VIDEOS

CONOCENOS

DOCUMENTOS

PRENSA

lunes, 27 de julio de 2009

TRANSFOBIA, CAMUFLADA COMO INFORMACIÓN DE PROFESIONALES DE LA SALUD, EN INTERECONOMÍA TV





Mónica Montero Jurado, Lda. Psicología, miembra y psicóloga de Asociación de Transexuales de Andalucía, A.T.A.
El pasado mes ocurrieron cosas en un programa de una televisión privada (Intereconomia Tv) que deberían ser denunciadas ante los correspondientes organismos competentes para exigir una disculpa pública por los comentarios e informaciones allí vertidas. En dicho programa figuraban el presentador y dos invitadas. Una psiquiatra llamada Lucía Gallego y una psicóloga llamada Paloma …?. Más de un artículo de sus respectivos Códigos Deontológicos del Colegio Oficial correspondiente se pasaron por el forro las señoritas invitadas.

La psiquiatra (Lucía, sentada a la diestra del presentador) asegura por su parte que la psiquiatría tiene cura o tratamiento para la transexualidad a base de psicofármacos y psicoterapia como hace con cualquier otra enfermedad mental. Muy sabio este razonamiento, si señor. Una de dos. O conceptos como actualización de conocimientos y practicas simplemente no existen para ella. O peor, sabe que lo que está diciendo es falso, y lo hace con intención de dirigir la opinión de personas más incultas que ella y menos informadas sobre la transexualidad, en sentido negativo hacia las personas transexuales y los derechos que reclaman. Esto último tiene su nombre en el ámbito judicial y pienso que debe estar penado. Desde los años sesenta se puso nombre a un conjunto de síntomas que presentaba cierto grupo de personas que decían sentirse más ellas mismas en el rol opuesto a su sexo de nacimiento. Este es el síntoma principal y se llama DISFORIA DE GÉNERO (describe un sentimiento de malestar persistente por su sexo). El Síndrome de Harry Benjamin (SHB) sin embargo es algo mucho más complejo, y en estudio desde hace décadas por muchos profesionales de prestigio en todo el mundo. El tratamiento que los profesionales de la salud mental tienen para dicho síndrome no es ni mucho menos a base de psicofármacos, ni intentan cambiar la manera que una persona transexual tiene de definirse. Hay mucha literatura al respecto y aconsejaría a esta señorita que volviese a leer un poco de vez en cuando. No soy yo quién, una simple licenciada en Psicología, para ordenarle a esta señorita lo que debe de hacer, pero no está bien que una persona que se llama profesional haga oídos sordos y siga o publicite como ciertas disciplinas y métodos arcaicos y en desuso en la actualidad. Peor aún, si lo hiciese con intenciones políticas o de captación y/o adoctrinamiento religioso. Huele raro, muy raro. Y no sólo que se aferre a metodología en desuso es lo malo que se desprende de dicha afirmación (Artículo 18º), sino que además intenta desprestigiar a otros profesionales (psicólogos/as, psiquiatras, endocrinólogos/as y cirujanos/as varios) que actualmente atienden a las personas transexuales, para ayudarles en su proceso de reasignación de sexo, cuando afirma que para tratar la transexualidad es mejor la práctica que ella promulga y “no atentando contra la integridad física de la persona, que en este caso es lo que se pretende” según dice ella literalmente en la entrevista (Artículo 22º). Su Colegio Oficial de Médicos debería decirle algo al respecto señorita Lucía, pues aunque estos artículos pertenecen al Código Deontológico de Psicología, estoy segura que existen con contenido similar en el Código Deontológico Médico.

Apuntar sobre esto, que si bien hasta el año 1990 la Organización Mundial de la Salud no descatalogó la homosexualidad como trastorno psiquiátrico, no significó que a partir de entonces dejase de serlo, sino que nunca lo fue realmente (la Asociación Americana de Psiquiatría ya lo había hecho en 1973) y a partir de ese momento se reconoció de esa forma, eso significó. Lo mismo significará cuando la Organización Mundial de la Salud haga lo propio con la transexualidad, las personas transexuales no son enfermas mentales, sino una expresión más de la diversidad evolutiva de la naturaleza. Y quiero aprovechar para resaltar el hecho de que en el caso de la homosexualidad hablamos de ORIENTACIÓN SEXUAL (atracción sexual por su mismo sexo; atracción sexual por el sexo contrario; atracción sexual por ambos sexos), y en el caso de la transexualidad hablamos de IDENTIDAD DE GÉNERO (percepción que la persona tiene de sí misma como hombre o como mujer), concepto este último que no tiene que ver con el anterior ni con el de SEXO GENÉTICO o BIOLÓGICO (XY, XX). Conceptos estos tres, que son independientes pero se combinan dando lugar a la diversidad que tanto da que hablar últimamente.

La psicóloga, señorita Paloma, sistémica, pero muy poco puesta en temas de identidad de género y anclada también en nuestro pasado más reciente (unas décadas, poco más), comienza haciendo mofa de las peticiones de algunas personas transexuales que acuden a su consulta (dice ella), a por un informe “como quien pide una pizza”. El comentario por sí solo ya humilla y veja bastante, pero soy capaz de mantenerme como Gandhi, en calma, sin violencia verbal siquiera, pero firme en mis convicciones y reclamaciones moral y legalmente reconocidas. Esas personas acuden a usted con un problema, no a pedir una pizza, ni mucho menos, no pierda el respeto hacia las personas transexuales. Usted señorita Paloma también debería recibir de su Colegio Profesional algún tipo de amonestación o apercibimiento por este tipo de comentarios inútiles y dañinos. Pero es que no se dio por satisfecha con este tipo de afirmaciones, sino que hizo al menos un par de ellas más, que también suponen un insulto a la inteligencia de muchas personas con dignidad, y que no fueron vertidas como una opinión sino como una afirmación cierta. La primera de ellas dice: “evidentemente el cambio de sexo no existe, uno nace con el sexo definido, eh, y tampoco es una cosa que se decide, ni por deseo ni por gusto”; y justo a continuación prosigue: “y está comprobado que en la mayoría de los casos hay un factor externo que es fundamental, que es el clima educativo familiar, que influye sobre todo en el intervalo lo que es entre los 6 y los 12 años”. Cuando alguien camina cerca, pero fuera de la Psicología, se le llama Parapsicólogo y no es una ciencia como sabemos. Algo así parece lo anterior, un empeño en mantener creencias y teorías caducas y faltas de vigencia científica en la actualidad. Sólo se me ocurren las mismas explicaciones a esta actitud, empeñada en mantener como ciertas afirmaciones totalmente falsas, de la señorita Paloma, que en el caso de la señorita Lucía. O un desconocimiento casi absoluto de la temática de la que hablaba, o alguna intención oculta con fines probablemente políticos o religiosos, aprovechando la incultura o desinformación de parte de la audiencia. Una profesional no debería prestarse a este tipo de montajes según el Código Deontológico del Colegio Oficial de Psicólogos/as (Artículo 31º).

En cuanto al presentador, no mucho que decir. No sé ni lo que me provoca verlo y oirlo. Cuando intenta hacer un resumen provechoso, de lo que resultó ser un programa de divulgación de información falsa al fin y al cabo, va y suelta: “queridos amigos, alguien tenía que decirlo, el cambio de sexo no existe”. ¡Quién iba a decirlo si no! pensé yo, este tipo de afirmaciones solo puede venir de determinados ambientes, el ambiente que se respiraba en la globalidad de tan digno y democrático debate de ideas que supuso el programa. Para terminar remata, justo a continuación de lo dicho en el entrecomillado anterior: “el cambio de sexo no existe, pero por si acaso no estaban ustedes seguros de que esta asignatura llamada Educación para la Ciudadanía puede resultar devastadora (con cara de sufrimiento incluso) para sus hijos o nietos o niños y adolescentes, pues bueno aquí tienen de muestra un botón de lo que pasa, de cuáles son los fundamentos de esta legislación que habla del mal llamado cambio de sexo, porque no existe, hasta la semana que viene”. ¡Ah, bueno! ¡Pero si se trataba de eso! La asignatura dichosa, pero, ¿no hablábamos de transexualidad? Fundamentos los vertidos en el programa.

No queda otra que exigir una disculpa formal y pública por parte de los responsables de la emisión de este programa. Si no sucediese así, alguien con debido conocimiento debería tomar medidas legales para poner en conocimiento de las autoridades este tipo de emisiones tránsfobas que inducen, más pronto que tarde, más discriminación, violencia verbal y física sobre un colectivo que empieza a respirar y latir poco a poco luchando por sus derechos.


ARTÍCULOS DEL CÓDIGO DEONTOLÓGICO DE PSICOLOGÍA

Artículo 18º
(II-De la competencia profesional y de la relación con otros profesionales).- Sin perjuicio de la legítima diversidad de teorías, escuelas y métodos, el/la Psicólogo/a no utilizará medios o procedimientos que no se hallen suficientemente contrastados, dentro de los límites del conocimiento científico vigente. En el caso de investigaciones para poner a prueba técnicas o instrumentos nuevos, todavía no contrastados, lo hará saber así a sus clientes antes de su utilización.

Artículo 22º (II-De la competencia profesional y de la relación con otros profesionales).- Sin perjuicio de la crítica científica que estime oportuna, en el ejercicio de la profesión, el/la Psicólogo/a no desacreditará a colegas u otros profesionales que trabajan con sus mismos o diferentes métodos, y hablará con respeto de las escuelas y tipos de intervención que gozan de credibilidad científica y profesional.

Artículo 31º (III-De la intervención).- En los casos en que los servicios del/la Psicólogo/a sean requeridos para asesorar y/o efectuar campañas de publicidad comercial, política y similares, el/la Psicólogo/a colaborará en la salvaguardia de la veracidad de los contenidos y del respeto a las personas.

Mónica Montero Jurado, Lda. Psicología, miembra y psicóloga de A.T.A.

Noticia relacionada: http://www.youtube.com/watch?v=A_I3TI3BsqM

5 comentarios:

Raúl Solís dijo...

Muchas Gracias Mónica. Nadie mejor que tú para callad este tipo de comentarios, más propios de otras décadas que de esta. Podíamos mirarlo, lo del tema jurídico, ya está bien que este tipo de ataques les salgan gratis, a esta panda de retrógrados.
Un saludo, y gracias por decir lo que a nosotros no se nos hubiera ocurrido.

Anónimo dijo...

Pero éste qué canal es?? ésto de qué época es?? no me lo puedo creer!

Parece un montaje el video, desde luego que no tienen ni idea las dos tipas de nada de lo que dicen.

Lo mejor que podrían hacer es dedicarse a vender Avon.

Marcos ATA

Anónimo dijo...

bueno estoy alucinando con todo lo que esta pasando, ayer un amigo me dijo que mirara un blog de tematica gay hablando de este mismo tema, y me dice mi amigo que mirara uno de ellos lo que decia de las mujeres trans, aju ke miedo como esta todo, mirar sobre todo el comentario nº 25 y ese personaje llamado juacons: http://www.ambienteg.com/integracion/en-intereconomia-nos-llaman-enfermos#blog-comments,
mira que hay intolerancia para este colectivo eh?, que esta pasando?

metabolic dijo...

Enhorabuena por el comentario a este fatídico vídeo. Bueno, vídeo no. Basura ideológica en formato duro.

Un saludo y gracias por decirlo de tal forma que yo no podría.

Lille Skvat dijo...

Excelente respuesta y muy necesaria. ¿Vuestra asociación no puede hacer algo para iniciar un proceso contra semejantes declaraciones?