener dos o tres centros especializados en España y que Murcia concierte con ellos el servicio".
Tratamiento de hormonas
El responsable de la Unidad de Trastornos de Identidad de Género de la Arrixaca indicó que el proceso que realizan tiene tres fases: diagnóstico, tratamiento con hormonas y seguimiento, y que actualmente están hormonándose unos 40 pacientes. En el diagnóstico se siguen los criterios psiquiátricos y endocrinos para verificar que es un trastorno de identidad de género.Cuando se confirma comienza el tratamiento, hormonando al paciente en función del sexo que quiere conseguir. Javier Tébar destacó que desde el primer momento se pregunta al transexual qué nombre ha elegido para cambiarlo y así es como se le llama durante todo el tratamiento. Para esta fase, que se prologa durante dos años, el paciente debe firmar un consentimiento informado y "les decimos que comiencen a ahorrar para la operación y les recomendamos a los mejores cirujanos". El doctor Tébar resalta que durante el tratamiento con hormonas se van reafirmando porque aparecen los primeros cambios, pero también es necesario un seguimiento posterior a la operación porque "aunque ellos tienen claro que es algo que deben hacer es una situación muy dura".

No hay comentarios: